Conversando sobre los Salmos (Segunda parte)

Conversando sobre los Salmos (Segunda parte)


Una entrevista con el Dr. Samuel Pagán.

Para quienes no lo conocen, el Dr. Samuel Pagán es profesor de Biblia Hebrea en Dar al-Kalima College en Belén. Es un ministro ordenado de la Iglesia de Cristo (Discípulos de Cristo), además de un prolífico escritor que ha publicado más de 35 libros sobre temas teológicos, bíblicos y pastorales. Ha sido decano académico y presidente de instituciones teológicas de grado en Puerto Rico y EE.UU., y ha sido director del departamento de traducción de la Biblia de la United Bible Societies en las Américas.

Si usted leyó la serie: Siete grandes características de los Salmos, comprenderá por qué mis preguntas durante la entrevista giraron en torno a asuntos fundamentales de los Salmos y la forma en que los compositores contemporáneos podríamos beneficiarnos de su estudio y meditación. Aquí está la segunda parte de la entrevista que le hice vía Skype:

Dr. Pagán, mi pregunta va a parecer demasiado básica, pero dígame: ¿alguna vez los Salmos tuvieron música?

Dr. Pagán: Parece que sí, se cantaban y hay varios ejemplos bíblicos. Por ejemplo, esa expresión que tú ves en los Salmos que dice: “al músico principal”. Eso indica que era un músico en el contexto musical quien llevaba a cabo la ejecución de los Salmos. Hay expresiones como: “Selah”, que posiblemente significa una pausa en el canto para que alguien pudiera tocar algún instrumento. También sabemos que el profeta Eliseo pidió que le trajeran un músico para poder profetizar, y sabemos que hay Salmos que tienen estribillos, como el Salmo 24: “Alzaos, oh puertas, vuestras cabezas y entrará el Rey de gloria. ¿Quién es este Rey de gloria”. Este estribillo parece que formaba parte de una especie de coro que se usaba en la antigüedad.

¿Qué se hizo la música de los Salmos?

Dr. Pagán: Muy difícil saber, lo que sí sabemos es que en el texto hebreo, en los manuscritos antiguos, en el libro de los Salmos hay una serie de notas y puntuaciones que pensamos que se relacionan con la sección musical, pero como eso se ha perdido a través de la historia es muy difícil comprender adecuadamente el significado de esas anotaciones musicales.

Eso significa que en las copias que se tienen de los Salmos hay notas musicales hebreas…

Dr. Pagán: Parece que sí y pensamos que sí. Hay algunas anotaciones en los manuscritos hebreos. No son los originales, pero de los más antiguos que se disponen hay una serie de puntuaciones que pensamos están relacionadas con la cuestión musical.

¿A qué altura se cree que se perdió la música de los Salmos? ¿En qué momento ya no se supo cómo interpretar esas anotaciones de los textos?

Dr. Pagán: Lo que pasa es que, acuérdate que el idioma hebreo dejó de hablarse como idioma vivo por muchos años. Me refiero al idioma de las oraciones y de las lecturas bíblicas de las sinagogas, pero todavía se sigue cantando al día de hoy. Lo que pasa es que tú y yo venimos de comunidades cristianas que no siguen el texto hebreo, pero si tú vas a una sinagoga hay un oficial además del rabino. Un oficial en las sinagogas que se llama: Jasan. Ese Jasan es una especia de cantor que canta los salmos y el texto hebreo al día de hoy.

¿Pero no con las mismas melodías de aquel entonces? ¿O sí?

Dr. Pagán: Es muy difícil saber eso, porque no queda nadie a quién preguntarle. ¿Me entiendes? Yo te puedo explicar lo de Puerto Rico y tú me puedes explicar lo de El Salvador, pero tú no puedes explicarme lo que está pasando en Chile. Puedes imaginarte lo que está en otros lugares, pero no tenemos más que eso, eso es algo que está en el mundo de la especulación.

¿A qué se debe que algunos Salmos son tan amplios? Sé que hay dos o tres muy breves, pero la mayoría no son así, ¿a qué se debe eso?

Dr. Pagán: Bueno, hay muy largos como el 119 y hay muy cortos como el 117. Ahora, eso se relaciona con el estilo del poeta y con lo que quiere decir el poeta. Es como que tú veas un poeta como Calderón de la Barca en la época medieval, esos poemas son largos. Son obras teatrales en poesía. ¡Es un compendio de poesía! O es como que tú leas a Darío o a Amado Nervo, que tienen algunos poemas más largos y otros más cortos. Pablo Neruda tiene las odas, las odas son cortas, pero algunos poemas como el Poema XX: “puedo escribir los versos más tristes de esta noche…” Es un poema largo. O sea, eso depende del estilo y de la intención del poeta.

Ahora, si la mayoría de Salmos son tan amplios ¿cómo hacía la comunidad hebrea para cantarlos durante su adoración? ¿O era que el cantor lo interpretaba como solista y la congregación simplemente disfrutaba escuchándolo?

Dr. Pagán: Tenían de los dos, sabemos que había un momento donde el salmista lo cantaba solo, momentos donde cantaba un coro y momentos donde la congregación respondía. Había estos tres niveles e inclusive un cuarto nivel musical de la misma manera que tú lo ves ahora en una congregación local, donde alguien canta un himno especial, y a mitad del himno hay un solo de guitarra y después del solo de guitarra la congregación se incorpora. Así también era en la antigüedad.

¿Qué opinión le merece a usted que las canciones de alabanza y adoración de hoy no se acerquen a la amplitud de letra que vemos en los Salmos?

Dr. Pagán: Bueno, hay de todo ahora. Vivimos en un momento donde el tiempo es oro, pero yo he visto que algunas canciones de Marcos Witt son más largas que otras. ¿Me entiendes? Marcos Barrientos tiende a ser más extenso que de todos esos cantantes, por lo menos de los clásicos de la nueva trova del área evangélica. Marcos Barrientos posiblemente es el más salmista de todos, el más apegado al estilo salmódico.

¿Se refiere a su forma de cantar las canciones, a la improvisación espontánea o a lo bíblico de sus letras?

Dr. Pagán: Las tres cosas: lo bíblico, lo espontáneo y el estilo. Él es el más apegado a los Salmos que he visto.

¿A qué se debe que algunos Salmos sean tan sangrientos como ese que dice: “perseguí a mis enemigos y los alcance, los destruí, los atravesé. Bajo los pies del Señor cayeron, no se levantarán más”? ¿Por qué esa hostilidad?

Dr. Pagán: Los Salmos son oraciones que reflejan la existencia humana en muchas facetas y parte de esas facetas los poetas expresan los dolores. A esos Salmos se les conocen como: imprecatorios. Revelan un estado de ánimo de la persona, hay personas que se sienten con angustia, con dolor, con resentimiento, y los Salmos incluyen esos sentimientos. Si tú lo notas esos mismos salmos contienen el toque de la esperanza y elementos de salvación porque lo que distingue a los Salmos imprecatorios no es la maldad ni la mala crianza del poeta, sino el poder de transformación que tiene Dios de cambiar un sentimiento hostil por actitudes más gratas, más perdonadoras y llenas de solidaridad y misericordia.

Así como los Salmos imprecatorios hay otros que escritos desde la depresión y la tristeza. Hasta donde he visto también tienen la característica de brindar esperanza dentro de la letra…

Dr. Pagán: Claro, porque este tipo de Salmos no culminan con una nota depresiva, por el contrario, culminan con un “has cambiado mi lamento en baile” o un “has transformado mi tristeza en gozo”. Hay una serie de expresiones que tiene el Salterio para mover al adorador de ese sentimiento de depresión, de resentimiento, de hostilidad o de venganza hacia un sentimiento más noble, más grato, más digno, más misericordioso y más perdonador.

Continúa…

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podría interesar

¿Por qué hay cristianos que nunca dejan de decir malas palabras?

Hace unos meses un amigo y yo tuvimos