Si le pasó a Hillsong, ¿no le puede pasar a tu equipo de alabanza?

Si le pasó a Hillsong, ¿no le puede pasar a tu equipo de alabanza?

- en Misceláneos
1196
3

Estaba hablando con una amiga que se congrega en una iglesia bastante grande aquí en la capital y aproveché para preguntarle qué proceso o qué dinámica empleaban para seleccionar a los integrantes del ministerio de alabanza.

—No, no hay proceso —Me dijo— Con dos meses que tengás congregándote y que tengás el talento, podés incorporarte al ministerio.

—¿En serio? —pregunté—. ¿No tienen filtros ni requisitos más que esos?

—¡Ah, Noel! —Me dijo con tono regañón— ¡Lo que pasa es que vos sos bien clavado con ese asunto.

Entiéndase “clavado” por demasiado estricto y riguroso.

Como vi que a mi amiga le incomodó mi pregunta, decidí cambiar de tema, no sin antes pensar dentro de mí que a eso se debían los rumores de un par de músicos de su iglesia que estaban en inmoralidad y uno que otro en «yugo desigual», pero igual seguían ministrando todos los domingos sin que nadie les dijera nada.

Si yo soy clavado con ese tema, entonces la Biblia es clavada con ese tema. Desde el Antiguo Testamento había requisitos para quienes servían en el templo y ya en el Nuevo Testamento, las propias cartas pastorales a Timoteo y a Tito, también nos hablan de requisitos para quienes sirven en la iglesia local. ¿Yo clavado? ¡Seee, como nooo!!!

En el artículo Hillsong, la iglesia evangélica que a través del rock e Instagram suma 2 millones de fieles, BBC Mundo relata el caso de Josh Canfield, ex integrante de la agrupación Hillsong New York y que fue relegado del ministerio de alabanza al confesar su homosexualidad. El artículo fue publicado hace un par de semanas, pero el caso ocurrió hace 5 años. En negritas algunas cosas que quiero resaltar de la nota:

«Para algunos, esto presenta una contradicción inherente: una iglesia comercializada ampliamente, con una marca contemporánea, pero que sigue siendo decididamente conservadora. Josh Canfield conoce está contradicción por su propia experiencia. Él se unió a Hillsong en 2008 y muy poco después se convirtió en vocalista de la iglesia.

En comparación con la iglesia de su juventud, Hillsong le parecía «osada». Cuando Canfield, que es gay, se sumó a Hillsong, todavía estaba lidiando con su sexualidad en el contexto de su fe. Mientras que la iglesia de sus padres era explícita en su postura la homosexualidad es un pecado, Hillsong no era tan clara. Sentía que «nadie iba a preguntar, porque nadie quiere preguntar».

Los sermones eran definitivamente positivos, me dice Canfield, llamando a los fieles a amar a los marginados, a los inmigrantes y a los pobres. «Pareciera que sencillamente se han olvidado de la comunidad LGBTQ», dice.

En 2014, Canfield apareció en el programa de telerrealidad «Survivor», y allí habló abiertamente sobre su sexualidad y su rol en Hillsong. Canfield le contó sus planes a los líderes de Hillsong en Nueva York, que le «dieron el visto bueno». Pero después de que los episodios empezaron a salir al aire y la historia de Canfield llamara la atención de los medios, el pastor principal, Brian Houston, «clarificó» la postura de Hillsong respecto a la homosexualidad.

En un blog publicado en el sitio web de Hillsong llamado «Do I Love Gay People» (¿Amo a los homosexuales?), Houston escribió «La palabra de Dios es clara» sobre la homosexualidad. «La iglesia Hillsong acepta a TODAS las personas, pero no apoya todos los estilos de vida», dijo.

«Para ponerlo en claro, no apoyamos un estilo de vida homosexual, y, por ello, no ponemos —a sabiendas— activamente a personas homosexuales en posiciones de liderazgo, ya sea con o sin sueldo».

La iglesia le pidió a Canfield que dejara su puesto como vocalista del equipo. Después de una serie de reuniones privadas con el pastor de Nueva York, Carl Lentz, Canfield decidió dejar la iglesia.

«Mi problema no es que Hillsong crea que la homosexualidad es un pecado; tener esa creencia es su prerrogativa», dice. «Pero el problema es que no están siendo completamente abiertos sobre sus creencias porque no quieren que esa gente se vaya. ¿Es mentir? En términos religiosos, ¿es un pecado por omisión?»».

Hasta allí el artículo. Las preguntas son: ¿qué pasó esa vez en Hillsong New York para que permitieran entrar a un cantante que al final confesó ser gay? ¿Por qué no detectaron que este joven venía luchando interiormente desde hacía bastantes años? En parte, la respuesta está en los filtros.

Cuando alguien se convierte en candidato para integrar un equipo de alabanza, el líder del ministerio y el pastor deben entrevistarlo. Deben preguntarle acerca de sus años en el Evangelio, indagar en si es genuina o no su conversión, preguntar sobre temas relevantes de la Biblia y, por supuesto, conocer a fondo su relación de noviazgo o matrimonio, si es que la tuviera. Incluso, hay que hablar acerca de temas de identidad y sexualidad. “¿En serio?”, dirá alguien. Sí, en serio. Así como está el mundo de hoy, hay que preguntarles a todos los aspirantes sobre todos estos asuntos. ¿Todos dirán la verdad? Esperaríamos que sí, aunque puede que uno que otro mienta con tal de no ser descalificado como candidato. Cuando ocurren esos casos, lo único que queda es orar al Señor para que nos ayude a ser muy agudos en la selección y no equivocarnos.,

Uno de los casos que, personalmente, me llama la atención cuando hablo con algunos integrantes de equipos de alabanza de otras iglesias, es darme cuenta de que se incorporan al ministerio sin siquiera haberse bautizado. Fíjate, el bautismo es una doctrina elemental del cristianismo y puede que si tú hicieras el ejercicio de preguntarles a todos tus cantantes y músicos: “Oigan, ¿quién de ustedes nunca se han bautizado?”, te sorprenderías cuando un par levanten la mano. Los casos más extraños —¡lo siento! No encuentro otra palabra—, es estar en una campaña evangelística en una iglesia local, y cuando se hace el llamado a recibir a Cristo un par de músicos pasan al frente para hacer profesión de fe. Pero, ¿no son del equipo de alabanza? ¿No llevan años sirviendo en la música? ¿Por qué pasaron al frente si ya eran cristianos? Cuando pasa esto… o de verdad no han nacido de nuevo o simplemente no han sido instruidos en las doctrinas elementales del cristianismo (la doctrina de la salvación, por ej.).

Yo no digo que quienes pretendan entrar al ministerio de alabanza deban poseer TODO el conocimiento teológico y doctrinal que existe, pero sí el suficiente como para que no les ocurra lo que le pasó al cantante Marty Sampson, por cierto, también de Hillsong. Tú conoces la noticia, se hizo viral a través de redes sociales. En semanas recientes confesó estar experimentando una crisis de fe bastante seria, al punto que la semana pasada se despidió del cristianismo. Él dijo:

«¿Cuántos predicadores caen? Muchos. Nadie habla de eso. ¿Cuántos milagros suceden? No muchos. Nadie habla de eso. ¿Por qué la Biblia está llena de contradicciones? Nadie habla de eso. ¿Cómo puede Dios ser amor y aún enviar 4 mil millones de personas a un lugar, todos porque no creen? Nadie habla de eso» (1).

Cuando yo leí la nota, lo primero que vino a mi mente fue: «¿En serio tienes todo este cúmulo de preguntas a esta altura de tu fe cristiana? Vamos, estas preguntas deberían haber estado resueltas… o antes de convertirte al cristianismo o durante tus primeros años, no cuando ya eres un director de adoración reconocido».

Ojo, con estoy no estoy diciendo que no sea legítimo cuestionarse todo esto, pero ¿a esta altura de su trayectoria como líder de alabanza ? ¿Qué tipo de discipulado le dieron o qué tareas no hizo como para preguntarse todo eso hasta ahora?

El año pasado sostuve una conversación con un director de adoración muy reconocido en Latinoamérica. Hablamos sobre un tema que yo tenía curiosidad y él gentilmente me atendió. El asunto es que al profundizar en el tema, ¡oh, sorpresa!, no me supo explicar la doctrina de la Trinidad. No te digo el nombre para no exponerlo ni dejarlo en vergüenza; sin embargo, allí anda con su banda tocando en cuanto concierto lo invitan a lo largo y ancho del continente. Cuando conversamos, yo pensé que había entendido mal su explicación, así que le volví a preguntar y, ¡otra vez!, no supo explicarme la doctrina de la Trinidad por lo menos de manera elemental. ¿Qué te quiero decir con esto? Que como iglesias estamos dejando subir a cualquiera a ministrar la alabanza como que si solo el talento vocal o musical bastara para tener el privilegio. Mis hermanos, los filtros están fallando o no se están implementando.

Insisto, yo no digo que los aspirantes a entrar al ministerio de alabanza deberían ser perfectos, pero sí vivir una vida recta e íntegra. Ni tampoco estoy diciendo que deberían salir graduados del instituto bíblico antes de dejarles pasar al frente, pero sí tener el conocimiento doctrinal elemental que les permita saber hacer defensa de su fe. Mi hermanos, hay que mejorar los filtros de incorporación de los aspirantes a integrar los ministerios de alabanza, si no se hace, entonces, no te sorprendas que te pase las que le ha pasado a Hillsong estos últimos años.

Noel Navas.

Notas:

(1) Tomado de: https://www.noticiacristiana.com/musica-cristiana/2019/08/lider-adoracion-hillsong-renuncia-fe-cristiana.html

3 Comentarios

  1. ¿Que más tendría que saber acerca de la doctrina de la Trinidad mas que el Padre, el Hijo y el Espiritu Santo son un mismo Dios?

  2. HECTOR (MX): Por ejemplo…

    1) ¿Son personas distintas o son una sola persona?
    2) ¿Ellos tienen personalidades diferentes o tienen una sola personalidad?
    3) ¿Es una sola persona y se manifiesta en modos (Padre, Hijo y Espíritu)?
    4) Si los 3 son Dios, ¿por qué Jesús dijo «el Padre es mayor que mí», dejando entrever que es inferior al Padre?
    5) ¿Sabes la diferencia entre la doctrina de la Trinidad y el modalismo?
    Etc.

    Si sabes responder acertadamente esas preguntas, entonces comprendes a cabalidad la doctrina de la Trinidad. Como ves, es más que decir que el Padre, el Hijo y el Espíritu son Dios.

    Saludos.

  3. Me parece muy importante el artículo. Me gustaría, si no es mucha molestia, que nos ayude a algunos a tener clara la doctrina de la trinidad, dando las respuestas de esas 5 preguntas, o dejando un link de una fuente confiable donde obtener esas respuestas.
    Muy agradecida.
    Que Dios le bendiga.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Lo que siempre quise y nunca pude decir sobre el don de profecía (Décimo tercera parte)

Esta es la última entrada de la serie