Siete grandes características de los Salmos (Séptima parte)

Siete grandes características de los Salmos (Séptima parte)


“De lo profundo, Señor, a ti clamo”, del Dr. Samuel Pagán.

Hoy finalizamos esta serie sobre las grandes características de los Salmos. Pienso que abrazar el mensaje que en forma conjunta nos transmiten las antiguas canciones de Israel podría repercutir positivamente en nuestra forma de componer si así lo decidiéramos. Por lo tanto, de lo poéticos, teológicos, educativos, sensibles, morales y relevantes, ahora hablaremos de su énfasis profético.

7. Acertadamente proféticos.

«De acuerdo con esa comprensión del Salterio y de David, el antiguo monarca hablaba “por el Espíritu” o “profetizaba”. Dios mismo y el Espíritu Santo hablaban a través de él. Posteriormente, en el siglo segundo de la iglesia, una opinión rabínica de gran importancia indica que generalmente se entendía que los salmos eran el trabajo profético de David».
“De lo profundo, Señor, a ti clamo”. Pág. 44.

Por favor, lea los siguientes textos y vea cómo el Señor Jesucristo y los apóstoles afirmaron que David efectivamente prestó al Espíritu Santo sus habilidades musicales:

Pues el mismo David dijo por el Espíritu Santo:
´Dijo el Señor a mi Señor: ´Siéntate a mi diestra,

hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies´”
Marcos 12:36
(Jesús citando el Salmo 110).

“Hermanos, era necesario que se cumpliera
la Escritura que el Espíritu Santo, por boca
de David, había anunciado
acerca de Judas…
Éste, pues, que había adquirido un campo con
el salario de su iniquidad, cayó de cabeza
y se reventó por la mitad…
Y fue notorio a todos
los habitantes de Jerusalén… porque está escrito
en el libro de los Salmos:
´Sea hecha desierta
su habitación y no haya quien more en ella´,
y: ´Tome otro su oficio´”.
Hechos 1:16, 18-22
(Pedro citando los Salmos 69 y 109).

“Hermanos, se os puede decir libremente
del patriarca David, que murió y fue sepultado,
y su sepulcro está con nosotros hasta el día de hoy.

Pero siendo profeta, y sabiendo que con juramento
Dios le había jurado que de su descendencia en cuanto
a la carne levantaría al Cristo para que se sentara
en su trono, viéndolo antes, habló de la resurrección
de Cristo, que su alma no fue dejada en el Hades
ni su carne vio corrupción”.
Hechos 2:29-31.
(Pedro citando los Salmo 16 y 110).

Si algo caracterizó los Salmos del antiguo Israel fue su componente profético, no en el sentido de pronosticar fechas de acontecimientos futuros al estilo de Nostradamus, cosa que la mayoría piensa cuando oye la palabra “profecía”; sino más bien, como lo muestran los textos que acabamos de leer: la anunciación de eventos escatológicos relacionados con la venida del Mesías.

Los siguientes son parte de la lista de los llamados Salmos Mesiánicos:

Salmo 2
Salmo 8
Salmo 16
Salmo 22
Salmo 40
Salmo 41
Salmo 45
Salmo 68
Salmo 69
Salmo 91
Salmo 97
Salmo 102
Salmo 110
Salmo 118

Los Salmos anteriores, de alguno u otro modo, anunciaban acontecimientos relacionados a la venida de Jesucristo a la Tierra; por lo tanto, una característica que los salmistas contemporáneos deberíamos emular es el carácter escatológico de la composición de canciones. Si las canciones de los salmistas del antiguo Israel anunciaron la primera venida del Señor, ¡cuánto más los salmistas del nuevo Israel, que es la iglesia, deberían anunciar la segunda!

Como supongo que algunos de quienes están leyendo no saben a qué me refiero cuando hablo de escatología, básicamente escatología es la parte de la teología que estudia los eventos del porvenir. En este sentido, los salmistas de antaño incluyeron rasgos escatológicos en sus canciones así como nosotros también deberíamos de hacerlo.

Ahora, imitar estos rasgos no se limita a incluir en algún verso la expresión: “¡Cristo viene!” o “¡El Señor regresará!”; sino más bien, a abordar algunas, sino es que todas, de las dimensiones del futuro que le espera a la iglesia y al mundo entero conforme lo anticipan las Escrituras. La siguiente es una lista de temas escatológicos que los compositores de hoy deberían considerar:

La inminencia de la venida
Lo glorioso de su aparición
La resurrección de los muertos
La glorificación del cuerpo
El encuentro de la iglesia con Jesús
El juicio final
La derrota final de los enemigos del Señor
El destino de los inconversos
El destino de Satanás y los demonios
La recompensa de los santos
Los cielos nuevos y Tierra nueva
El reinado eterno de Cristo
Etc.

Si yo le pregunta sobre alguna canción de adoración congregacional que interprete algún solista o agrupación y que hable sobre la Nueva Tierra profetizada en Apocalipsis 21, ¿podría usted mencionarme alguna? ¿Conoce un par de ellas que describan el emocionante futuro que nos espera a los que hemos creído en el Señor?

Prácticamente el tema de los cielos nuevos y Tierra nueva lo hemos dejado en manos de los Testigos de Jehová pensando que es una doctrina de ellos. Me atrevería a decir que la mayoría de evangélicos cree que viviremos vestidos de blanco, flotando sobre una nube y tocando un arpa por los siglos de los siglos, sin la más remota idea de en qué consistirá la eternidad que nos espera. Nota: para profundizar en este tema, aprovecho para recomendarle la lectura de “El Cielo”, de Randy Alcorn, Editorial Tyndale. ¡Cambiará su visión sobre el futro del universo!

En este sentido, me gusta como lo dijo Brian McLaren en su famosa “Carta abierta a compositores”. Relacionado a la pregunta de qué temas los compositores deberían abordar más en sus canciones, escribió:

«Usted se sorprenderá de escucharme primero decir: Escatología, y permítame asegurarle que no me refiero a ponerle música a la última novela apocalíptica (¡Por favor! ¡No es eso!). Por escatología (que significa el estudio del fin o enfocarse a lo que va el universo), quiero decir la visión bíblica de Dios para el futuro la cual nos está atrayéndonos hacia sí misma. Para muchos de ustedes, criados como yo, en lo más reciente de las escatologías modernas, les sorprenderá escuchar que hay un enfoque totalmente nuevo que está emergiendo. Este enfoque no permite cuadros “modernos” o predicciones vacilantes. En lugar de eso, se baña en la poesía bíblica de Isaías, Jeremías y Apocalipsis, poesía que, cuando entra en nosotros, nos implanta una visión de un mundo mucho más diferente y mejor que el nuestro. Y cuando esta esperanza crece y se enraíza en nosotros, nos volvemos agentes de ella. ¡Siento gozo sólo de imaginarme expresándome en canciones que capturan el espíritu de Isaías 9:2-7; 25:6-9; 35:1-10 y 58:5-14! ¿Quién escribirá estas canciones?» (1).

¡Yo sé quiénes las escribirán! Quienes imiten el énfasis profético de los Salmos. ¡Ellos lo harán!

Noel Navas.

Notas:

(1) Tomado de: http://www.laaventuradecomponer.com/miscelaneos/carta-abierta-a-compositores/

 

¡Gánese el comentario del Dr. Pagán! La serie: «Siete grandes características de los Salmos», basada en el comentario: «De lo profundo, Señor, a ti clamo», del Dr. Samuel Pagán, está compuesta por siete artículos. Por lo que si usted quiere ganarse un ejemplar de esta fenomenal obra simplemente haga lo siguiente: 1) Imprima uno de los siete artículos publicados en el blog (cualquiera, el que usted escoja). 2) Léalo junto a su equipo de alabanza la próxima reunión que tengan programada. 3) Tome una foto del preciso momento en que todos están reunidos leyendo el artículo. 4) Súbala a su cuenta de Facebook, etiquete a todos quienes tienen cuenta y que aparecen en la foto además de etiquetarme a mí (búsqueme como: Noel Navas). Y 5) Al hacerlo de inmediato estará participando en la rifa del comentario de los Salmos del Dr. Pagán. EL GANADOR SE DARÁ A CONOCER EL PRÓXIMO 5 DE FEBRERO DE 2013. Vamos, no importa el país donde usted se encuentre, si gana, le hacemos llegar su premio. ¡Espero vuestras etiquetas!

1 Comentario

  1. ¡Vaya! ¡Qué agradable blog, y justo ahora que estoy en la «onda» de los salmos!, ji,ji. Me ha encantado esto que he leído del hermano Pagán, ¡muy lindo! Qué tristeza que estoy leyendo un año después, de lo contrario, hubiese mandado la foto de todas las hermanas que estamos en la misma onda salmista. Esa foto hubiera estado fenomenal. No problema! Sigo leyendo y con su permiso, mi querido hermanito, me voy a fotocopiar estos escritos y se los voy a leer a las hermanas, estoy segura que les encantará.
    Un abrazo afectuoso.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Lo que siempre quise y nunca pude decir sobre el don de profecía (Décimo tercera parte)

Esta es la última entrada de la serie