Si mi Sony Ericsson W580i hablara (Primera parte)

Si mi Sony Ericsson W580i hablara (Primera parte)

- en Si mi Sony Ericsson W580i hablara
2242
11


sony-ericsson-w580i4Aventuras con mi celular.

Si mi Sony Ericsson W580i hablara estoy más que seguro que lo primero que me diría sería: “¡Oye! ¿Por qué me dejaste caer al piso aquella primera vez que me pusiste sobre el piano?” Resulta que tengo un piano Korg de cinco octavas a la par de mi cama. Piano con el cual compongo. Es allí donde suelo poner el teléfono por las noches para recargarse mientras duermo. El asunto es que unos días después de haberlo comprado alguien me llamó y al querer tomarlo se me resbaló y… ¡Paf!, se estrelló contra el piso. Inmediatamente lo recogí y contesté la llamada que por cierto no se oyó bien. Al instante lo llevé al Hospital de Celulares para que lo repararan. Mientras lo llevaba a la sala emergencia iba pensando: “¡Qué dolor! ¿Ahora dónde voy a almacenar mis ideas para canciones?”

En el Hospital lo evaluó un doctor, le dije que se me había caído accidentalmente, que cuando me llamaron ya no escuché bien y que probablemente se había roto algunos huesos. El doctor lo agitó y alarmado me dijo: “Sí, se oye algo roto por dentro, ¡debemos operar de inmediato! No le prometo nada, pero cuanto tengamos noticias le llamaré”.

Me fui un poco triste porque mi Sony Ericsson W580i con slider, delgado, elegante, urbano, con dispositivo de música portátil, tentador y creado para impresionar podría morir en el quirófano. O por lo menos quedar parapléjico de por vida. Yo me seguía preguntando: “Y ahora, ¿dónde voy a grabar mis ideas para canciones?”

Sí, en serio, no me preocupaban sus funciones básicas de hacer y recibir llamadas, de servirme de despertador, de permitirme escuchar música o de dejarme jugar Misión Imposible y Spiderman 3. ¡No! Lo que me preocupaba era: “¡A dónde voy a almacenar mis canciones!”

Esos dos días de espera fueron angustiantes. Como buen evangélico que soy se me ocurrió levantar una cadena de oración por mi celular. Qué carnalidad hay en la iglesia caramba. ¡Nadie me quiso ayudar! “¡Ya van a ver!” dije dentro de mí, “Algún día estarán muriendo de sed en el desierto, me pedirán agua… ¡Y les daré leche en polvo!”

Ni modo, tuve que pedirle al cargador de mi Sony Ericsson, al manos libres, al disco de instalación, al cable USB y al manual de instrucciones que doblaran rodillas. Que si no lo hacían los vendería o los tiraría a la basura. ¡Vaya cosa! Las criaturas inanimadas pueden ser más espirituales que los humanos.

Bendito sea Dios que durante esos días no tuve ninguna idea creativa para componer. Por lo que por ese lado estuve tranquilo; sin embargo, aun estaba expectante de la llamada del doctor para saber cómo resultó la operación.

“¡Ring! ¡Ring!” sonó el teléfono de mi casa, era el doctor que me dijo: “¡La operación fue todo un éxito! Venga ya por su celular. Además, le tengo muy buenas noticias. Como recién usted lo acaba de comprar el Seguro Social correrá con sus gastos”. “¡Aleluya!” grité yo. “¿Queeé…?” exclamó el doctor. “¡No, nada! ¡Que ahorita llego!”

Antes de salir del Hospital una de las enfermeras me aconsejó que le comprara un protector al que llaman: Estuche. Me lo vendió a $16.00. Algo carito, ¿no? Ella me dijo que eso valía porque era un estuche con la burbujita verde original.

En fin, desde que salió del Hospital mi celular ha funcionado bien. Sí, lo confieso, se me ha caído algunas veces más, pero el estuche lo ha protegido. Por mi parte sigo disfrutando mi Sony Ericsson W580i con slider, delgado, alegante, urbano, con dispositivo de música portátil, tentador y creado para impresionar. Y además…

Sigo almacenando en él mis ideas para canciones.

Continúa…

11 Comentarios

  1. Noel… !!!qué bayunco¡¡¡ pero está muy bueno, cómico, agradable, casi publicable en youtube, muy versátil… espero que continúe de verdad.

  2. JUAN: Qué bueno que te gustó, yo lo llamo: «Edu-entretenimiento». Y sí, hay tres partes más, casi igual de locas que esta, jeje.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

    Nota: A todos quienes leyeron el comentario anterior, «Bayunco» es una palabra que usamos en El Salvador para decir: «Payaso, bromista, cómico, etc».

  3. Excelente manera de compartir sus tecnicas de composicion a la vez que los musculos faciales se relajan! … y su telefono tambien tiene plancha y razuradora? … jajaja

  4. DAVID: Jajajá, no, no tiene plancha ni razuradora, pero cuando tengan creo que haré la Quinta o Sexta parte de la serie, jeje.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  5. jajajajaja cadenita de oracion por el celular jajaja muy bueno la verdad, me cayo en gracia que me rei un rato en la oficina aunque la verdad tenes razon ahora las ideas de melodias y de letras de canciones toca grabarlas en el celu.

  6. DAVID: Esa es la idea con estos articulos, usar el humor y la imaginación para plasmar una verdad en la mente: que debemos almacenar nuestras canciones. Qué bueno que te gustó mi bro.

    DTB.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  7. jajaja q carnal hermano!!
    Siii yo crei q era mas la afliccion x los jueguitos!! jajaja xD se arruinaba la coleccion y los records y puntuaciones!
    pero gracias a Dios todo salio bien en la operacion…!
    oye una duda? no hay algo asi como un 911 para celulares?

  8. GERSON: Jajajá, pos después de este mi post pues alguien debería inventarse un 911 para celulares mano, jajajá. En cuanto a los jueguitos, no, no era esa mi aflicción, pero como vos sabés (porque vos me pasaste el «Alphat4») ya topé el juego y aún así no me aburre mano, está super nice vos, jeje.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  9. jajaja interesante la entrada jajaja

  10. ADONYS: Qué bueno que te gustó la entrada, espero que las otras también, hice 4 partes, jeje. ¡Mi inteligencia ficticia se activó, lo siento!

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  11. Pues que bueno que el hermano Sony se recupero, jajaja

    Saludos!

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

¡Adquiere «100 canciones con versos cuestionables»!