La música de adoración: el próximo campo de batalla (Primera parte)

La música de adoración: el próximo campo de batalla (Primera parte)

- en Misceláneos
626
0

Un artículo escrito por John Burton (1).

Satanás tiene un plan para infiltrar y contaminar el movimiento moderno de alabanza y adoración.

El primer pecado en el universo fue el orgullo, y el primer ser en pecar fue Lucifer, un arcángel que moraba en la presencia de Dios en el cielo. Los teólogos creen que Lucifer era el líder de alabanza en el cielo, delante de la presencia de Dios. Él era extremadamente hermoso y dotado con habilidades especiales. Tal como vemos en el pasaje de Isaías 14, Lucifer observó su propia belleza y sabiduría –tributos creados en él por el Señor– y decidió que levantaría su trono sobre Dios. Él tontamente declaró: “me haré como el Altísimo”.  CBN (2)

El Luciferianismo es un sistema de creencias que venera las características esenciales que se atribuyen a Lucifer. La tradición, influenciada por el gnosticismo, usualmente reverencia a Lucifer no como el diablo, sino como un libertador, un guardián o espíritu guía, o incluso como al verdadero dios opuesto a Jehová. Para los luciferianos, la iluminación es la meta suprema (Wikipedia).

Como alguien que pasa mucho tiempo de su vida con los audífonos puestos, incluso mientras escribo este artículo, con música de adoración ungida siendo bombeada a mi espíritu día y noche, este es un mensaje difícil de compartir. Difícil debido al hecho de que respeto enormemente la unción que reposa en mucha de la música de adoración de hoy y de antaño. Así que me preocupa que un artículo así siquiera sea necesario. La discusión más evidente debería señalar a la cultura malvada, inmoral y demoníaca en la que vivimos, y a la inmundicia en los medios de comunicación que la provocan. El argumento diría que es inapropiado atacar música que, comparándola con la otra, debería ser celebrada.

Concuerdo con que la mayoría de la música secular actual es ofensiva y es un hedor a la nariz del Señor. También estoy de acuerdo en que debemos motivarnos a inundar nuestras vidas con música verdaderamente ungida. Por años, mi receta para quienes han venido a confesarme sus luchas en su caminar con Dios fue que eliminaran toda música secular y se enfocaran en música de adoración piadosa. De hecho, fui tan lejos como pedirles que consideraran apagar incluso la música cristiana contemporánea (o cualquiera que ellos disfrutaran) y que tomaran una dieta tranquila de Vineyard (mi favorita) u otra música de adoración por un mes.

Sin temor a equivocarme, aquellos que adoptaron mi experimento reportaron un poderoso cambio, mientras que aquellos que no lo hicieron, continuaron luchando. La música de adoración ungida por el Espíritu Santo es más poderosa de lo que podamos darnos cuenta. Y esto también pasa con la música que Lucifer unge.

Hace poco, un artículo que escribí para Charisma Media fue compartido cerca de cincuenta mil veces. Los líderes de alabanza deben tomar una postura contra la homosexualidad apunta a la necesidad de santidad en los líderes de alabanza y fue un llamado a que ellos hicieran una declaración verbal en oposición al espíritu de la época. ¿Por qué esto es importante? Porque las posiciones morales y teológicas de nuestros líderes de alabanza impactarán directamente el avance del avivamiento y del Reino. Adicionalmente, el enemigo, tal como lo hizo al principio, está buscando seducir a esta generación para que sutilmente trastorne la música de adoración lo suficiente como para que lleve una unción distinta a la de Dios.

TRES FORMAS EN LAS QUE LUCIFER PUEDE INFILTRARSE EN LA MÚSICA DE ADORACIÓN

UNO: TEOLOGÍA.

Muchas personas creen equivocadamente que la teología del líder de alabanza no es importante. Se suele pensar que el pastor general es el vigilante de la teología de la iglesia local y que el líder de alabanza juega un papel inferior y solo de apoyo. Pero para comprobar que esto no es cierto, basta con echar un vistazo atrás, hasta hace miles de años, para ver que el Gran Vigilante, Dios mismo, fuera asaltado y su misión radicalmente dañada.

¡Cómo has caído del cielo, oh lucero de la mañana, hijo de la aurora!
Has sido derribado por tierra, tú que debilitabas a las naciones. Pero
tú dijiste en tu corazón:  “Subiré al cielo, por encima de las estrellas
de Dios levantaré mi trono, y me sentaré en el monte de la asamblea,
en el extremo norte. “Subiré sobre las alturas de las nubes, me haré
semejante al Altísimo”. Sin embargo, has sido derribado al Seol, a lo
más remoto del abismo.  Los que te ven te observan, te contemplan,
y dicen: “¿Es éste aquel hombre que hacía temblar la tierra, que
sacudía los reinos, que puso al mundo como un desierto, que derribó
sus ciudades, que a sus prisioneros no abrió la cárcel?”
Isaías 14:12-17

Lucifer, el líder de alabanza, no estaba unificado con Dios y la verdad fue violentada. Dios mismo simplemente no detuvo lo que ocurrió después:

Un tercio de los ángeles cayó con Lucifer.
Incontables millones de humanos arderán en el infierno que fue preparado para él después que fue expulsado del cielo.

La mala teología en tu líder de alabanza puede fácilmente guiar a muchos otros en la iglesia a sucumbir al engaño. ¿Por qué?

Se enalteció tu corazón a causa de tu hermosura;
corrompiste tu sabiduría a causa de tu esplendor.
Ezequiel 28:17.

La mezcla de orgullo y belleza puede ser extremadamente seductora. Creo que todos admitiríamos que hay líderes de alabanza a los que amamos absolutamente. Su música, su presencia en el escenario, su pasión es extremamente atractiva. Para aquellos que son verdaderamente humildes y piadosos, no hay ningún problema con eso. Sin embargo, para aquellos que abrazan teologías y sistemas de creencias anti bíblicos, su unción permanecerá, pero la fuente de esa unción cambiará. La música, presencia en el escenario y pasión serán tan relevantes como siempre, pero lo que esté guiando su adoración no será la verdad. La mala doctrina compromete la unción.

Te asustarías de cuántos líderes de alabanza (y pastores por supuesto) aprueban el oscuro acto del aborto. Otros han sido condicionados por doctrinas de gracia falsa, un supuesto “cristianismo gay”, prosperidad, teologías antropocéntricas y otras creencias.

Para muchos, la meta de la adoración es la experiencia, la iluminación. Llegar a otra esfera y experimentar lo sobrenatural no es malo, es bueno, siempre y cuando sea a la esfera correcta. Desafortunadamente, muchos quieren simplemente lo alto sin importar de qué unción provenga. Esa es la meta de Lucifer. Seducir con iluminación y engañar a las personas con lo que el líder de alabanza anti bíblicamente comprometido está ofreciendo.

Ellos conservan su “belleza”, la iluminación es poderosa y su atracción es intensa; sin embargo, su unción puede ser verdaderamente peligrosa.

Continuá leyendo la Segunda parte.

Notas:

(1) John Burton ha servido en el ministerio por más de 25 años, ha escrito 10 libros y es un colaborador frecuente de Charisma Magazine. Ha dirigido cursos en Casa Internacional de Oración (IHOP, por sus siglas en inglés) en Kansas City. Adicionalmente, ha plantado dos iglesias e iniciado dos movimientos de oración por la ciudad y una escuela de ministerio. Él y su esposa Amy tienen cinco hijos y vivenen Branson, Missouri, EE.UU.

(2) Tomado de: http://www1.cbn.com/inspirationalteaching/the-first-sin-in-the-universe

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podría interesar

Canciones escatológicas (Décimonovena parte)

10 razones por las que abandoné el dispensacionalismo.