Sicómoros y entrevistas

Sicómoros y entrevistas

- en Misceláneos
2746
2


ZaqueoSimplemente sigo el modelo de Zaqueo.

Hace unos meses le compartí vía email a Nestor, un primo que reside en Guatemala, lo contento que yo estaba de haber conseguido varias entrevistas de compositores de mucho renombre. Él me escribió: “Te invito a que leás Lucas 19 y a ver si encontrás lo mismo que yo”. Cuando leí el capítulo le respondí: “Cuando uno desea contactar a alguien importante y aparentemente es imposible… ¡Hay que buscar el Sicómoro más cercano!” Bueno, en esta entrada comparto con usted algunos Sicómoros que providencialmente he encontrado en el camino para poder realizar algunas de las entrevistas que he publicado a través de la serie: Conversando sobre composición.

Cuando Zaqueo, ese “chiquito, matoncito y ladroncito”, como lo llama mi hermano David, tuvo la intención de conocer a Jesús y vio que no podría conseguirlo, se las ingenió para que a pesar de su estatura aumentar sus posibilidades de entrar en contacto con el Señor. ¿Qué hizo? Se subió al árbol Sicómoro más cercano y desde allí observó pasar al Maestro. ¿El resultado? Ni siquiera tuvo que hablar, Jesús se le adelantó y le dijo: “Zaqueo, date prisa, desciende, porque hoy es necesario que pose yo en tu casa” (Lucas 19:5).

Yo creo que tengo la actitud de Zaqueo, en cuanto a entrevistas a compositores se refiere soy un buscador de Sicómoros. Claro, en mi caso personal no porque pretenda conocer a Jesús debido a que ande aquí por la Tierra ni mucho menos porque considere que los compositores que entrevisto son semejantes al Señor Jesucristo. ¡Para nada! Ellos son humanos, hombres de Dios, mortales iguales a nosotros. Pero creo tener la actitud de Zaqueo en cuanto lograr lo que me propongo cuando busco entrevistarme con alguien.

Aunque solo mis amigos cercanos o quienes me preguntan tienen la oportunidad de conocer lo que yo llamo “la aventura detrás de La Aventura” en cuanto a todo lo que tengo que pasar para conseguir las entrevistas, quiero compartirle algunas cosas que me han hecho reflexionar en que soy alguien que si me propongo algo hago todo lo posible por conseguirlo. A lo mejor hay una lección de vida detrás de todo esto para usted.

Sin afán de hablar mal de nadie y sin la intención de avergonzar a quienes han estado alrededor de los compositores que he entrevistado, permítame decirle que no todas las entrevistas que he realizado han sido fáciles. Seguramente usted ha leído algunas de las entrevistas que he mostrado a través de la serie: Conversando sobre composición que publico cada mes en el blog. Usted las lee y es bendecido; sin embargo, déjeme decirle que detrás de algunas de ellas me he llevado varias “achicadas”, como decimos en El Salvador. Por supuesto, no de parte de los compositores, sino de quienes han estado alrededor de ellos.

Imagínese: de entre más de treinta y cinco entrevistas que he hecho hasta hoy solo tres recuerdo con leve desagrado, je. ¡Gracias a Dios han sido pocas! Pero cuando se las he relatado a mis amigos, me dicen: “¡Vos sí que sos cuerudo!” Expresión salvadoreña que quiere decir: “¡Vos sí que aguantás!” Aunque nunca he compartido esto en el blog efectivamente algunas entrevistas han sido precedidas de: “¡Ya le dije que no puede hacer eso!” o “¡Apúrese a terminar sus preguntas!” Esto a pesar de haber acordado de anticipado realizar la entrevista y en muchos casos, acordado conversar prolongadamente. En fin, “Sicómoros indispuestos”, pienso yo.

Dios es testigo que nunca he respondido nada cuando en esas pocas ocasiones me han regañado. Nunca. Una vez le conté a un amigo una buena achicada que me habían dado antes de una entrevista y me dijo: “¿Y por qué te quedaste callado? ¡Le hubieras contestado su par de cosas!” Yo le expliqué que hacer eso no está bien, que la gente que está alrededor de los compositores me está haciendo un favor, que no tengo por qué exigir nada. Al final de cuentas siempre he conseguido las entrevistas y algunos de quienes me han regañado, hasta se han disculpado por tratarme mal. “Sicómoros enmendadores”.

A pesar de estas experiencias la mayoría de las entrevistas, algunas más difíciles de conseguir que otras, han sido gracias a la colaboración de “Sicómoros dispuestos”, tal como el que usó Zaqueo para alcanzar su objetivo de interactuar con Jesús.

La lista de buenos Sicómoros es larga, solo permítame compartirle algunas experiencias agradables de entre muchas “aventuras detrás de la Aventura”.

Los primeros que vienen a mi mente son mis amigos hondureños, Frank y Liza Mejía, quienes se convirtieron en mis primeros entrevistados de la serie Conversando sobre composición. Ellos hasta me hospedaron en su casa con tal que me ahorrara algunos dólares las tres veces que viajé a San Pedro Sula para entrevistar primero a Alex Martell de Raza for Christ en la sala de la casa un día a las 4:00 p.m. Después mostraron la misma hospitalidad cuando fui a entrevistar a Jaime Murrell a las 11:00 p.m. en un hotel de la ciudad luego de un evento organizado por CCI. Y una vez más se comportaron igual cuando me reuní a las 12:00 de la media noche con Milton Valle en un hotel en las afueras de San Pedro. La entrevista terminó a las 1:00 a.m. pero junto con Frank nos quedamos hablando con Milton y su esposa hasta las 2:30 a.m.

Alfredo Maravilla, de Instituto Canzion El Salvador, se ha comportado igual conmigo. Él contribuyó a conseguir la entrevista que le realicé a Bani Muñoz, también una de mis primeras entrevistas para la serie. Tan solícito fue que hasta me prestó su oficina durante una hora para conversar con él. Posteriormente me ayudó a entrevistar a Julio Melgar mientras éste andaba de gira por la ciudad de San Miguel, al oriente del país. A pesar del cansancio Julio me atendió a las 11:00 p.m. Y Alfredo fue tan generoso que no solo me incluyó como parte del equipo que andaba con Julio y su banda, sino que también se hizo cargo de varios tiempos de comida y hasta de conseguirme hospedaje.

Otro gran ejemplo que quiero mencionar ha sido Randy Durán, director de Instituto Canzion Costa Rica. Él ha sido quien más oportunidades me ha provisto para entrevistar a compositores que nadie. En uno de mis primeros viajes a Costa Rica me contactó con Rodrigo Montero, Marcelo Rojo y William Jiménez, aún lo recuerdo: fue en Septiembre de 2008. Esa vez estuve alrededor de 4 días en San José. Posteriormente en Enero de 2009 me ayudó a contactar a Saúl Morales y al grupo Esperanza de Vida de España (¡Por cierto allí tengo la entrevista guardada!) quienes andaban de gira por Costa Rica. En muchas de esas ocasiones Randy les habló de mí y hasta me anduvo llevando en su auto con tal de que pudiera realizar bien mi trabajo. La última rama que me extendió este gran Sicómoro fue para concretizar la entrevista que le hice a Daniel Calveti, que aunque la realicé en Guatemala, él desde Costa Rica le pidió a Daniel que me brindara la oportunidad de entrevistarlo.

Por último, alguien que se ha convertido en un gran Sicómoro ha sido Juan Carlos Hasbún, quien a través de su ministerio “Noches de alabanza” me ha ayudado a conseguir entrevistarme con Alex Campos y con Emmanuel Espinoza del grupo Rojo. De Alex Campos puedo decirles que esa vez que vino fui el único medio de comunicación a quien le dio entrevista y de Emmanuel Espinoza que conversamos 1 hora y 30 mns. sobre composición. ¡Un verdadero privilegio!

¿Lo ve? Las personas pueden ser como Sicómoros. Árboles que nos permiten entrar en contacto con personas que para nosotros son importantes. Por eso, mi más especial agradecimiento a todos aquellos que han colaborado conmigo en conseguir todas y cada una de las entrevistas. Como dije antes: la lista es larga. Pero les ofrendo mi agradecimiento a todos ustedes que generosamente han dispuesto sus ramas para yo apoyarme y entrar en contacto con estos compositores que tienen tanto que aportar a la vida de todos los que deseamos crecer en nuestra Aventura de Componer.

De mi corazón…

¡Muchas gracias!

Noel Navas.

2 Comentarios

  1. Ya conocía un poco las historias jeje, que bendición que Dios pone gente a tu lado para bendecirte.

    Cuando publicas la de esperanza de vida? Sinceramente no soy muy fan de su música pero según entiendo ellos tuvieron que empezar a componer por que llegaba muy poca música en esa región de España, eso es un testimonio impresionante

  2. papá Dios bendiga a esos sicómoros dispuestos que tanta bendición han traído a este espacio virtual.

    A petición considero que deberá publicar la entrevista realizada a la banda Esperanza de Vida para que sea sumada a la lista de entrevistas de Conversando sobre composición.

    Bendiciones, hasta la próxima.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Cómo formar doctrinalmente a cantantes y músicos

En la actualidad hay una gran necesidad de