15 años después (Segunda parte)

15 años después (Segunda parte)

- en Testimonios de composición
2058
13


10 años después15 Aniversario del terremoto de 2001.

En la entrada anterior comencé a relatar cómo nació la canción “Un amigo”. Creo que nunca antes había contado detalladamente cómo surgió. Además conté cómo fue que me animé a entrar al “1er. Festival de la Canción” que Canal 4 de Televisión organizó. En esta segunda parte usted terminará de comprender que “Un amigo” no fue escrita por causa del terremoto, la escribí mucho antes en respuesta al impacto que el programa «Celebración de amistad» provocó en mí. Luego de escribirla fue que Jaime Carías y yo nos inscribimos en el Festival del Canal 4. En fin… La vez pasada dejé la historia en la parte donde Willie Maldonado está por anunciar al ganador del concurso…

Después de que todos los finalistas cantaron Willie envió a comerciales y el jurado comenzó a deliberar. Cuando lo hubieron hecho todos nos ubicamos de nuevo en nuestros asientos y el programa continuó. Luego de unas palabras de agradecimiento y con los resultados del jurado en mano, Willie dijo: “¡Y el ganador del 1er. Festival de la Canción es…” Hizo la típica pausa que hacen los presentadores de televisión, “… Mujer dual!”

Es decir, ¡perdimos!

Los que estábamos allí aplaudimos y finalizó el Concurso.

Cuando tuve oportunidad me acerqué a la ganadora, que por cierto estaba felicísima, la miré a los ojos y le dije: “¡Felicidades! ¡Ganó la mejor canción!” Lo dije con sinceridad. Sin afán de sonar espiritual la verdad es que un texto bíblico saltó a mi mente cuando supe quién ganó: “Alégrense con los que se alegran”. Ese fue mi real sentir y por eso la felicité. Igual yo estaba súper contento al ver hasta dónde habíamos llegado. “Primer Concurso y mi canción llegó a la final”, pensaba, “¡Buen comienzo!”

El año 2000 finalizó con las tradicionales fiestas navideñas y el 2001 comenzó sin nadie esperar lo que sucedería el Sábado 13 de Enero. A eso de las 11:30 de la mañana un terremoto de 7.6 grados en la escala de Richter sacudió el territorio y todo mundo quedó atemorizado. No solo por el temblor que duró varios segundos, sino por las réplicas que siguieron a este. La electricidad se fue, los teléfonos no funcionaban y todo mundo a buscar contactarse con sus seres queridos. En el caso de mi familia la mayoría estábamos en casa y sabíamos que estábamos bien.

Cuando la electricidad volvió fue sorprendente ver las escenas en la televisión de cómo la colonia «Las Colinas», de la ciudad de Santa Tecla, había quedado soterrada por un alud de tierra. «Las Colinas» está a dos o tres kilómetros de donde vivo. Aunque yo me quedé en casa mi hermano Elí se fue a pié hasta allá para ayudar a rescatar sobrevivientes. Después me enteré que una pariente de un integrante del equipo de alabanza de su iglesia estaba entre los sepultados. Él había ido a ayudar.

El alud de tierra fue la noticia más sobresaliente del terremoto. Aunque había muertos en muchas partes y más de un millón de damnificados en todo le país, «Las Colinas» acaparó la atención de todos. No era para menos, sólo allí se contabilizaron más de 200 muertos.

Esa noche los salvadoreños fuimos a dormir con zapatos puestos por si una réplica u otro terremoto nos sorprendía. Supe de familias enteras que durmieron en los patios con tal de no estar dentro casa por si se repetía otro sismo.

El Domingo 14 no fui a la iglesia. La verdad no estoy seguro que haya habido culto ese día. Me parece que la mayoría de iglesias evangélicas los suspendieron. Por la tarde me fui a la casa de Neri, un amigo con quien nos conocemos desde niños.

Como todo mundo aun estaba asustado nuestra conversación giró en torno al terremoto. Nos sentamos en la sala de su casa a ver las noticias y de paso se nos ocurrió poner un garrafón de agua filtrada (“Agua Cristal”) en la puerta de entrada. Cuando sentíamos una réplica sísmica de inmediato mirábamos hacia el garrafón. Si el agua se movía levemente nos quedábamos sentados, pero si se movía demasiado salíamos corriendo hacia la calle. Así estuvimos «jugando» (entre comillas) toda la tarde. Entre conversaciones y réplicas llamamos a nuestro instrumento medidor: “Temblorómetro”.

Llegué como a las 6:30 de la tarde a mi casa. Al nomás entrar mi mamá me dijo: “¡Tu canción está saliendo en la televisión!” Me dijo que varios amigos me habían estado llamando a la casa para contarme la noticia. A eso de las 8 de la noche pude ver el video clip que Canal 4 había hecho utilizando imágenes de la tragedia y de fondo mi canción interpretada por Jaime Carías.

El Lunes 15 por la mañana alguien del Canal 4 me llamó y me dijo: “Noel, queríamos enterarte que hicimos un video clip con tu canción. El subgerente me pidió una canción apropiada y recordé la tuya, que participó en el «Festival de la Canción». Quiero que sepas que no ha habido mala intención en esto, simplemente nos pidieron hacer un video clip y consideré que tu canción era la más indicada”.

En lo personal me sentí privilegiado, pero para quienes aun creen que hubo algún beneficio económico… No, no lo hubo. En esa conversación telefónica no tocamos el tema, supongo que se debió a que ambos estábamos enterados del documento que firmamos el día que nos inscribimos al concurso. En el sentido que allí se especificaba que cedíamos a Canal 4 de Televisión los derechos de utilización. Sinceramente aunque me hubieran ofrecido algo no creo que lo hubiera aceptado.

A partir de allí comenzaron a pasar el video muchas veces al día durante varias semanas. Luego la dinámica cambió y ya no pasaban el video sino saludos de personalidades del espectáculo internacional (principalmente de Univisión) que enviaban palabras de solidaridad usando como fondo mi canción.

Dos semanas después Willie Maldonado invitó a Jaime Carías y a mí a su programa “Fin de Semana” para entrevistarnos. La entrevista fue en vivo. Como mencioné antes: no soy de los que le gusta salir en televisión. Cuando mi pastor se enteró que saldría y lo nervioso que estaba me dijo: “Tu canción entró a concursar al Canal 4 para este momento, no para ganar, para este momento en que el país la iba a necesitar. No te preocupés de la entrevista ni que vas a salir en televisión, ¡solo hablá de tu corazón!”

Así me mentalicé.

Cuando llegamos al canal saludamos a Willie. Resulta que mi mamá fue muy buena amiga de su esposa hace muchos años y además, como Willie es cristiano, conoce a algunos familiares míos que están en el ministerio. Recuerdo que entre todo lo que hablamos antes de comenzar nos dijo: “Miren, su canción no ganó el Festival, pero la hemos hecho sonar más que la que ganó”.

Antes de entrar al aire nos maquillaron un poco y la entrevista comenzó. Francamente no recuerdo las preguntas que Willie nos hizo, solo que Jaime y yo hicimos un buen papel durante los 10 ó 12 minutos que duró. Sí recuerdo algo que Jaime mencionó relacionado a que él había visitado uno de los albergues que el gobierno habilitó y se llevó la sorpresa de que un grupo de niños habían hecho un círculo y cuando pasó cerca de ellos los encontró cantando «Un amigo». En lo personal oír eso me emocionó. Para finalizar Willie nos pidió mirar a las cámaras y dirigir una palabra a los televidentes. No recuerdo lo que dije pero sí que los animé a pensar en Dios y acercarse a él. Jaime hizo lo mismo.

Al terminar recordé lo que originalmente le había propuesto a Jaime cuando lo invité a interpretar mi canción: “A lo mejor y testificamos del Señor”. Y efectivamente lo hicimos, no solo a través de la canción, también por medio de esa entrevista.

Recuerdo que la directora de piso de “Fin de Semana” se nos acercó al final y muy conmovida nos dijo: “Muchachos, ustedes no ganaron los 10 mil colones del Festival, pero lo que han hecho por el país no tiene precio”.

Siempre que cuento parte de esta historia en algún Taller de Composición le digo a los asistentes: “Tú no sabes a dónde te puede llevar una canción”.

En 2002 Jaime Carías grabó «Un amigo» en el disco: “Muéstrame el camino” (ZER Producciones). No solo una vez, sino dos veces. Una cantándola como solista y otra con varios cantantes salvadoreños. En 2003 los premios «Más música», organizado por Radio Progreso (una de las radios cristianas más escuchadas en el país), premió a «Un amigo» como la canción cristiana de mayor influencia en medios seculares. De nuevo: Jaime y yo súper contentos.

En esta conmemoración del 15 Aniversario del terremoto del 2001 les comparto la versión del disco de Jaime donde varios cantamos la canción. En orden de aparición escucharán a: Vicky Cordero, Noel Navas, Marinela Arrué, Jaime Carías, Ricardo Quinteros y Victor Hernández.

“Un amigo”
Noel Navas

Un amigo de verdad, ¿quién lo hallará?
Honestidad, transparencia, respeto y sinceridad.
Todos tenemos un ideal.
Quisieras que fuera una realidad.

 Coro:
/Un amigo que pueda amar.
Un amigo que quiera escuchar.
Que en los tiempos difíciles contigo estará.
Más que un hermano un amigo será/

Un amigo, dos o tres, ¿dónde estarán?
En un rincón escondido, en la calle o en una ciudad.
Búsqueda extensa y sin final.
Pídele a Dios y lo encontrarás.

Noel Navas.

13 Comentarios

  1. Wow q linda la historia de esta cancion, y si recuerdo esta cancion como si fuera ayer :D! gracias a Dios por haberte regalado esta cancion :D! Bendiciones!!

  2. ¡Wow! ¡Cómo recuerdo esa canción! Aún tengo frescas las imágenes del videoclip en mi mente y tu canción sonando. Muy linda. Bendiciones, Noel

  3. CÉSAR Y JAVIER: Gracias por sus palabras y por comentar.

  4. WOW! que linda historia me hizo recordar la palabra de Jereminas 29:11 los Planes de Dios no son los nuestros pero siempre serán los mejores!!! Felicidades a ambos (Noel y Jaime) son instrumentoS en las manos de Dios para el pueblo.

  5. felicidades Noel… increible cancion… realmente esta cancion fue algo mas que una cancion, fue algo super trascendente que nacio en el corazon de Dios… lo que pasaste en este proceso de esta cancion, solo reforzo el proposito real y divino de lo que Dios ya queria hacer atravez de ella en esta nacion..!! felicidades Noel.!

  6. Aguilera de Muñoz

    Wow..!! Imprecionante testimonio….!! Dios siempre tiene un plan para cada cosa que permite que pase en nuestras vidas, muchas veces diferente a lo que nosotros tenemos en mente….Tu cancion impactò a todo un paìs, muchos corazones encontraron esperanza en cada palabra que la componen….y quedò grabada para siempre en la mente de todos los salvadoreños…!
    Dios bendiga tu vida y te siga lloviendo inspiracion en abundancia para que Dios por medio de tus letras siga ministrando a muchos corazones..!!!

  7. ANRUAYMI, RAFAEL Y AGUILERA: Gracias por sus comentarios tan generosos, un honor de verdad leerlos. Gracias por comentar!

  8. Melissa de Soriano

    Noel, no sabia esa historia! no tenia idea q la cancion era tuya! En medio del dolor de los terremotos, tu cancion trajo esperanza al pais!! Se cumple la Palabra q somos sal de la tierra y q seremos de bendicion!!!! Que Dios siga usando tu vida para animar y bendecir a los q te rodean. Un abrazo de los Soriano!

  9. MEISSA: Gracias por tus palabras, el abrazo es recíproco! Avísenme cuando vengan para ir a comer pupusas, je.

  10. Impactante Noel lo que Dios puede llegar hacer por medio de nuestras vidas, sin duda alguna esta canción se convirtio en más q una canción…. ministro esperanza, paz en momentos tan dificiles como lo fueron los terremotos, tengo tan presente cuando la escuche la primera vez fue de mucho consuelo para muchas personas; es evidente que Dios tiene siempre un plan perfecto, el esta en tiempo y fuera de tiempo. Wow Noel deseo de todo corazón que Dios bendiga tu vida y derrame mucha inspiración para seguir escribiendo y ministrando a muchos corazones.
    Que mejor ejemplo de Honestidad, transparencia, respeto y sinceridad que nuestro Padre Celestial, Bndiciones Noel y ¡¡¡FELICIDADES!!! :o)

  11. GRISEL: Gracias por tus palabras, por visitar el blog…

  12. Que hermosa historia. Bendiciones Noel, y espero q más canciones te lleven hasta lugares que tu no imaginas, donde podrás testificar aun más del Señor.

  13. Recuerdo muy bien esta canción tan hermosa y de mucho consuelo en momentos tan difíciles; yo la escuche en un spot de canal 4 para los terremotos del 2001, en esa epoca tenia 15 años y se me quedo gravada en la memoria, no porque la pasaran y repasaran en la TV y la radio, si no más bien por lo bello de su letra, la buena voz y melodia y por haber aparecido en los momentos en que nuestra tierra necesitaba mucho de «un amigo» que es Cristo. Hoy en la actualidad cuando se me avocan grandes pruebas dificiles de superar traigo esta cancion a mi memoria y recuerdo que hay un amigo que esta conmigo en todos los instantes de mi vida, el nunca me dejará solo.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Lo que siempre quise y nunca pude decir sobre el don de profecía (Duodécima parte)

En la entrada anterior, comencé a intentar responder