¿Cómo estuvo el Taller de Composición?

¿Cómo estuvo el Taller de Composición?

- en Talleres de composición
1898
2


Taller de composición en Cartago, Costa Rica.

El pasado 5 de mayo estuve en la Iglesia Esperanza para las Naciones, en Cartago, Costa Rica. Gracias a la invitación de mi amigo Pablo Jiménez, tuve el privilegio de desarrollar un taller de 4 horas de duración, en donde intenté compartir con los más de 20 participantes la teoría básica de escribir canciones, donde al final pusimos en práctica lo aprendido y nos aventuramos a componer. He aquí algunas imágenes del taller cortesía de Zhara Madrigal. ¡Gracias Zhara!

Mis talleres de composición siempre comienzan con una introducción. Por lo general les comparto las 5 razones por las cuales una personas debería involucrarse en el ministerio de la composición. Lamentablemente muchos quieren aprender a escribir únicamente para conquistar a una mujer o ganar dinero. Y aunque eso no es malo en sí mismo, la verdad hay propósitos más altos para desarrollar este ministerio. Por ejemplo, inspirar positivamente a otros y cumplir la gran comisión.

Luego de la introducción nos sumergimos en el tema. Explico un principio que en lo personal me ha ayudado a mí a entender el proceso de la composición, lo llamo: El principio de la autopista. Que dice: La carretera que le conducirá a una canción consiste en una autopista de tres carriles: Melodía, letra y armonía. El resto del taller consiste aprender a introducirse a esta carretera a través de cualquiera de los carriles.

Durante el taller expongo algunas de las canciones que he escrito. Como suelo decir, yo no compongo para tocar, sino que toco para componer. Es decir, aprendí mis “pininos” de piano con el fin de perfeccionar mis canciones. En ese sentido, el carril que yo suelo usar para componer es el de la melodía y la letra simultáneamente. Aunque he escrito canciones partiendo de armonías, no es mi carril predilecto. Por eso, expongo algunas de mis canciones a medida que enseño para ilustrarle a los participantes cómo se escriben las canciones desde cualquier carril.

Luego de explicar el carril de la letra y enseñarles qué es un verso y una estrofa, qué es la métrica y la rima, hablo del carril armónico. Básicamente, progresiones de acordes siempre sugieren frases melódicas. Por lo que el compositor que toca un instrumento tiene una infinidad de recursos para componer. A veces es cuestión de solo vencer el bloqueo mental del “No puedo” para entrar en la autopista de la composición. Al tener una serie de acordes, basta escuchar la diversidad de melodías que acompañan la música para definir cuál será la de la estrofa y el coro. Posteriormente se busca una letra apropiada para las armonías y melodías establecidas.

Como un taller no sería taller si solo se imparte la teoría, durante la última hora dividí a todos los asistentes en tres grupos. Definimos un músico con instrumento para ayudar en la parte armónica y juntos comenzaron a crear letras y melodías conforme lo aprendido durante las 3 horas anteriores. Algunos crearon la letra de su propia inventiva mientras que otros se basaron en textos de la Escritura para completar sus canciones.

Durante esa hora en que los grupos están componiendo superviso lo que están haciendo y les ayudo a corregir posibles errores que estén cometiendo. Letras que no se acoplan a la métrica, frases que no riman o melodías débiles que no favorecen sus canciones. Poco a poco entre todos vamos encontrando lo que mejor calza con lo que están creando. Sinceramente a algunos les cuesta más que a otros, de igual manera las dificultades les ayudan a entender que la composición no es fácil, requiere trabajo y esfuerzo.

Al terminar la hora práctica, cada uno de los tres grupos pasó a exponer sus canciones delante de los demás. Un grupo pasa a cantar mientras todos se sientan a escucharlos. Las tres canciones que los participantes lograron escribir fueron: “Sé que escuchas mi oración”, “Señor mi Dios” y “Te agradezco”. Muy lindas canciones, muy buen comienzo para muchos de ellos que jamás en su vida habían experimentado el proceso de composición.

Gracias a la Iglesia Esperanza para las Naciones y a Pablo Jiménez por la invitación. A todos quienes participaron, les animo a seguir adelante y a continuar en esta Aventura de Componer.

Noel Navas.

2 Comentarios

  1. Pablo Jimenez

    Excelente taller amigo, mucha calidad.

    Gracias por compartir lo que Dios te da.

  2. Saludos… hno tu blog es una bendicion para los que nos hemos decidido subir a esta travesia de componer,,, Saludos de Nic

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Lo que siempre quise y nunca pude decir sobre el don de profecía (Décimo tercera parte)

Esta es la última entrada de la serie