Sesión de preguntas y respuestas en Canzion (Segunda parte)

Sesión de preguntas y respuestas en Canzion (Segunda parte)


logo-instituto-canzionTaller de Composición en Canzion Guanacaste.

 Continuando con las sesión de preguntas y respuestas del Taller de Composición en Liberia, Costa Rica, en esta oportunidad comparto con usted dos interrogantes más y sus respectivas respuestas. Espero que le sean útiles y le den un poco más de luz en su carrera como escritor de canciones.

Antes de compartilas vuelvo a aclarar que…

Por cuestiones de claridad las preguntas han sido editadas.
Por cuestiones de espacio solo presento dos (otras dos las presenté en la entrada anterior).
Y por cuestiones de tiempo me he permitido ampliar y mejorar mis respuestas.

Pregunta: Yo he oído a personas referirse a varias canciones y decir: “Esa canción no me gusta porque me deprime”. Mi pregunta es: ¿Hasta qué punto un compositor puede utilizar las experiencias tristes de su vida y componer a partir de allí? ¿Cómo se pueden escribir canciones basadas en dichas experiencias pero a la vez evitar que la gente se sienta triste?

Qué buena pregunta la que me has hecho. Efectivamente, sí, sí se pueden utilizar las experiencias para componer sin importar que sean tristes. Las experiencias son excelente materia prima para inspirarse a escribir; sin embargo, antes de contestar de lleno tu pregunta quiero decirte que el hecho de que algunas personas sientan gozo, tristeza o cualquier otra emoción producto de una canción cae en el ámbito de lo relativo. Un compositor no puede controlar la reacción de la gente ante una canción. Aunque uno podría tener una noción de las sensaciones que la gente experimentará hay un punto en el que eso se escapa de nuestras manos. Hay canciones emocionantes con las que la gente se siente triste y canciones melancólicas con las que la gente se siente alegre. Es decir, todas las personas son distintas y reaccionan diferente ante el mismo estímulo.

Un ejemplo, la canción: “Mágicas princesas” que escribió Jesús Adrián Romero para sus hijas. ¿La has oído? ¿Cuál crees que fue la intención de él al escribirla? ¡Exacto! Demostrar su amor y afecto por sus hijas. ¿Sabes qué he escuchado este último mes? A dos amigos, cristianos, maduros en la fe y líderes pujantes, que me han dicho que esa canción los deprime. Sí, no les gusta la canción de Jesús Adrián. ¿Qué pasó aquí? Lo que te expliqué antes, que no todos reaccionan igual ante los mismos estímulos. Aquí entre nos: Sin yo ser padre de familia la canción de Jesús Adrián me parece una gran canción. En lo personal no me deprime. Por el contrario: me anima a pensar en la familia y convertirme en papá. ¿Ves? Yo reaccioné distinto a mis amigos.

Ahora bien, volviendo al tema de las experiencias tristes y utilizarlas como herramientas de composición, repito: es válido que lo hagamos. Es más, ¡es bíblico que lo hagamos! Un vistazo al libro de los Salmos te mostraría que los compositores partieron de las tristezas para componer. Un ejemplo viene a mi mente: El Salmo 3. ¿Lo has leído? Dice: “Oh Jehová, muchos son mis adversarios. Muchos son los que se levantan contra mí, Muchos son lo que dicen de mí: No hay para él salvación en Dios”. ¿Te fijaste lo que dice? Relata una experiencia muy triste. Describe a un hombre solitario, abandonado y acorralado. De eso habla la canción. ¿Pero qué pasa después de describir su realidad? Añade: “Más tú Jehová eres mi escudo alrededor de mí, mi gloria y el que levanta mi cabeza”. Es decir, a pesar de escribir una canción que presenta una realidad muy triste al final presenta la salida a su problema: Dios.

Como he dicho muchas veces: esto es lo que diferencia la música cristiana de la secular, que la música cristiana brinda esperanza. Sí, podemos componer a partir de experiencias tristes, pero no debemos dejar a las personas en su tristeza. Debemos brindarles una salida, una respuesta… ¡Esperanza!

Entonces, quien escriba canciones a partir de experiencias de ese tipo debe asegurarse de presentar un mensaje con luz al final del túnel. Si la canción no ofrece una solución a los problemas de la gente no estoy muy seguro que sea correcto publicar dicha canción. Pienso que mejor sería guardarla para sí mismo y deprimirse solo. Creo que como compositores cristianos siempre debemos brindar una solución. No dejar a las personas con un nudo en la garganta, terminar la canción e irnos. No, hay que asegurarnos de mostrarles cómo desamarrar ese nudo y entonces las personas puedan expresarse con fe junto con nosotros.

Un tip adicional que creo que te podría servir cuando escribas canciones a partir de experiencias tristes es asegurarte de que cuando musicalices tus canciones busques equilibrar los acordes mayores y los acordes menores. Por definición los acordes menores transmiten sensaciones de tristeza y pesadez. ¿Es malo eso? No, simplemente es una característica o matiz natural de dichos acordes. El punto es que si tu canción describe una realidad muy triste y solo lleva acordes menores con seguridad la gente se sentirá triste después de escucharla. Por eso, trata de tener equilibrio, como dije antes: que la letra brinde esperanza a las personas, y también tus acordes. Busca que tus canciones también lleven acordes mayores, que también por definición transmiten más luz que los menores. Busca el equilibrio. Pienso que esto podría ayudar; sin embargo, implementar este tip es opcional y decisión de cada compositor. De igual manera, como dije antes, a veces puede ser un tanto difícil saber cómo reaccionará la gente ante las canciones.

Pregunta: ¿Qué opinas de esos cantantes que luego de convertirse al evangelio retoman sus canciones, esas que compusieron cuando andaban en el mundo, y les cambian letra? ¿Qué piensas de aquellos que toman canciones populares y le ponen letra cristiana?

¿Qué pienso? Que el compositor puede hacer lo que quiera con sus canciones, jeje. Si son suyas por lo menos yo no le veo nada de malo que sustituyan una letra que no glorifica a Dios y le pongan una letra que sí. Estoy seguro que quienes hacen eso no lo hacen con la intención de incomodar a nadie, sino como una evidencia de que lo que ha sucedido en sus vidas es lo mismo que ha sucedido con sus canciones. Claro, estoy hablando de canciones a las que el mismo autor les cambió letra.

Yo tengo un amigo, Miguel Ángel Villagrán (Málin), que fue productor de los primeros tres discos de Ricardo Arjona y cuando relata su testimonio ante un auditorio toma su guitarra y canta algunas canciones que arregló para Arjona. No son canciones suyas, son canciones que él arregló para Ricardo. A veces usa “Mujeres”, que le cambió la letra y la canta bajo el título: “Ujieres”. Lo mismo hace con “Señora de las cuatro décadas” que la canta con el título: “Hermana de las cuatro décadas”. Cuando las interpreta todo mundo se pone a reír. Pero Málin lo hace simplemente para ilustrar que cuando la vida de una persona viene a Cristo las cosas cambian, todo cambia. Por supuesto, Málin nunca va a grabar dichas canciones en alguna producción. Simplemente utiliza dicha dinámica a manera de ilustración.

Ahora, ¿qué opino de aquellos que toman canciones seculares (que no escribieron ellos), le ponen letra cristiana y las graban en algún disco? Que hacer eso no está bien. Hace muchas décadas se podía hacer eso (y hubieron cristianos que lo hicieron) y no pasó a más. Pero hoy en día no se puede hacer eso. Por cierto, como nota histórica te comento que en la época de la Reforma, allá por mil quinientos y pico, cambiarle letra a las canciones seculares era muy habitual. Por ejemplo, se ha comprobado que el famoso himno: “Castillo fuerte es nuestro Dios” era una canción que se cantaba en las tabernas y lo que hizo Martín Lutero fue nada más cambiarle letra y de este modo la incorporó a la adoración congregacional.

Eso fue hace siglos; sin embargo, en la actualidad las cosas son totalmente distintas. En primer lugar porque hay algo que se llama “Derechos de autor” y hay leyes internacionales que protegen las obras de los compositores para que se eviten este y otro tipo de cosas similares. Es decir, si alguien sustituye la letra de una canción por una letra cristiana y la graba en un disco sin autorización se podría hacer merecedor de una multa de miles de dólares a causa de su insensatez. Hacer eso es ilegal, es un delito, es plagio. Claro, a menos que el compositor le autorice hacerlo.

La segunda cosa que me pregunto cuando oigo este tipo de cosas es: ¿Por qué tenemos que recurrir a esa opción? ¿Ah? ¿Acaso no nos ha dotado Dios de suficiente creatividad para componer nuestra propia música y grabarla? ¿Somos tan escasos de ingenio que tenemos que recurrir a eso para grabar un disco? No señores, Dios nos ha dotado de la capacidad para aprender a escribir nuestras propias canciones. Y si alguien se encuentra ante la dificultad de que no puede componer, igual contamos con suficientes compositores cristianos en nuestros países para solicitar su ayuda, utilizar sus canciones e incluirlas en nuestros discos.

En resumen: hacer eso no es correcto. Grabar canciones de otros con letras cristianas (y sin permiso) es ilegal; sin embargo, si alguien hiciera eso pero con sus propias canciones… Yo en lo personal no le veo nada de malo.

Noel Navas.

9 Comentarios

  1. karen perez murillo

    hola ese dia estuvo muy bonito e interesante, el saber que todos podemos hacer cosas que no imaginamos es sorprendente y nos anima a usar la creativida y a perder el miedo de por fracasar y si eso sucede nos levantamos y continuamos hasta lograr nuestra meta

  2. KAREN: Hola, un gusto verte por aqui, qué bueno que esa vez todos salimos animados a componer.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  3. ADONYS: Qué casualidad, no? Qué bueno que te ayudará a afinar tus ideas. Recién acabo de escribir una canción basada en una experiencia triste y los conceptos que compartí hoy me ayudaron a mi mismo también.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  4. Muy buenas respuestas y a mi manera de ver las cosas objetivas. Totalment de acuerdo.

    DN

  5. DAVID: Gracias por comentar.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  6. «La segunda cosa que me pregunto cuando oigo este tipo de cosas es: ¿Por qué tenemos que recurrir a esa opción? ¿Ah? ¿Acaso no nos ha dotado Dios de suficiente creatividad para componer nuestra propia música y grabarla? ¿Somos tan escasos de ingenio que tenemos que recurrir a eso para grabar un disco? No señores, Dios nos ha dotado de la capacidad para aprender a escribir nuestras propias canciones. Y si alguien se encuentra ante la dificultad de que no puede componer, igual contamos con suficientes compositores cristianos en nuestros países para solicitar su ayuda, utilizar sus canciones e incluirlas en nuestros discos.»

    Completamente de acuerdo… que nuestras canciones sean las primicias de nuestros frutos… Llevemos al Señor… ¡CANTICO NUEVO!… AMEN.

    Y por si tienen alguna duda… aqui les dejo una pequeña guía…

    Salmos 33:3
    Cantadle cántico nuevo; Hacedlo bien, tañendo con júbilo.
    Salmos 33:2-4 (in Context) Salmos 33 (Whole Chapter)

    Salmos 40:3
    Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios. Verán esto muchos, y temerán, Y confiarán en Jehová.
    Salmos 40:2-4 (in Context) Salmos 40 (Whole Chapter)

    Salmos 96:1
    [ Cántico de alabanza ] [ (1 Cr. 16.23-33) ] Cantad a Jehová cántico nuevo; Cantad a Jehová, toda la tierra.
    Salmos 96:1-3 (in Context) Salmos 96 (Whole Chapter)

    Salmos 98:1
    [ Alabanza por la justicia de Dios ] [ Salmo. ] Cantad a Jehová cántico nuevo, Porque ha hecho maravillas; Su diestra lo ha salvado, y su santo brazo.
    Salmos 98:1-3 (in Context) Salmos 98 (Whole Chapter)

    Salmos 144:9
    Oh Dios, a ti cantaré cántico nuevo; Con salterio, con decacordio cantaré a ti.
    Salmos 144:8-10 (in Context) Salmos 144 (Whole Chapter)

    Salmos 149:1
    [ Exhortación a Israel, para que alabe a Jehová ] [ Aleluya. ] Cantad a Jehová cántico nuevo; Su alabanza sea en la congregación de los santos.
    Salmos 149:1-3 (in Context) Salmos 149 (Whole Chapter)

    Isaías 42:10
    [ Alabanza por la liberación poderosa de Jehová ] Cantad a Jehová un nuevo cántico, su alabanza desde el fin de la tierra; los que descendéis al mar, y cuanto hay en él, las costas y los moradores de ellas.
    Isaías 42:9-11 (in Context) Isaías 42 (Whole Chapter)

    Apocalipsis 5:9
    y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación;
    Apocalipsis 5:8-10 (in Context) Apocalipsis 5 (Whole Chapter)

    Apocalipsis 14:3
    Y cantaban un cántico nuevo delante del trono, y delante de los cuatro seres vivientes, y de los ancianos; y nadie podía aprender el cántico sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil que fueron redimidos de entre los de la tierra.
    Apocalipsis 14:2-4 (in Context) Apocalipsis 14 (Whole Chapter)

    PABLO AZAEL. PANAMA.
    EL ARTE CIENCIA DE HACER CANCIONES.

  7. HNO. PABLO: Fascinante su lista de textos, gracias por comentar y compartirnos sus pensamientos.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  8. Jeje ya día había leído este artículo pero no tuve tiempo de poner mi comentario.
    bueno de las experiencias tristes creo que si se pueden utilizar es mas yo tengo una a la cual titule «cicatrices» y prácticamente es mi vida y algunas partes son cosas que mis amigos me han compartido en sus momentos que han pasado en su vida pero el coro da la pauta de que todo eso paso y q si quedo una herida que poco a poco Dios aido sanando y hoy en día solo hay una cicatriz que nos ayuda a ver un punto demarcación del antes y después y ese punto es para ver de donde dios nos saco o el proceso de nuestra vida bueno ese es mi comentario bendiciones

  9. ROBERTO: Gracias por compartir tus pensamientos mi bro, solo el título de tu canción: «Cicatríces» lo dice todo. Efectivamente las experiencias tristes son materia prima para la composición.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Lo que siempre quise y nunca pude decir sobre el don de profecía (Décimo tercera parte)

Esta es la última entrada de la serie