Conversando sobre los Salmos (Primera parte)

Conversando sobre los Salmos (Primera parte)


Una entrevista con el Dr. Samuel Pagán.

Conocí del Dr. Pagán a través de una entrevista que la revista Apuntes Pastorales le hizo y donde habló acerca del libro de su autoría: “De lo profundo, Señor, a ti clamo”, publicado por Editorial Patmos. La entrevista me gustó tanto que de inmediato llamé a la editorial para que me enviaran un ejemplar, lo cual hicieron. Además, me facilitaron la forma de contactarlo y de este modo realizarle una entrevista.

Para quienes no lo conocen, el Dr. Samuel Pagán es profesor de Biblia Hebrea en Dar al-Kalima College en Belén. Es un ministro ordenado de la Iglesia de Cristo (Discípulos de Cristo), además de un prolífico escritor que ha publicado más de 35 libros sobre temas teológicos, bíblicos y pastorales. Ha sido decano académico y presidente de instituciones teológicas de grado en Puerto Rico y EE.UU., y ha sido director del departamento de traducción de la Biblia de la United Bible Societies en las Américas.

Si usted leyó la serie: Siete grandes características de los Salmos, comprenderá por qué mis preguntas durante la entrevista giraron en torno a asuntos fundamentales de los Salmos y la forma en que los compositores contemporáneos podríamos beneficiarnos de su estudio y meditación. La entrevista la hice vía Skype, aquí está:

Doctor. Pagán, ¿me escucha?

Dr. Pagán: Magnifico, ¿tú me escuchas bien?

Sí, claro que sí…

Dr. Pagán: Noel, ¿tú a qué te dedicas?

Trabajo para una Asociación de Escuelas Cristianas que se llama: ACSI Latinoamérica, y como parte adicional soy compositor y tengo un sitio en internet que se llama: La Aventura de Componer. Allí publico artículos sobre el tema de escribir canciones para compositores cristianos amateurs y resulta que me enteré de su comentario de los Salmos…

Dr. Pagán: ¡Ah, sí!

Y entonces lo mandé a traer a Estados Unidos porque en El Salvador no había ejemplares…

Dr. Pagán: ¿Ah, no? ¿Y qué compran las librerías en tu país? ¿Escapularios?

Jajaja… No, simplemente no encontré el libro y por eso lo mandé a traer. Al nomás tenerlo en mis manos lo leí y hasta lo tengo subrayado…

Dr. Pagán: ¿Me tienes crucificado?

Lo tengo manchado de todos colores de tanta riqueza que he encontrado. De allí mi intención de entrevistarlo, porque pienso que usted es una autoridad en el tema y podría brindarme respuestas objetivas acerca de los Salmos y la composición de canciones contemporáneas…

Dr. Pagán: Yo creo que separé un apéndice en el libro para afirmar la importancia de los Salmos bíblicos para los salmistas contemporáneos. En alguna de las secciones trato de incentivar a que los salmistas en la iglesia se entusiasmen leyendo los Salmos y a que se inspiren leyendo los Salmos. ¿Eso es lo que te ha pasado a ti?

¡Claro que sí! Si quiere comenzamos con las preguntas…

Dr. Pagán: Sí, sí, por favor.

En primer lugar, ¿por qué un comentario de los Salmos? ¿Por qué no sobre otro libro? 

Dr. Pagán: Bueno, yo he escrito sobre muchos libros de la Biblia. Editorial Patmos tiene otro libro mío sobre una introducción completa al Antiguo Testamento. En este momento estoy comenzando un nuevo libro sobre Jesús de Nazaret. O sea, yo he escrito más de treinta y cinco libros de estos temas.

¡Wow!

Dr. Pagán: Con Patmos yo he escrito de Salmos y he escrito sobre teología. Pero con otras editoriales he escrito sobre Isaías, Ezequiel, Daniel, Esdras, Nehemías… O sea que yo llevo muchos años escribiendo sobre estos temas.

¿Por qué el libro de los Salmos es tan especial para usted? Se lo pregunto porque al leer su comentario se nota el gran afecto que usted siente por él.

Dr. Pagán: Yo soy un pastor evangélico de tercera generación, y este libro de los Salmos yo se lo dedico a mi abuela y a mi mamá. Yo aprendí el amor por los Salmos, no en el seminario ni en la universidad, sino que viene de mi hogar, de escuchar a mi abuela leerlos, a mi mamá recitarlos cuando nos acostaba.

Entonces, los Salmos para mí no son literatura ajena, por el contrario, son documentos y textos que tienen mucho significado. No solamente teológico o académico, sino de un modo personal y espiritual.

Han sido útiles para su vida cristiana…

Dr. Pagán: Claro, escribir sobre los Salmos no solo es importante desde la perspectiva académica, sino desde la perspectiva existencial. Como son documentos que tienen un mensaje de vida entonces se convierten en desafíos existenciales. Por ejemplo, el primer Salmo empieza diciendo: “Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos…” El primer Salmo pone de manifiesto aquello que es importante y aquello que produce felicidad en la vida. Según el Salmo uno eso proviene del amor por la ley, y según el Salmo 150, que es el último de los Salmos, lo que complementa el amor por la ley es la alabanza a Dios…

Ok…

Dr. Pagán: Este es el marco general de los Salmos: la ley del Señor y la alabanza. Eso son los dos valores fundamentales del Salterio.

Basado en sus estudios de los Salmos, ¿qué podría decirme sobre el proceso de selección? ¿Quién y por qué se compilaron? ¿Fue David? ¿Por qué son ciento cincuenta?

Dr. Pagán: Mira, este fue un proceso larguísimo. Acuérdate que mientras hoy nosotros tenemos leyes que protegen la propiedad intelectual, en la antigüedad no era así. La propiedad era de la comunidad, entonces, la comunidad se sentía libre de añadir, editar y contextualizar la literatura. Por tal razón los Salmos es el resultado de años y años de selección en el texto. Algunos de los Salmos deben haber sido escritos por David y se pueden relacionar con David, pero muchos vienen de tiempos posteriores donde poco a poco se fueron desarrollando y articulando. Con el tiempo se fueron editando hasta que llegado el día dentro del periodo exílico tomaron la forma que tú los ves y que nos permite estudiarlos actualmente.

Ya para la época del Nuevo Testamento, el libro de los Salmos era más más o menos como lo tenemos hoy. Ya estaba editado y recopilado porque Jesús, en varias ocasiones, aludió a la ley, los profetas y los Salmos. Es por eso que sabemos que la literatura del Salterio ya se había editado. ¡Y no solamente eso! Se había editado y tenía autoridad religiosa, que conocemos actualmente como autoridad canónica.

¿A quién se le atribuye la recopilación de los Salmos?  

Dr. Pagán: Sabemos que Esdras fue importante en la redacción final de la Torá del Antiguo Testamente, es decir, del Pentateuco. Y también sabemos que varias personas relacionadas con David fueron importantes; sin embargo, el Salterio debió haber sido finalizado y editado en los círculos sacerdotales relacionados con el templo debido a que son cánticos, oraciones e instrucciones piadosas en el contexto del templo.

¿A la altura de qué año pudo haber si compilado totalmente?

Dr. Pagán: Es muy difícil saber, pero pensamos que por el siglo tercero o cuarto antes de Cristo. A esa altura ya tenían una forma bastante definida.

Continúa…

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podría interesar

¿Qué tipo de directores de adoración estamos formando?

Hace unos días Infobae presentaba una noticia que