¿Cómo consigo que el equipo de alabanza cante canciones propias?

¿Cómo consigo que el equipo de alabanza cante canciones propias?

- en Preguntas y Respuestas
2628
14


email

Respondiendo la pregunta de un lector del blog.

Hace unas semanas recibí un correo electrónico con una pregunta que yo alguna vez me hice cuando iniciaba en todo esto de la composición. A través de esta entrada comparto con usted la interrogante y mi respuesta. Pienso que es una pregunta que muchos alguna vez nos hemos formulado, por lo que si desea añadir sus propias opiniones a lo que yo contesté le invito a que lo haga con libertad a través del área de comentarios.

El email que recibí fue el siguiente:

Bendiciones Noel, mi nombre es Nelson y soy hondureño. He estado visitando su página silenciosamente y sin dejar comentarios pero aprendiendo de todos las enseñanzas que comparte. Sirvo en el ministerio de alabanza de mi iglesia y a raíz de estudiar la Palabra me he dado cuenta que es la voluntad de Dios que escribamos canciones en nuestros propios ministerios. Mi pregunta es relacionado a eso: ¿Que se hace cuando sentimos de Dios escribir canciones propias pero los músicos del grupo de la iglesia rechazan esta propuesta? Yo ya les planteé lo que la Biblia dice sobre el tema y la respuesta que he recibido no ha sido favorable. A veces pienso que detrás de la negativa hay incredulidad hacia lo nuestro o porque se consideran incapaces para aventurarse a componer; sin embargo, yo sé que sí pueden porque he visto lo que son capaces de hacer musicalmente cuando sacan canciones de otros.

Dios le bendiga y espero su respuesta y ayuda”.

Mi respuesta fue:

“Nelson, gracias por compartir tu inquietud conmigo. Creo comprender tu frustración ya que yo mismo la experimenté hace muchos años cuando estaba aprendiendo a componer. Cuando escribí mi primera canción se la mostré al equipo de alabanza y hubo renuencia en cantarla. Creo que tuve que insistir como tres veces hasta que aceptaron arreglarla, ensayarla y cantarla en una reunión dominical. Aunque me sentí muy contento con este logro fue un poco desgastante el esfuerzo por lo que cuando en posteriores ocasiones me tocaba mostrarles más canciones me preparaba mentalmente ante cualquier gesto de rechazo.

Algo distinto pasó cuando les presenté una canción mía que se titula: “Me alegraré en ti”. Fue la primera canción que yo escribí de la cual puedo decir con certeza que Dios me la inspiró. Cuando llegué al ensayo, les conté el testimonio de cómo la escribí y bueno, la escucharon. Al instante el pianista dijo: “¡Hey, saquémosla el domingo!” Cosa que no pudimos hacer porque eso nos dejaba poco tiempo para aprenderla. Pero desde ese ensayo la comenzamos a arreglar, a practicar y una semana después la cantamos en la iglesia. La respuesta de la gente fue espectacular. Todos la aprendieron fácil y la cantaron junto con nosotros.

¿Qué pasó esa vez que no hubo renuencia en cantar algo mío? Que la canción era (y es) una excelente canción.

Relatarte esto me sirve para decirte que un equipo de alabanza se entusiasmará por cantar algo tuyo si la canción que les muestras es una gran canción, con una melodía super pegajosa, una letra ingeniosa y que los conecte espiritualmente con Dios. Aunque hay casos que aún con una buena canción los equipos de alabanza no cantan lo propio como regla general podríamos decir que sí lo harán. Igual hay excepciones.

Como compositores debemos reconocer que no basta con enseñar la base bíblica de la composición a nuestros equipos de alabanza para que se entusiasmen por cantar lo propio. Aunado a este esfuerzo deben escuchar buenas canciones de las cuales puedan decir: “¡Hey! ¡Debemos compartir esto con toda la congregación!”

Con lo anterior no quiero decir que el motivo por el que tu equipo de alabanza no ha aceptado cantar tus canciones es porque lo que escribes no es tan bueno como para cantarse en público. Eso no lo sé. Pero te invito a que si tienes algún grado de liderazgo en el grupo los invites a sentarse y conversar sobre el tema. Pregúntales amablemente a qué se debe que no han aceptado ensayar tus canciones. Por supuesto, hacer esto puede ser un poco doloroso porque algunos podrían opinar desfavorablemente sobre tu canción diciendo que no es tan buena como crees y por lo tanto, no es digna de cantarse. Debes estar preparado para escuchar la crítica, callar y no defenderte.

Ahora bien, independientemente de lo que te digan, sería bueno aprovechar esa oportunidad para seguir conversando sobre qué características buscan ellos en las canciones para que se animen a cantar lo propio. Eso te podría dar luz sobre algunos elementos que debes considerar para incorporar en tus canciones y de este modo aumentar las posibilidades de que las canten. Entre algunas cosas que te podrían mencionar están los aspectos relacionados a géneros musicales, énfasis de letra o las líneas melódicas contagiosas, por ejemplo.

Francamente responder tu pregunta no es tan fácil como parece porque la realidad de cada equipo de alabanza es distinta en cada iglesia, pero pienso que otra cosa que te podría ayudar es algo que a mí en lo personal me ayudó: la amistad. Algo que va a aumentar tus posibilidades de que canten lo tuyo no es solo que tu canción sea una excelente canción, sino desarrollar estrechos vínculos de amistad con los cantantes y los músicos, y por supuesto: con el líder de alabanza (si no lo eres tú).

¿Por qué la amistad ayuda? Porque cuando hay cordialidad en las relaciones, aprecio mutuo y un sano respeto, eso provoca que quienes escuchen tus propuestas se sientan animados a tomarlas en cuenta. Con esto no estoy diciendo que te hagas “cuate” de todos para conseguir cantar tus canciones en público. No, sino que como prioridad deberías velar por ser un legítimo confidente y un amigo incondicional de los cantantes y músicos más allá de los tiempos de ensayo y de las reuniones dominicales. Buscar ser un amigo servicial de todos podría ayudarte a que ellos no solo sientan aprecio por ti como persona, sino también de tus obras creativas, tus canciones.

Siendo aún más práctico revisa los siguientes consejos adicionales que te brindo, pienso que podrían ayudarte a que el equipo de alabanza comience a cantar tus canciones o de otros integrantes que así lo deseen:

Muestra tus canciones al pastor y al líder de alabanza simultáneamente. Conversa con ellos y solicítales una reunión para mostrarles algunas cosas que estás escribiendo y que crees podrían beneficiar la adoración congregacional. Si al pastor le gusta tu canción bien podría pedirle al líder de alabanza (no necesariamente tú) que la arreglen y ensayen para mostrarla a la iglesia en alguna reunión dominical.

No muestres todas tus canciones… ¡Solo las mejores! Como dije antes: no todo lo que uno compone son grandes composiciones. No, hay canciones que escribimos que francamente deberíamos guardarlas para nosotros mismos y nadie más; sin embargo, hay otras que francamente tienen el potencial de bendecir a muchos y esas son las que debes mostrar a tu pastor, líder de ministerio o a todo el equipo de alabanza. Escoge solo las mejores.

Si no te reúnes con ellos, entonces grábales un «Demo». Si se les dificulta reunirse entonces graba lo mejor posible un “demo” de tus canciones para que ellos se lo lleven a casa y las escuchen. De ese modo podría opinar si alguna es digna de cantarse en la congregación sin importar que hayan logrado reunirse o no.

Busca que tus canciones sean acorde al estilo musical de la iglesia. Si el estilo de canciones que preferentemente canta el equipo de alabanza es tipo “judío” (como: “El poderoso de Israel”) entonces preséntales canciones así. Si el género musical es más «pop-rock contemporáneo» entonces has lo mismo. Eso podría aumentar las posibilidades de que les gusten y así incorporarlas en la reunión de adoración. A veces pasa que los compositores muestran canciones a sus pastores o líderes de alabanza que no van conforme al estilo musical de la iglesia. Digamos: una estilo «ranchero» cuando en la iglesia son unos grandes «rockeros». ¡O sea! Jeje.

Compone canciones según la temática de la predicación. Muchos compositores no saben cuánto los pastores aprecian que el equipo de alabanza cante canciones que respalden la predicación del domingo. Si tu pastor está predicando sobre misiones y evangelismo, entonces escribe una de esa índole. Si está predicando acerca de la entrega y la consagración, compone algo al respecto. Eso podría aumentar las posibilidades de que la canten en la iglesia. Puede ser.

Asegúrate que tus canciones sean verdaderamente «congregacionales». Una cosa son las canciones de «solista» y otras las «congregacionales». Las de «solista» se caracterizan por ser amplias en letras, tipo las que canta Marcos Vidal o René González. Y las congregacionales son más cortas, escritas para que un número grande de personas las aprendan rápidamente y de este modo se unan a alabar y adorar. Asegúrate de mostrar canciones «congregacionales» y no de «solistas».

Al proponer canciones cuida tu actitud. Procura no querer imponerte ante tu pastor, líder de alabanza o ante todo el equipo. No hagas eso. Propón tus canciones con humildad. Si buscas torcerles el brazo para que hagan lo que tú quieres entonces habrás perdido esa batalla y las siguientes que vengan.

Prepárate para ser rechazado. El hecho de que las muestres no significa que las van a cantar. Tú deber es mostrar tus canciones y esperar. La decisión que las incorporen al repertorio de la iglesia depende del pastor y del líder de alabanza. Muestra tus canciones y deja los resultados a Dios. Si por alguna razón tu canción no califica para cantarse en público no te resientas. Recuerda que están rechazando tu canción… ¡No a ti! No lo tomes tan personal.

Insiste, insiste, insiste con amor. No te canses de mostrar tus canciones. Hazlo cada vez que creas que tienes una con potencial de bendecir a muchos. A pesar de los “No´s”… ¡Persiste! Como dicen por allí: “El que perservera… ¡Alcanza!” Así que adelante, que más temprano que tarde, si sigues algunos de estos consejos, podrás ver alguna de tus canciones siendo ensayada y cantada por tu equipo de alabanza.

Noel Navas«.

14 Comentarios

  1. HOLA NOEL… ¡QUE PREGUNTA!

    Pero bueno… lo mismo pasa en el mundo… Ni más, ni menos.

    Cuando se trata de las «manzanas» de Don Armando Manzanero… se despepitan por cantarlas y grabarlas… No importa lo que digan. Y cualquier trapo con unos brochazos de Picasso, aunque solo sea el trapo en que limpiaba los pinceles… vale un millon… y lo ponen en la sala de su casa… O un traspies de M.Jakson… enseguida lo adoptan como el gran paso de baile moderno… Asi es…

    En el Ministerio cristiano es igual… Ni mas ni menos. Si es una canción de algún famoso… todo es mas facil.

    Pero el cristiano compositor – primero cristiano y después compositor… no al revés – dev¡bre recordar que su visión, su misión y su lucha por el evangelio de Jesucristo «no es contra sangre y carne sino contra…»

    Creo que los que militamos en el ministerio musical, unos como compositores, otros como cantantes, otros como musicos… debemos tener presente que nuestro Señor Jesucristo nos advirtió sobre las viscitudes del profeta:

    Mateo 10:41

    El que recibe a un profeta por cuanto es profeta, recompensa de profeta recibirá; y el que recibe a un justo por cuanto es justo, recompensa de justo recibirá.

    Mateo 13:57

    Y se escandalizaban de él. Pero Jesús les dijo: No hay profeta sin honra, sino en su propia tierra y en su casa.

    Cuantas bendiciones nos perdemos y cuanta causa de tropiezo a veces somos…

    ¿Que nos queda?… Seguir en la lucha confiados en el Señor.

    Creo que ayuda mucho tener en cuenta la enseñanza de los tres «esfuerzate» que nos da el Libro de Josue:

    6 Esfuérzate y sé valiente;porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a ellos.

    7 Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas.

    9 Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

    Y el que tenga oidos para oir, que oiga. Amén.

  2. PABLO: Gracias por su comentario mi hermano, ud. ha resumido bien lo que todos deberíamos hacer: «Esfozarnos». Esforzarnos hasta conseguir nuestro objetivo. Claro, con esforzarse me refiero a tocar las puertas, ¡no a abrilas a patadas! Sino a insistir en amor.

    Dlb.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  3. Para todos los que escribimos canciones, y que luchamos con lo que el brother de honduras comenta, quisiera, si me permiten por supuesto,contarles una anécdota de mi propia experiencia:
    Yo tengo aproximadamente 12 años de venir escribiendo canciones y tambien ideas de canciones que aún no he terminado, pero el punto es que desde entonces he venido tratando de transmitirle las ideas a mis compañeros y amigos del ministerio musical, de mi iglesia, gracias a Dios el me ha dado el privilegio de ser el líder principal del grupo, y esto ha hecho más ligera la carga jajaja. en serio, y no es que me haya aprovechado de la posición, sino que el hecho de ser el líder me ha dado cierta credibilidad como para ganarme la confianza de muchos que si me han apoyado a lo largo de estos años.
    He aprendido por la experiencia ganada, que el arte de escribir canciones se vá afinando con el tiempo y la práctica, la credibilidad de las canciones que escribimos, se vá ganando con la maduréz que vamos adquiriendo en todas las areas de nuestra vida y sobre todo en nuestra relación con Dios, dicho de otra manera «Canta desde tu propia experiencia con Dios» o no tendrás poder de influencia, y no quiere decir que tendremos que esperar tanto tiempo para escribir, la verdad es que estamos llamados a crecer en Dios todos los dias de nuestra vida y es en ese crecimiento que nacen las canciones que impactan la vida de la congregación y porque no decirlo, el mundo entero.

    Hace algunos meses aprendí algo muy práctico, que tiene que ver con saber vender la idea a tu equipo de músicos y cantantes:
    Planeamos un concierto con los muchachos de mi equipo, y lanzamos a concurso la canción lema del concierto, en donde participamos 5 personas, el día que presentamos las propuestas, se recibieron letras a medio terminar en hojas de cuaderno manchadas, ideas grabadas en teléfono celular que apenas se entendía la letra, por darles un ejemplo.
    A mi esposa y a mi se nos ocurrió que valdría la pena en el caso de mi propuesta, contratar a un arreglista que nos ayudara a darle forma completa a mi canción y así lo hicimos,
    y no fué gratis, invertimos un buen dinero pero ¿cuál propuesta creen ustedes que ganó la aprovación de todos? por supuesto que fué la mía!!!! y fué entonces que aprendí que hay que saber vender la idea, aúnque esto implique inversión, y de eso se trata, es una propuesta y si va a ser evaluada , debemos agotar todos los recursos para que gane aceptación.
    Espero que este humilde comentario jajaja, ayude a alguien.

    Jonathan G.

  4. JONATHAN: Claro que ayuda mano, gracias por tomarte el tiempo de compartirnos tu experiencia. Entre mejor presentemos nuestras canciones más posibilidades tendrá de que se canten.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  5. Bendiciones, como estan?? Saben esta pregunta es interesante y muy valiente…Yo estoy sirviendo en una iglesia en HOnduras tambien, y el caso de la música inédita en nuestra congregación es diferente a la de Nelson…La apertura la hemos tenido desde que nuestro Pastor nos ha pedido cantos para todo tipo de ocasión…y nos ha ayudado mucho..escribir de nuestro corazón..y por supuesto, el hecho de que las canciones sean buenas, y que la gente sienta no sólo el impacto musical sino el impacto de la Palabra que con llevan..nos ha ayudado a ir teniendo cada vez más confianza en lo inédito.. Nosotros tenemos un 35% de nuestra alabanza y adoración como inédita…y hasta la congregación se va educando a recibir cantos frescos..es bíblico y agradable aún para el pueblo…si se logra hacer SIEMPRE CON EXCELENCIA…lo nuestro debe de ser mejor que lo que tocamos de otros compositores..porque es nuestra ofrenda directa para Dios.
    es díficil que otros crean en nosotros, cuando nosotros mismos no creemos en nuestras obras. Debemos de orar y discernir el momento adecuado para mostrarlas…solo puedo asegurarte que si te has esforzado y has pulido tu canción antes de mostrarla..siempre ayuda mostrarla a un amigo cercano (con criterio musical porfavor, no una amigo que no sepa nada de lo que es melodía ni armonía) antes de mostrarla al equipo…así podremos pulirla aun más antes de mostrarla…
    la idea es seguir intentándolo..y seguir escribiendo…Dios nos da muchas canciones en momentos…y a veces no son ni para nosotros..son para compartirlas…no podemos darnos el lujo de NO hacerlo por temor ó vergüenza…adelante que Dios respalda al compositor que le escribe de corazón y con las motivaciones correctas!!!

    Liza Zacapa De Mejía

  6. LIZA: Tienes razón, buscar pulir la canción con alguien que sepa de melodía y armonía ayuda, en sí la excelencia aumenta las posibilidades de que una canción se tome en cuenta. ¡Ojalá todos tuviéramos un pastor como el tuyo! Jeje.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  7. NOEL… Ciertamente que el que busca, encuentra. Y al que toca, se la abrirá. Pero nadie a dicho que encontrá facilmente, ni que le abrirán de inmediato.

    Pero el punto inicial es el mismo: Cuando lo que ofreces tiene calidad y excelencia… siempre hay y una mejor oportunidad, sea en un concurso de canciones, o ante un grupo o un productor. Hoy en día, la competencia es masiva y feroz… Cada día son más los «cantaautores»… y esos es dificil colocarles una cancion por buena que sea… Razones diversas: Una de elllas: si graban lo suyo… ganan más y no tienen problemas con el derecho de autor, pago de regalías, etc.

    Por eso insisto en que hay que prepararse, estudiar, practicar. Y entender que talento y ganas es apenas el principio… Un 10%… El resto tiene mucho de preparación profesional, trabajo y determinación.

    No creo que ni usted ni yo tengamos todas las respuestas sobre este tema, pero sí algunas… En algun lugar lei que nadie ha llegado al cima del monte Everest por casualidad!. Sólo alpinistas muy expertos lo ha logrado… Y llegar a ser un alpinista con ese nivel de esa experticia no es un hecho de la naturaleza ni de la suerte, sino de la inteligencia y el esfuerzo humano.

    Que… «Todo lo puedo en Cristo que me fortalece»… ¡Perfecto!… Pero tenemos que estar claros en que consiste «ese todo» que queremos lograr, y tener un plan para lograrlo… Si el plan es sentarnos a que suceda un milagro… Bueno, espere sentado, y mejor acostado… Si ese es el caso de alguno de nuestros lectores… le sugiero que mejor lo haga de rodillas y clamando al Señor, por aquello de «Orad sin cesar»… Pero como dice mi pastor… le aseguro que eso tampoco es facil… por nuestra tendencia natural mas inclinada al «cesar»… que al orar…. jajajaja.

    Dios les bendiga a todos.

    PABLO AZAEL. PANAMA.
    EL ARTE CIENCIA DE HACER CANCIONES.

  8. HNO. PABLO: Así es, con todos los demás coincidmos en lo que dice: que la calidad siempre brinda una oportunidad. La calidad más la sobria persistencia ayudan.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  9. stephany hernandez

    Dios le bendiga hermano, queria escribirle porque necesito un consejo, con toda humildad digo que tengo un gran talento que Dios me regalo y es el de la musica, Dios me ha estado dando muchas bendiciones y ya he esperado el tiempo que ha sido necesario para que Dios cumpla sus promesas en mi vida, con lo que me refiero a que ya he esperado el tiempo necesario quiero decir que siento en mi corazon que ya es hora de extender mi alas, el problema es que en mi iglesia existen personas a las que no les parece que yo salga a cantar a otras congregaciones y mucho menos que hable de proyectos que tengo planeados, que puedo hacer con estas personas? sera necesario que yo busque una congregacion donde me apoyen mas?…
    por otra parte quiero felicitarlo por su blog, para mi ha sido de mucha bendicion, yo ya lo conozco a usted y pues aunque yo dudo mucho de que usted a mi dejeme nada mas decirle que lo que leemos en este blog edifica nuestras vidas en gran manera y pues estoy orando mucho por usted, para que Dios siga bendiciendo su grandioso ministerio. bendiciones!!!

  10. STEPHANY: Gracias por tus palabras de agradecimiento y compartirme tu inquietud.

    La verdad es que necesitaría saber más elementos para poderte dar un consejo más oportuno y no solo decirte: «Ah, sí, ¡es hora de cambiar de iglesia!» No, no es así de simple, aunque quisiera. Este tipo de decisiones se toman con oración, consejo de los padres, amigos que admires por su madurez espiritual, etc. Claro, no solo porque en tu iglesia no les agrade la idea de que salgas a cantar a otras partes.

    ¡Hagamos algo! Escribeme a: info@laaventuradecomponer.com y dame tus teléfonos y a ver qué día de estos te llamo y conversamos. ¿Te parece?

    Dios te bendiga!

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  11. Hey!! aquí estoy de nuevo, solo para confirmar el hecho, de que el pastor principal juega un papel muy importante al momento de enseñar canciones nuevas a la congregación, ya que lastimosamente, así somos los seres humanos, pensamos: «Sí el pastor lo dice Hay que creerlo» aunque esto no debería ser del todo así, creo que podríamos sacarle provecho a esta situación,yo recuerdo que en 2003 en nuestra iglesia se celebró una campaña titulada «40 dias con propósito» y en uno de los mensajes que se iba a predicar, se haría enfasis en el hecho de que no podemos quedarnos con las bendiciones que Dios nos ha dado, hay que bendecir a otros,y de ahí surgió la idea de una canción para reforzar el énfasis, titulé la canción «Bendecidos para bendecir» y sinceramente cuando presenté la idea a los músicos como que no mucho les pareció, pero les vendí la idea, de que se la presentaríamos al Pastor y que si él la aprovaba se cantaría y si no, no! la sorpresa fué, la reacción del Pastor cuando la escuchó, nos dijo!!!Está buena!!!,cantemósla el Domingo.
    Ese Domingo la canción produjo un impacto tremendo en la gente, pero húbo un detalle, ese día el pastor presentó la canción como el lema de toda la campaña,incluso ya había una canción lema, pero le gustó tanto al pastor que decidió cambiarla por la que yó escribí y hasta hoy cuando tenemos la oportunidad de cantarla, la congregación la identifica, como la canción que nació en la iglesia.
    Es importante buscar el apoyo y respaldo del Pastor, porque su palabra tiene peso(poder) él nos puede transmitir la visión de lo que Dios quiere para la congregación.

  12. JONATHAN: Mano, que testimoniazo! ¡Así es! En muchos sentidos el pastor manda, así que en lugar de irnos con nuestros iguales hay que irse con el jefe. Que si el jefe dice: Sí… ¡Entonces se hace! Buena táctica papá, buena táctica! Jeje.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  13. Noel
    Muy buenas sugerencias. voy a recomendar este articulo a mi hijo Timoty, ya que es el quien mas escribe.
    Me gustò mucho lo que dijiste de hacerse cuate, de manera sincera, ganarse el corazon de la gente que importante es, y si te ganas la reputacion con una buena cancion, las demas seran aceptadas con todo gusto. y sobretodo si es el hijo de la directora del ministerio. ehhh. esto ultimo es broma.
    Que Dios te siga bendiciendo.

  14. HNA. REINA: ¡Jajajá! Yo sé que es broma… ¡Pero eso ayuda! Jeje. Así como ser el director de ministerio, hijo de pastor o ser «cuatísimo» del pastor. Todo ayuda. Pero más que eso pienso que todos deberíamos buscar cantar lo propio sin importar quién o qué seamos, debemos cantar lo propio porque creemos que es lo que agrada al Señor. En fin, hay tanto de qué hablar, no?

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Lo que siempre quise y nunca pude decir sobre el don de profecía (Décimo tercera parte)

Esta es la última entrada de la serie