Mi primer taller (Primera parte)

Mi primer taller (Primera parte)

- en Talleres de composición
2181
11


10 principios para hacer canciones.

Hace unos días estuve revisando los backup´s que tenía guardados de computadoras anteriores y me encontré con el bosquejo del primer taller de composición que impartí en 2001 en la Iglesia Centro Evangelístico de las Asambleas de Dios. Resulta que por ese entonces mi hermano menor, Elí, era director del ministerio de alabanza y me dijo: “Noel, ¿por qué no le enseñas a mis músicos a componer canciones así como vos hacés? Sería bueno que diseñaras una enseñanza sobre ese tema basado en tu experiencia”. ¡Dicho y hecho!  

Un mes después impartí mi primer taller de composición, taller que repetí en varias iglesias e incluso en Instituto Canzion durante los siguientes años hasta que a finales de 2007 llegué a la conclusión de que esta información debía compartirla con más personas. Fue así que durante el primer trimestre de 2008 nació La Aventura de Componer y aunque los talleres que imparto hoy son muy distintos a ese, las verdades que reuní en esa primera enseñanza son las que derivaron el resto de las que aparecen en el blog. Como nunca es tarde para dar las gracias, ¡gracias Elí!  

A continuación conozca los 10 principios básicos que, en mi opinión, todo compositor debería conocer para comenzar a escribir canciones. He tratado de dejar intactos los párrafos, con algunas excepciones, para que comprenda qué exactamente enseñaba en esa  época y además, le sean fácil de leer. 

10 principios para hacer canciones
Noel Navas

Los siguientes principios fueron diseñados para liberar el río de composición que hay dentro de cada uno de nosotros. Estos le ayudarán, no solo a dejar fluir el río, sino a encausarlo hacia el destino al que debe llegar: Dios y las personas. La práctica continua de administrar dicho río es lo nos hará mejores compositores para el reino de Dios. 

1. Todos los sentimientos son melodías 

Cada uno de nosotros experimenta distintos estados de ánimo durante el día y la semana. Esos estados producen sensaciones que les llamamos: Sentimientos. Creo que el principio fundamental de la composición radica en comprender que cada sentimiento que experimentamos es una melodía que está nadando dentro del alma.  

Estos sentimientos flotan en el interior esperando que los saquemos y los convirtamos en canciones que bendigan a quienes están a nuestro alrededor. De aquí que se diga que los compositores son personas muy sensibles, que están pendientes de las sensaciones que experimentan debido a que las emociones tienen potencial melódico. Alguien con una fuerte inclinación a la composición no ignora lo que siente, al contrario, atiende ese bullir interior para intentar crear una canción. 

Comprender este principio nos lleva a concluir que todas las personas podrían convertirse  en compositores debido a que todos experimentan sentimientos. Todos los habitantes del planeta sienten algo en algún momento del día, todos los días de su vida. Aquel que desea aprender a componer y entiende esta verdad se detiene, presta atención y procura canalizar sus emociones a modo que de allí surja un verso, una letra o una nueva melodía.

2. Todos los sentimientos pueden convertirse en canciones 

Si todos los sentimientos son melodías, entonces cada sentimiento puede (y tiene la posibilidad) de convertirse en canciones. Una de las primeras formas en que podemos transformar nuestro sentir en melodías es traer del interior al exterior esas sensaciones. ¿Cómo? A través de una tonadita que exprese fielmente lo que sentimos. Esto es lo que llamamos: “Tararear”. Un sonido que emitimos con la voz que provenga de lo más profundo de nuestro ser. 

Tararear una melodía es el camino para hacer visibles los sentimientos invisibles que tenemos. A medida que tarareemos y repitamos nuestra melodía irá formándose una estructura melódica que deberíamos almacenar. Las distintas estructuras melódicas son las que al final del proceso llamaremos estrofa o coro de la canción. Y a medida que maduremos como compositores, a través de la dinámica de externar lo que sentimos, iremos armando estructuras melódicas más amplias y más complejas, precoros y puentes, por ejemplo. 

3. Los sentimientos pueden ser positivos o negativos y ellos pueden convertirse en canciones 

Cada uno de nuestros sentimientos entran en una de estas clasificaciones: Bueno o malo, positivo o negativo. Dentro de los  sentimientos positivos están:

Amor
Alegría
Paz
Bondad
Tranquilidad
Satisfacción
Bienestar
Pureza
Etc. 

Dentro de los sentimientos negativos están:

Odio
Fracaso
Rebeldía
Rencor
Enojo
Ira
Tristeza
Ansiedad
Etc.

¿Qué importancia tiene saber esto? Que el compositor cristiano debe traer del interior al exterior canciones basadas en sentimientos positivos, actitudes correctas y sensaciones de bien. Esa es la verdadera música de Dios, música que nace de un carácter cristiano.

A este principio se debe que los compositores que no conocen a Cristo puedan componer canciones que inciten al mal, a la inmoralidad o al odio, porque todas las sensaciones que experimentan las personas, buenas o malas, tienen potencial melódico y por lo tanto, también pueden convertirse en canciones. Componer no solo es una habilidad del escritor cristiano, todos la pueden desarrollar para el bien o el mal.  

4. Entre más fuerte un sentimiento más intensa una canción 

Una verdad innegable de la composición es que hay canciones que impactan más que otras. Aunque intervienen más factores, uno muy importante es la emotividad. Es decir, el nivel de impacto de una canción será directamente proporcional a los sentimientos que provoque. Por lo tanto, si el sentimiento de un compositor es sumamente fuerte hay muchas probabilidades que la canción sea emocionalmente intensa. Si el sentimiento es débil, la canción también lo será. 

Recuerdo como hace unos años escuché “La soledad”, de Laura Pausini. Estaba jugando ping-pong con un par de amigos en el salón de la casa club de mi colonia. Estábamos en lo mejor del juego cuando de fondo en los parlantes se dejó oír la canción. No habían pasado ni dos minutos cuando tuve que detenerme, me arrodillé, puse mis manos y la raqueta sobre la mesa y exclamé: “¡Qué canción más intensa! ¡No puedo seguir jugando sintiendo lo que siento!” Je.  

Vamos, yo no estaba prestando atención a la letra, solo oía la melodía y aun así la canción me venció. Me apabulló tanto que tuve que detenerme y suspirar hondo. ¿Por qué? Porque entre más intenso el sentimiento más intensa la canción. Y eso fue lo que sentí yo mientras jugaba. La intensidad emocional de quien la compuso.  

Ahora, el hecho de que los sentimientos tengan potencial melódico no significa que todos ellos deban convertirse en canciones. El compositor con buen discernimiento sabrá escoger cuáles sí y cuáles no convertir en melodías. De paso, el hecho de que un sentimiento sumamente intenso produzca una canción no significa que todo mundo sentirá dicha intensidad al escucharla. La emotividad en cada quien es variable, por eso el parámetro para definir si una canción es buena o es mala no puede limitarse a la intensidad, sino incluir otros factores.  

5. Entre más profunda nuestra relación con Dios más intensos serán nuestros sentimientos 

El compositor que cultiva una relación diaria con Dios, además de que por naturaleza es sensible, desarrollará una sensibilidad mayor. Cuando se tiene una relación correcta con el Señor el ser interior se ablanda, la dureza cesa y la ternura del Espíritu le embargan. En el corazón gobernado por Cristo los pensamientos y sentimientos son regenerados. La inclinación hacia el mal va mermando a medida que la inclinación hacia el bien la va sustituyendo. Por lo tanto, las sensaciones de bien van aumentando y por ende, la posibilidad de que el compositor componga a partir de sentimientos buenos se incrementa.

El apóstol Juan afirmó que “Dios es amor”, ¿y no es el amor uno de los, sino el, sentimiento más intenso que existe en el universo? ¿No es el amor la fuente más poderosa de inspiración que tiene la humanidad? En este sentido, si Dios es amor, entonces él es la Fuente de inspiración más importante que hay. Es por eso que afirmo que entre más intensa nuestra relación con él más intensas serán nuestras canciones. Si él es amor y la gran inspiración, crecer en su comunión desencadenará un fluir de composición como nunca antes en nuestras vidas. 

Claro, no debemos buscar a Dios para que nos dé canciones. Eso sería interesarnos por él por lo que nos da y no por lo que él significa para nosotros. Sin embargo, si lo buscamos por los motivos correctos y corazón puro, los sentimientos que emanarán de nuestro ser llegarán a ser letras y melodías que verdaderamente inspirarán a otros a cultivar la misma relación que tenemos nosotros.

Continúa…

Trivia No. 10

El ganador de la Trivia anterior fue: Marina España. ¡Felicidades! Por eso, para finalizar con la celebración de nuestro 5to. Aniversario aquí está la última Trivia a través de la cual usted podría ganarse una de tres colecciones de 6 CD´s originales (varios artistas). Para lograrlo escoja una respuesta y escríbala en el área de comentarios. Solo se admitirá una respuesta por parcipante. Los tres ganadores se darán a conocer en un par de días en el siguiente post que se titulará: «Los 10 ganadores».

OJO: EN ESTA TRIVIA SOLO PODRÁN PARTICIPAR LECTORES QUE RESIDAN EN EL SALVADOR.

¿Cuál es el Número de Pasaporte de Noel Navas creador de LADC?

A. 002362160
B. 002376980
C. Ninguno de los anteriores

11 Comentarios

  1. respuesta C

  2. Hola Noel que buena enseñanza sobre como debemos expresar todo aquello q sentimos mas si, es en agradecimiento a Dios y bueno creo q la trivia es
    B. 002376980

  3. Noel,

    La respuesta es:

    Literal C: Ninguno de los anteriores.

    Saludos,

  4. Juan Camilo Romero

    la diferencia entre la gente común y el compositor es que el compositor expresa lo que siente…

  5. Bendiciones, el nro de pasaporte ni idea ja ja… me la juego por la C!

    Correo:
    este correo es el que mas uso, el de outlook lo estoy probando pero por lo que me comentastes ya no me gustó =)…

    Me gustó este tema, es cierto, cuando uno se siente triste puede muy bien traducir ese sentimiento en canción(cualquier sentimiento), hasta puede contrarrestar de alguna manera ciertos sentimientos, como por ejemplo, si me siento triste intento componer de liberación o victoria, eso también da animo!
    Me gustó y vistes que aunque sea del 2001 es un mensaje fresco!

  6. Alvaro Merida

    Resp. C

  7. Estaba analizando de nuevo este artículo y bueno, me parece que para los compositores es muy importante lo que aclaras aquí:
    *
    «…no debemos buscar a Dios para que nos dé canciones…»
    *
    Creo que en ciertas ocasiones caemos en ello si.
    Bendiciones y esperando la segunda parte =)

  8. Christian David Ospina

    Gracias por compartir con nosotros el bosquejo de este taller. Estoy de acuerdo con Robbins, que aunque sea del 2001 sigue siendo apropiado e interesante a la fecha.

    Yo quería participar también de esta trivia 🙁 jeje, pero bueno. Saludos desde Colombia.

    ¡Bendiciones!

  9. Hector Mendoza

    Muy buena informacion en tu blog aunque no soy musico ni compositor es bueno saber como se inspiran aquellos que escriben talves un dia lo haga

    la respueta a la trivia es A

  10. Manuel Muñoz

    C. Ninguno de los anteriores.
    saludos bendiciones!

  11. Buenas ideas las q se comparten, bendiciones hno Noel 🙂
    Respuesta: B

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Canciones con versos cuestionables y cómo evitarlos (Parte 4)

Basado en mi libro «100 canciones con versos