Nancy Amancio, “Arrebato” y Mateo 11:12

Nancy Amancio, “Arrebato” y Mateo 11:12

- en Misceláneos
4211
0

Durante estos días la cantante Nancy Amancio está visitando El Salvador. El día de ayer, viernes 26 de enero, estuvo en entrevista en Mesías FM, una de las radios cristianas más escuchadas del país y allí habló de varias cosas, entre ellas, de la canción “Arrebato”. Así que en esta entrada quiero hablar de la canción y cómo el fundamento bíblico que ella dijo utilizar para justificar la letra está mal interpretado.

Antes permíteme decirte que yo escuché la entrevista completa de Amancio, desde las 5 pm estuve pendiente de Mesías FM y terminé de escucharla por ahí de las 7 pm. Francamente, al oírla hablar, me pareció una extraordinaria mujer. Quedé gratamente impresionado por su pasión por el Señor y su forma de hablar de su esposo y su familia. Sinceramente, creo que su fervor cristiano es ejemplar y algo que todos deberíamos imitar. En este sentido, lo que voy a escribir a continuación no es una crítica hacia su persona, sino hacia su letra y la malinterpretación que hizo al texto bíblico. Además, aprovecharé para hablar acerca de lo que bíblicamente significa arrebatar y cuándo sí y cuándo no es correcto hacerlo. Como verán, por más que Amancio quiera justificar su canción, no tiene sustento en la Escritura. Y como dije antes, este artículo no es nada personal. Simplemente quiero orientar a mis lectores a comprender un poco mejor el desatino detrás de este tipo de oraciones y de guerra espiritual.

En este link: https://goo.gl/kv6qxg encontrarás parte de la entrevista que Mesías FM le hizo a Nancy Amancio. Lo que específicamente dijo sobre “Arrebato” aparece desde el minuto 11 hasta el minuto 15. Por favor, escucha ese segmento para que compruebes que he transcrito sus palabras exactas. Aquí están:

“La canción de esta “Arrebato” que la gente… ha sido muy polémica de repente, ¿qué tanto que arrebata? ¡Que no sé qué! Óyeme, sí, y cuando dice que todo lo que el diablo me robó me lo tendrá que devolver. Entonces, la gente ataca, escribe, insulta y dice muchísimas cosas, a tal punto que yo tuve que llevar mi situación a Dios. Le dije: “Señor, yo estoy cantando “Arrebato” pero si te estoy ofendiendo, ¡perdóname! ¡Líbrame! ¡No sabía!”. Ahora, la pregunta es, ¿de verdad puedo arrebatar o no puedo arrebatar?… Aleluya… bíblicamen… ¡no!, ¡no!, ¡porque yo ya leí la Biblia!, ¡yo la leí! Pero a veces tantas voces te asustan y te espantan. Y yo agarré y me le llevé al Padre mi situación. De esos que dicen son muchos y su voz en muy ruidosa y necesito entender. Necesito que ahora me afirme lo que estoy haciendo. Y el Señor me llevó a la misma Palabra que yo había leído antes: “el reino de los cielos ha sufrido un violento ataque”, literalmente un asalto, “y solamente gente violenta, gente agresiva puede arrebatar”… aleluya… “lo que yo ya le entregué”. Ahora, me dijo, le pregunté: “Padre, ¿de verdad el diablo le puede arrebatar algo a la gente cristiana, a tus hijos?” Me dijo: “El diablo realmente no le puede arrebatar nada a mis hijos que yo les haya dado. Pero, el enemigo es experto en llevar a mis hijos al cansancio y son mis hijos que le ceden”. ¡Así! ¡Audiblemente me habló! Me dijo: “El diablo no tiene legalidad para arrancarle nada a mis hijos que yo les haya dado. Ahora, él si es un experto en llevar a mis hijos al cansancio. Entonces mis hijos le ceden, le ceden…” Entonces, ahora, cuando luego tienen las manos vacías tienen que entrar al campo enemigo a buscar lo que el diablo les robó. Porque era suyo, porque si a ti te roban un carro. “¡Ay! ¡Gloria a Dios! ¡Bendita sea la gloria de Dios que me robaron el carro!” Te vas a ir a la policía o a denunciar, vas a reportar su robo, ¿sí o no? ¡Lo normal! Bueno, “¡ah, no! Porque que yo no quiero nada que el diablo, ¿qué tiene el diablo en su mano que quiera yo?” ¿Cómo que qué tiene el diablo en su mano que quieras tú? Hablando del carro. Ahora, vamos a hablar… de un marido que Dios te entrega y ese marido decide caminar de espalda a Dios. Pero tú sabes que Dios te entregó ese esposo, tú no estás peleando por un marido ajeno… estamos hablando de un matrimonio de 20 años… y de repente ese hogar firme se está desmoronando. ¿Está en manos del diablo o de Dios? Está en manos del diablo porque se está desmoronando… ahora, porque está en manos del diablo, ¿tú no lo vas a ir a buscar? Tienes que pelearlo. ¿Por qué? Porque ese es el hogar que Jehová te entregó y tienes que pelearlo en el nombre de Jesús. Con sabiduría, tienes que llenarte de la autoridad de Dios. Debes decirle: “Diablo, vas a tener que soltar al esposo que Jehová me dio, me lo vas a tener que soltar porque no te pertenece. Mi casa y yo serviremos a Jehová. ¡Mi casa y yo…!” Porque es por la Palabra que tú haces guerra. No por capricho. ¡Es por la Palabra!… Entonces, a veces somos tan pasivos, tan permisivos y el diablo tomando fuerza… etc.”

Allí terminan las palabras que Nancy Amancio dijo en la entrevista en Mesías FM. Por lo tanto, primero me enfocaré en el texto bíblico en que ella se basó y a partir de allí tú mismo podrás decidir qué pensar de todo lo demás que dijo. El texto que ella usa de base para afirmar que es bíblico arrebatar las bendiciones al diablo dice:

Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora,
el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos
lo arrebatan. Porque todos los profetas y la ley
profetizaron hasta Juan.
Mateo 11:12-13.

¿Qué significa este texto? ¿Qué quiso decir Jesús cuando dijo “el reino de los cielos sufre violencia”? Y más específicamente, ¿qué quiso decir cuando dijo “y los violentos lo arrebatan”?

Para obtener la respuesta no tienes que interpretar a tu antojo el texto y decir, como dice Nancy Amancio: “¡yo ya leí la Biblia!, ¡yo la leí!” Francamente, yo le creo que ya la leyó, ¡pero la leyó mal!

¿Qué significa entonces Mateo 11:12? Bueno, vámonos al pasaje hermano que aparece en el evangelio de Lucas donde Cristo habló de lo mismo y verás que al revisarlo se comprende qué quiso decir en Mateo. Mira:

La ley y los profetas eran hasta Juan; desde entonces
el reino de Dios es anunciado, y todos se esfuerzan
por entrar en él.
Lucas 16:16.

¿Qué significa la expresión “el reino de los cielos sufre violencia” de Mateo? Significa que “el reino de Dios es anunciado” según Lucas. ¿Qué significa “y los violentos lo arrebatan” de Mateo? Según Lucas significa “y todos se esfuerzan por entrar por él”. Simple.

El siguiente cuadro te ayudará a entender mejor ambos textos:

CUADRO COMPARATIVO ENTRE EL TEXTO DE MATEO Y DE LUCAS

Mateo 11:12-13

Lucas 16:16

“Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora…” 

“… desde entonces…”

“… el reino de los cielos sufre violencia…”

“…el reino de Dios es anunciado…”

“… y los violentos lo arrebatan…”

“… y todos se esfuerzan por entrar en él…”

“… porque todos los profetas y la ley

profetizaron hasta Juan”.

“La ley y los profetas eran hasta Juan…”

Como puedes ver arrebatar bendiciones conforme enseña Nancy Amancio no aparece en el texto bíblico. Por lo tanto, el fundamento que utiliza para justificar su letra es el equivocado y, en consecuencia, no es bíblico arrebatarle bendiciones al diablo en oración porque la Escritura no enseña tal cosa por ningún lado. ¡Eso sí! El Nuevo Testamento sí enseña a “arrebatar”, ¿lo sabías? ¡Sí! ¡Enseña a arrebatar! El pasaje que nos invita a hacerlo está en la carta de Judas, y aunque no se refiere a lo mismo que Mateo y Lucas, nos muestra una forma de arrebatar que sí es bíblica. Mira:

A algunos que dudan, convencedlos. A otros salvad,
arrebatándolos del fuego; y de otros tened misericordia
con temor…
Judas 22-23.

Cuando Judas dice “a otros salvad”, no es que el creyente pueda salvar de sus pecados al incrédulo. No, eso solo Cristo lo puede hacer. A lo que se refiere es que cuando les predicas el evangelio y ellos creen es como que si tú los estuvieras salvando. Y por eso añade de inmediato que eso es arrebatarlos del fuego. ¿De cuál fuego? Obvio que del fuego del infierno.

¿Es bíblico arrebatar? Sí, pero por medio de la predicación del evangelio.

Como en otras ocasiones he dicho, el problema de la canción “Arrebato” es que te induce a orarle a Satanás, enfocarte en la persona equivocada mientras oras y exigirle que te devuelva bendiciones que “supuestamente” te ha robado. Vamos, la Biblia no enseña eso. Es más, hasta la misma Nancy Amancio lo reconoce. Ella dijo: le pregunté: “Padre, ¿de verdad el diablo puede arrebatarle algo a la gente cristiana, a tus hijos?” Me dijo: “El diablo realmente no le puede arrebatar nada a mis hijos que yo les haya dado… el diablo no tiene legalidad para arrancarle nada a mis hijos que yo les haya dado”. 

Por favor, sube a leer la transcripción de arriba o ve directo al video para corroborar que son sus propias palabras y notarás que Nancy Amancio se contradijo a sí misma ya que en “Arrebato” canta: “lo que me has quitado me lo devolverás con creces”. ¿En qué quedamos entonces? ¿El diablo roba o no roba? ¿Ah? En su canción deja entrever que sí y ahora en la entrevista dijo que el Señor le dijo “audiblemente” que no. ¿Qué pasó aquí señores?

Por último, usando el ejemplo de Nancy Amancio sobre un marido que le ha dado la espalda al Señor, si esto llegara a pasar, en lugar de orarle al diablo para que suelte a tu marido, ¡órale al Señor! ¡Clama por su salvación! Pero no le hables al diablo porque hacer eso es un rotundo disparate. Ahora, si él se ha apartado del Señor, vamos, además de interceder fervientemente por él, predícale el evangelio ya que, según Mateo y Lucas esa es la violencia del Reino, ¡eso es hacer violencia! Si al hacer esto resultara que tu marido responde positivamente y se vuelve al Señor, ¡allí sí! ¡Lo arrebataste! Pero no porque le oraste al diablo, sino porque clamaste a Dios y porque simultáneamente le predicabas.

¡Este es el tipo de arrebato que deberíamos procurar todos! No el que enseña Nancy Amancio, que, aunque lo hace desde una buena intención, dicha práctica no aparece por ninguna parte de la Escritura.

Noel Navas.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podría interesar

¡Ya está disponible el e-book: La Aventura de Componer!

Después de gestionar los permisos correspondientes ya está