Pensando y sintiendo los Salmos (Primera parte)

Pensando y sintiendo los Salmos (Primera parte)

- en Pensando y sintiendo los Salmos
1535
1


Serie sobre los Salmos, por John Piper.

John Piper es pastor de Bethlehem Babtist Church en Minneapolis, Minnesota. Un predicador respetadísimo por su pasión por la pureza del evangelio y el cristianismo verdadero. En esta serie, tomada del sitio en español de Desiring God (“Deseando a Dios”) y transcrita de 6 de sus sermones basados en los Salmos, Piper nos habla de la importancia de la renovación de los pensamientos y sentimientos en la vida cristiana. ¿Le gustaría sentir lo que los salmistas experimentaron cuando escribieron sus canciones? ¿Le gustaría conocer qué pasó por la mente de ellos cuando compusieron sus salmos? Entonces, únase a leer esta serie de 12 artículos donde se estudian 6 de las canciones más destacadas de la Biblia y aprenda a componer según el modelo del libro de los Salmos. En esta primera parte se nos habla del propósito del libro.

Canciones que moldean el corazón y la mente
Por John Piper.

Salmos 1:

¡Cuán bienaventurado es el hombre
que no anda en el consejo de los impíos,
ni se detiene en el camino de los pecadores,
ni se sienta en la silla de los  escarnecedores,
sino que en la ley del Señor está su deleite,
y en su ley medita  de día y de noche!
Será como árbol firmemente plantado
junto a corrientes  de agua, que da su fruto
a su tiempo, y su hoja no se marchita;
en todo lo que hace,  prospera.
No así los impíos, que son como paja
que se lleva el viento. Por tanto,
no se sostendrán los impíos en el juicio,
ni los pecadores en la congregación
de los justos. Porque el Señor conoce
el camino de los justos, mas el camino
de los impíos perecerá.

Lo que me gustaría hacer es, primero, explicar esta serie de mensajes que tendremos en las próximas semanas (Dios mediante) y por qué esta serie es importante. Segundo, indagaremos en el mensaje del Salmo 1. Tercero, trataré de ilustrar una de las formas en que este Salmo nos guía a Jesús, nuestro Salvador.

Los Salmos

El nombre de esta serie es “Pensando y Sintiendo con Dios”. Así que quiero tratar de explicar ese título y el propósito de la serie con tres observaciones acerca de los salmos en general.

1. Los salmos son instructivos acerca de Dios, el hombre, y la vida

Primero, los salmos fueron diseñados para instruirnos acerca de Dios, el hombre y la vida. Cuando leemos los salmos, se supone que debamos aprender cosas acerca de Dios y la naturaleza humana, y acerca de cómo debe vivirse la vida. Algunos poetas no buscan instruir la mente. Los salmos sí. Fueron diseñados para instruirnos acerca de Dios, el hombre, y la vida.

Uno de los puntos principales de este argumento (entre muchos, incluyendo el uso doctrinal de los salmos en el Nuevo Testamento, como Mateo 22:44), es que el Salmo 1 introduce todo el libro de los Salmos. El libro comienza en el Salmo 1:2: “¡… en la ley del Señor está su deleite, y en su ley medita de día y de noche!”. La palabra para ley es Torá, y el significado general para Torá es instrucción. En otras palabras, la palabra ley cubre todo el rango de la instrucción de Dios, no solo las ordenanzas legales. Así que todo el libro de los Salmos es presentado mediante un llamado a meditar en la instrucción de Dios.

Ahora añada la manera en que está estructurado el libro de los Salmos. Está dividido en cinco libros que comienzan con los Salmos 1, 42, 73, 90 y 107, y cada colección de salmos termina con una especie de doxología especial que demarca el final del cada libro. Desde los tiempos antiguos, estas cinco divisiones han sido un esfuerzo consciente para hacer que los Salmos sean paralelos a los cinco libros de Moisés (Génesis, Éxodo, Levítico, Números, Deuteronomio) que son generalmente llamados los libros de la Ley (1).

Así, cuando el Salmo 1, introduce los cinco libros del libro de los Salmos diciendo que los justos meditan en la ley del Señor “de día y de noche”, ello probablemente implica que estos cinco libros de salmos (y no solo los cinco libros de Moisés), son la ley del Señor, la instrucción del Señor que deberíamos considerar de día y de noche. Por tanto, por esta y otras razones, mi primera observación es que los Salmos fueron creados para ser instructivos acerca de Dios, y el hombre, y la vida.

Esto explica la palabra pensando en el título de esta serie de mensajes: “Pensando y Sintiendo con Dios”.

2. Los Salmos son canciones o poemas

La segunda observación es que los salmos son canciones o poemas. Ese es el significado de la palabra salmo. Fueron escritos para ser leídos o cantados como poemas o canciones. El propósito de esta observación es que la poesía, o la canción, tienen el objetivo de provocar y expresar los sentimientos del corazón. De aquí salió la palabra sintiendo en el título de esta serie: “Pensando y Sintiendo con Dios”.

Si usted lee los salmos solo buscando doctrina, no los estará leyendo según su esencia. Son salmos, canciones, poesía. Son musicales, y los seres humanos expresan la verdad con música y poesía para despertar y expresar emociones según esa verdad.

Una de las razones por la que los salmos son profundamente amados por tantos cristianos es que expresan una sorprendente serie de las emociones. Escuche esta lista de emociones que he cotejado.

1. Soledad: “Estoy solitario y afligido” (Salmo 25:16).
2. Amor: “Yo te amo, Señor, fortaleza mía” (Salmo 18:1).
3. Temblor: “Tiemblen en su presencia todos los habitantes del mundo” (Salmo 33:8).
4. Tristeza: “Pues mi vida se gasta en tristeza” (Salmo 31:10).
5. Arrepentimiento: “Afligido estoy a causa de mi pecado” (Salmo 38:18).
6. Contrición: “Al corazón contrito y humillado, oh Dios, no despreciarás” (Salmo 51:17).
7. Desánimo y turbación: “¿Por qué te abates, alma mía, y por qué te turbas dentro de mí?” (Salmo 42:5).
8. Vergüenza: “La vergüenza de mi rostro me ha abrumado” (Salmo 44:15).
9. Regocijo: “¡Y cuánto se regocijará en tu salvación!” (Salmo 21:1).
10. Admiración: “Obra del Señor es esto; admirable a nuestros ojos” (salmo 118:23).
11. Deleite: “En la ley del Señor está su deleite” (Salmo 1:2).
12. Alegría: “Alegría pusiste en mi corazón, mayor que la de ellos cuando abundan su grano y su mosto” (Salmo 4:7).
13. Alegría: “En ti me alegraré y me regocijaré” (Salmo 9:2).
14. Reverencia: “Adorad al Señor con reverencia” (Salmo 2:11).
15. Temor: “Temblad, y no pequéis” (Salmo 4:4).
16. Paz: “En paz me acostaré y así también dormiré” (Salmo 4:8).
17. Sufrimiento: “Se consumen de sufrir mis ojos” (Salmo 6:7).
18. Deseo: “Oh Señor, tú has oído el deseo de los humildes” (Salmo 10:17).
19. Esperanza: “Sea sobre nosotros tu misericordia, oh Señor, según hemos esperado en ti” (Salmo 33:22).
20. Quebrantamiento de corazón: “Cercano está el Señor a los quebrantados de corazón, y salva a los abatidos de espíritu” (Salmo 34:18).
21. Gratitud: “En la gran congregación te daré gracias” (Salmo 35:18).
22. Celo: “El celo por tu casa me ha consumido” (Salmo 69:9).
23. Dolor: “Pero yo estoy afligido y adolorido” (Salmo 69:29).
24. Confianza: “Aunque en mi contra se levante guerra, a pesar de ello, estaré confiado” (Salmo 27:3).

Más explícitamente que los demás libros de la Biblia, los Salmos está diseñado para despertar y modelar nuestras emociones según la instrucción que ellos dan. Cuando usted canta los salmos como deben ser leídos y cantados, sus emociones y su mente son moldeadas por estos salmos.

3. Los Salmos son inspirados por Dios

Ahora añada una observación más acerca de los salmos en general. Los salmos están inspirados por Dios. No son solamente la palabra del hombre, también son Palabra de Dios. Lo que significa que Dios guió lo que era escrito y lo acomodó para que los salmos enseñaran la verdad y para que, cuando fueran adecuadamente comprendidos, encaminaran correctamente las emociones. Una de las razones por las que creemos que los Salmos están inspirados divinamente y son dignos de confianza, es que Jesús lo creía. En Marcos 12:36, Jesús cita el Salmo 110:1 y dice: “David mismo dijo por el Espíritu Santo: “El Señor dijo a mi Señor: ‘siéntate a mi diestra, hasta que ponga a tus enemigos debajo de tus pies’”. Jesús cree que David habló por el Espíritu Santo (como dice 2da de Pedro 1:21). En Juan 10:35, cita el Salmo 82:6, y dice: “la Escritura no se puede violar”. Y en Juan 13:18 cita el Salmo 41:9 y dice: “Es para que se cumpla la Escritura”. Así que tenía una fe implícita en la confiabilidad de los Salmos.

Esto cuenta para la tercera parte de nuestro título de esta serie de mensajes: “Pensando y Sintiendo con Dios”. Con Dios significa que las palabras de los salmistas son tanto palabras de hombres como palabras de Dios. El hombre expresa lo que Dios está expresando para sus propósitos. Por lo tanto, cuando leemos y cantamos los salmos, nuestras mentes y corazones (nuestros pensamientos y sentimientos), están siendo moldeados por Dios (2).

Continúa…

Notas:

(1) Es significativo que libro de los Salmos también consista de cinco libros (Salmos 1-41, 42-72, 43-89, 90-106, y 107-150). Los editores del libro de los Salmos querían que los lectores comprendieran la analogía entre la Torá (la “instrucción” de Dios por excelencia, y el libro de los Salmos. En pocas palabras, el libro de los Salmos debe ser leído y escuchado como la instrucción de Dios a los fieles. Independientemente del hecho de que los Salmos fueran originados como la respuesta de personas fieles a Dios, ahora deben ser comprendidos también como la Palabra de Dios a los fieles. J. Clinton McCann, A Theological Introduction to the Book of Psalms: The Psalms As Torah (Nashville: Abingdon Press, 1993), 27.

(2) Tomado de: http://es.desiringgod.org/resource-library/sermons/songs-that-shape-the-heart-and-mind

 

 

1 Comentario

  1. Exacto cuando leemos y cantamos los salmos
    nuestras mentes y corazones (pensamientos y sentimientos) estan siendo Moldeados por Dios

    Si de principio la musica y la poesia tienen infuencia en nuestros pensamientos y emociones ahora si le Sumamos que la palabra de Dios es Viva y eficaz y mas cortante que toda espada de dos filos y penetra hasta partir el alma y el espiritu las coyunturas y los tuetanos y discierne los pensamientos y las intenciones del corazon Heb 4.12

    Cuanto poder moldeador puede haber en una cancion que tiene la palabra de Dios!!!

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podría interesar

¿Qué tipo de directores de adoración estamos formando?

Hace unos días Infobae presentaba una noticia que