¡Sí, sí es tu trabajo!

¡Sí, sí es tu trabajo!

- en Misceláneos
1747
2


Mi opinión sobre las palabras de Juan Carlos Rodríguez.

Hace pocos días el sitio de Internet Cristianos Al Día publicó un extracto de la entrevista que un medio radial le hizo a Juan Carlos Rodríguez, vocalista y compositor de la agrupación Tercer Cielo. En dicho fragmento él dijo: “Pienso que el trabajo del músico no es enseñar teología, no es ser un maestro, si lo hace y tienen talento, ¡gloria a Dios! No, el trabajo es hacer canciones y escribir lo que Dios pone en nuestros corazones” (1).

Después de oír sus palabras pensé: “¿Con qué no es tu trabajo eh?”

Por esa forma de pensar es que la música cristiana en Latinoamérica está como está. Que aunque hay exponentes fieles a su llamado de proclamar la Palabra a través de sus canciones, no pasa así con la mayoría. Mientras los pocos velan que sus canciones reflejen la doctrina de la Escritura y sus convicciones cristianas, la mayoría se conforma con extraordinarios arreglos, melodías pegajosas e impresionantes sonoridades sacrificando las letras en pos de la emotividad y las sensaciones.

No creo que detrás de las palabras de Juan Carlos haya mala intención, pero cuando me entero de este tipo de comentarios solo puedo pensar que algo en el discipulado de los cantantes y músicos cristianos está fallando. Para empezar todo cristiano es un teólogo. Lo quiera o no todo seguidor de Jesucristo lo es. Porque si la teología consiste en el estudio de Dios y la vida cristiana, como la describió el Señor, consiste en “que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo a quien has enviado” (Juan 17:3) entonces la vida cristiana es una vida teológica.

En este sentido, las palabras del vocalista de Tercer Cielo no tienen fundamento. ¿Por qué? Porque todo el quehacer de un músico cristiano se deriva de su teología (sea buena o sea mala). Ningún cristiano está separado de su teología. Somos uno con ella.

Con esto no estoy diciendo que las letras de nuestras canciones deberían ser solo textos bíblicos o que solo deberían exponer las doctrinas fundamentales de la fe,  ¡bien por quienes lo hacen así! A lo que me refiero es que todo nuestro quehacer diario, en pensamiento, palabra y obras se deriva de nuestras convicciones teológicas. Es decir, sea cual sea el tema que el compositor cristiano aborde en sus letras, el amor a Dios, a la pareja, al prójimo, al medio ambiente, ¡o a su mascota!… inexorablemente se derivará de las creencias que haya decidido abrazar. Es decir, de su teología.

¿Con que no es nuestro trabajo eh? Pues Colosenses 3:16 dice lo contrario. Por favor lea con detenimiento lo que el apóstol Pablo escribió:

La palabra de Cristo habite en abundancia en vosotros.
Enseñaos
y exhortaos unos a otros con toda sabiduría.
Cantad con gracia en vuestros corazones al Señor,
con salmos, himnos y cánticos espirituales
Colosenses 3:16.

Si vuelve a leer el texto verá que lo que Pablo hizo fue relacionar la palabra de Cristo, la enseñanza, la exhortación y la sabiduría con el canto, los salmos, los himnos y los cánticos espirituales. Es decir, relaciona la enseñanza con las canciones y la educación con la música.

Toda canción es educativa en sí misma, todo cantante es un maestro en sí mismo.

Mire, si usted es compositor, músico o cantante y profesa la fe evangélica, ¡no tiene escapatoria! Su teología y sus letras están íntimamente ligadas. Son inseparables así como usted lo es de sus canciones.

Independientemente de que cante alabanza y adoración congregacional o que usted sea un solista que cante sobre la vida y el amor en escenarios seculares, como cantante cristiano su teología siempre está presente. ¡Y si está presente por default la está enseñando a través de sus letras! Como dijera Danilo Montero en la entrevista que le dio a La Aventura de Componer: “yo entiendo que la música es una gran herramienta de enseñanza, por lo tanto, lo que decimos debe ser teológicamente correcto” (2).

Así que amigos músicos… ¡sí, sí es nuestro trabajo enseñar teología!

Noel Navas.

Notas:

(1) Tomado de: http://www.cristianosaldia.net/index.php/Musica-y-Entretenimiento/Lider-de-Tercer-Cielo-dice-que-el-trabajo-de-los-musicos-cristianos-no-es-ensenar-teologia.html

(2) Tomado de: http://www.laaventuradecomponer.com/conversando-sobre-composicion/conversando-sobre-composicion-con-danilo-montero-segunda-parte/

2 Comentarios

  1. Arely Priscila Valero

    Excelente! 🙂

  2. Excelente artículo. Aportaría que si comprendemos a la teología como el «razonamiento acerca de Dios», luego, todo ser humano tiene una teología. Es decir, toda persona posee un planteamiento acerca de Dios, su existencia, su manera de revelarse y su intervención en la historia del Universo y la Humanidad… (Incluso los ateos tienen una teología)
    De ahí que toda expresión artística, no importa su autor, tiene un fondo teológico. O dicho de otra forma, la cosmovisión del artista siempre se verá plasmada en su obra ¡Gracias por seguir escribiendo Noel!

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

«Dos fases, una fase», el nuevo libro de Noel Navas. ¡Descárgalo aquí!

“El dispensacionalismo, tal cual lo conocemos hoy, en