El salmista que desdeña algunos salmos

El salmista que desdeña algunos salmos

- en Misceláneos
656
0
Desde hace unos días Jesús Adrián Romero ha estado subiendo a su canal de Youtube algunos videos reflexivos relacionados con un retiro espiritual que está realizando, aparentemente durante un mes. Si tú no has seguido sus enseñanzas de los últimos años puede que sus video-reflexiones te suenen novedosas, pero yo ya vi la mayoría y francamente mucho de lo que dice aparece en su libro “Adornando tumbas y matando profetas”. Pareciera que está aprovechando su retiro para remarcar a su audiencia lo que ya había dicho en “Adornando tumbas”. O por lo menos, esa es mi impresión hasta el momento.

El asunto es que ayer 14 de mayo Jesús Adrián subió una reflexión titulada: “¿Orar con los Salmos?” que te invito a que veas completo aquí:Si lo viste, notarás el desdén con que habla acerca de los Salmos imprecatorios de la Biblia. Los mira de menos y hasta te recomienda no orarlos. Con una musiquita “crea atmósferas” de fondo nos dice que mejor nos enfoquemos en el carácter amoroso y perdonador de Jesús. ¿Suena bien, no? ¡Vaya que sí!

Pero se equivoca.

Lamentablemente Jesús Adrián saca a relucir su pobre conocimiento hermenéutico ya que, en lugar de enseñarnos a interpretar los salmos imprecatorios a la luz de toda la Biblia, nos dice que no los usemos, que no sirven de mucho, que es mejor enfocarnos en Cristo y en su carácter perdonador. Ahora, yo no digo que esté mal decir esto, ¡debemos enfocarnos en el carácter perdonador de Jesús! ¡¡¡Amén!!! Pero el problema de su afirmación es lo que ya dije, que desdeña los Salmos imprecatorios.

Es que así son los progresistas cristianos. Para ellos hay pasajes bíblicos que deberían de desecharse. Bastaría con que leyeras “Adornando tumbas y matando profetas” para notar como desdeña ciertos énfasis bíblicos y hasta ciertos rasgos del carácter de Dios para que comprendieras que para él hay cosas que sirven y otras que ya no sirven para el mundo de hoy. Prácticamente contradice 2 de Timoteo 3:16-17. Ojo: cuando leas este texto recuerda que el Nuevo Testamento aún no había sido completado, es decir, cuando Pablo habla de la “Escritura” se refiere a todo el Antiguo Testamento. Incluyendo los salmos imprecatorios que Jesús Adrián desdeña. El texto dice:

Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar,
para reprender, para corregir, para instruir en justicia,
a fin de que el hombre de Dios sea perfecto,
equipado para toda buena obra.

Según este pasaje “toda la Escritura” incluye TODOS los Salmos y que TODOS los Salmos son útiles. ¿Útiles para qué? Para enseñar, reprender, corregir e instruir en justicia. ¿Y todo esto para qué nos servirá? Para que seamos hombres y mujeres perfectos, equipados para toda buena obra.

Pero Jesús Adrián deja entrever lo contrario.

Así que he aquí un salmista (si es que dicho término es válido hoy) diciéndonos que hay salmos que no debemos de usar. ¿Qué tal eso, ah?

Debo confesarles que a veces me da miedo hablar sobre Jesús Adrián Romero en mi blog o en mis redes sociales porque algunos de quienes me leen creen que yo tengo algo en contra de él. Y francamente no es así. Es por eso que me abstengo de publicar muchas cosas equivocadas que él enseña y me limito a solo algunas de las que hablo de vez en cuando.

Como tú sabrás, en semanas recientes terminé de publicar la serie: Adornando tumbas y matando profetas donde comparto mi reseña (en 6 partes) sobre su libro y donde él deja en claro sus convicciones sobre el progresismo cristiano. Si alguien quiere meter la cabeza en el suelo (dicen que los avestruces hacen eso) y no ver la realidad, ¡allá ellos! Pero, así como en la industria musical secular los artistas marcan tendencia en la cultura, también los artistas cristianos marcan tendencia, por lo menos, en la subcultura evangélica. Miles de jóvenes (y no tan jóvenes) siguen a Jesús Adrián Romero como referente de ministerio musical y hasta pastoral, ¡y he allí la importancia de saber discernir la verdad del error!

No me sorprendería que ante la crítica que suscite este video Jesús Adrián salga a enmendar en otro y así matizar lo que ya dijo. ¡Es que así es él! Con los progresistas uno nunca tiene en claro qué es lo que verdaderamente creen. Por eso te animo a que tengas MUCHO CUIDADO con los pastores, músicos o referentes espirituales que admires. ¿Por qué? Porque no todo lo que dicen va a acorde al pensamiento bíblico.

Para terminar, te voy a dejar dos artículos que publiqué hace un tiempo en mi blog y que presté del sitio Desiring God, de John Piper. En estos, Piper habla de los Salmos imprecatorios y explica por qué son útiles para el pensamiento cristiano y hasta cómo deben interpretarse a la luz del Nuevo Testamento. Como él afirma: “los escritores del Nuevo Testamento no huyeron tímidamente de los salmos imprecatorios. De hecho, parece que ellos los encontraron especialmente útiles para explicar la obra de Jesús y su significado para nosotros”.

Te invito a que leas Pensando y sintiendo los Salmos 9 y Pensando y sintiendo los Salmos 10 y de este modo percibas el especial aprecio que los primeros cristianos sentían por estos Salmos que muchas veces son malinterpretados, pero que contienen una riqueza espiritual disponible para el cristianismo de hoy.

Noel Navas.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podría interesar

Cómo traer los cantos de los cielos a la Tierra (Quinta parte)

Pasemos ahora a lo que el Nuevo Testamento