«Amada mía» (Segunda parte)

«Amada mía» (Segunda parte)

- en Testimonios de composición
2016
10


DaSo1Un testimonio de reconciliación matrimonial
.

En la entrada anterior comencé a relatar lo bien que comenzó la relación de mi hermano David y su esposa Sonia y de cómo los primeros años fueron muy felices. Con el tiempo la relación fue deteriorándose y experimentaron la separación producto de discusiones continuas. Además, le relaté cómo Sonia comenzó a buscar a Dios intensamente mientras David permanecía indiferente ante la posibilidad de reconciliarse, al punto que inició las gestiones para legalizar el divorcio. Precisamente fue cuando Sonia estaba buscando más del Señor que el juzgado le notificó que David quería divorciarse. Por favor siga leyendo…

Como parte del proceso de divorcio el juzgado envió a un trabajador social para entrevistar a David, hacerle unas preguntas y comenzar a definir la repartición de bienes para cada quien. David dice: “Quién sabe qué cara me vio cuando respondí sus preguntas que de entre todo lo que conversamos me dio a entender que él no percibía que yo quería culminar el proceso de divorcio. Yo no le dije nada, me dijo que hablaría con la contraparte (Sonia) y nos despedimos”. La conversación con él lo dejó pensativo.

Unos días después el trabajador social se reunió con Sonia y entre varias cosas que conversaron le dijo: “A título personal puedo decirle que ahora que he hablado con ambos noto que aun hay mucho amor entre ustedes. Pienso que lo que hay es heridas que deben sanar porque el amor todo lo puede. Y créame, su esposo ha sido un poco esquivo, pero yo sé que él la ama a usted”. Esas palabras fueron tan alentadoras que ella las sintió como otra señal de Dios

Simultáneo al proceso de divorcio David sostuvo una conversación muy especial con Elí, nuestro hermano menor.

Un día Elí y su esposa fueron a dejar a David a la casa y Elí le hizo una pregunta que lo hizo tambalear: “David, ahora que está por completarse el divorcio quiero hacerte una pregunta: ¿Qué vas a hacer con tu vida?” Él respondió esquivamente exponiéndole varios caminos que pensaba tomar, incluso irse a trabajar al extranjero. Elí le dijo: “David, sería irresponsable de mi parte decirte que todas las opciones que me has planteado están bien. Lo que sí puedo decirte es que la única solución desde hace dos mil años y que funciona para vidas como la tuya es que te acerqués a Cristo. Él puede solucionarlo todo”. “Esas palabras…” Dice David, “penetraron tan pero tan hondo dentro de mí que me puse a llorar descontroladamente delante de ellos”.

Elí y su esposa oraron por él y le dijeron que todo saldría bien. Lo invitaron a la iglesia donde ellos asistían y le recomendaron pedir el consejo de los pastores. Unos días después David los acompañó y conoció a los pastores, quienes comenzaron con él sesiones de consejería para la restauración de su matrimonio.

DaSo4Al finalizar una de esas sesiones le dijeron que efectivamente percibían que había amor en su corazón pero al mismo tiempo heridas y resentimiento. Como David había manifestado que quería detener el proceso de divorcio y reconciliarse con Sonia, los pastores lo invitaron a que se reunieran todos juntos con Sonia y así poder escuchar si ella deseaba lo mismo.

David dice: “A esta altura del proceso yo no sabía que Sonia ya estaba en consejería en el Club 700 y que habían estado orando fervientemente por la restauración de nuestra relación. Por lo que cuando los pastores me dijeron que querían conversar con Sonia y conmigo a la vez, no sabía si ella quería que volviéramos”.

Antes de cumplirse el mes se efectuó dicha reunión con previo acuerdo entre los pastores y el Club 700. “Cuando nos sentamos y abrimos nuestros corazones…” afirma David, “Hablamos y en un momento dado los pastores nos dijeron que nos dejarían solos para que conversáramos ella y yo. Cuando estuvimos solos… Nos abrazamos, lloramos y nos besamos. Cuando los pastores volvieron nos dijeron que ese era el comienzo de la restauración de nuestro matrimonio”.

David regresó a casa en Octubre de 2005. Demás está decir sus hijas, Marcela y Nathaly, rebosaban de alegría por el regreso de su padre. Sonia dice: “Después que nos perdonamos y volver a vivir de nuevo juntos me sentí muy feliz ya que él y yo habíamos vuelto a acercarnos pero ahora con una actitud y un carácter renovado. La Navidad de ese año fue una de las más felices que hemos pasado. Además, comenzamos a darnos más tiempo y hasta dedicar un día a la semana exclusivamente para hablar y escucharnos”.

A partir de allí David y Sonia continuaron juntos el proceso de consejería con los pastores reuniéndose cada semana, posteriormente cada mes y a la altura de Febrero de 2006 los pastores les manifestaron que se sentían contentos con la restauración tan rápida que el Señor les había dado. Los invitaron a compartir su testimonio en una actividad para parejas de la iglesia y que celebrarían ese mes, llamada: “La cena del amor”. Ellos aceptaron y compartieron su experiencia. Los asistentes quedaron muy impactados por el testimonio.

DaSo7Como algunos de ustedes saben, durante el año 2008, David, Sonia y sus hijas viajaron al país de Qatar debido a una oportunidad de trabajo que se les presentó. Si usted no lo sabía en meses pasados publiqué dos artículos relacionados a este episodio: El primer compositor que conocí y Canciones desde Qatar que con solo clikear puede leer. Todos incluyen canciones que David escribió.

El punto es que el año pasado David me compartió una canción de amor que le compuso a Sonia. “La escribí pensando en nuestra historia de amor… “ Dice David “Pensando en esa primera vez que tomé su mano debajo de la arena en la playa, en los tiempos difíciles que atravesamos y en la felicidad que el Señor nos ha brindado. Usé un par de versos del  Cantar de los cantares para el coro”.

Es decir, la restauración matrimonial que ambos experimentaron no fue pasajera sino que ha permanecido a lo largo de los años. Al punto que esta canción se constituye en  evidencia viva de que Dios puede restaurar el amor en la pareja. Aquí está la canción y el audio de la misma a la par del título… ¡Feliz mes del amor y la amistad!

“Amada mía” 
David Navas.

/Amada mía, mi amor
has apresado mi corazón,
con uno de tus ojos
encendiste el fuego en mi/

Recuerdo la noche
cuando tu mano tomé,
bajo la arena del mar
nuestras manos junté.

La felicidad
que el cielo hoy nos da,
ha sido duro el camino
por el cual hemos crecido.

Amada mía, mi amor
has apresado mi corazón
Con uno de tus ojos
encendiste el fuego en mi

No hay distancia ni la habrá
Ni las muchas aguas
podrán apagar el fuego
que en nuestro corazón está.

/Amada mía, mi amor
has apresado mi corazón,
con uno de tus ojos
encendiste el fuego en mi/ (1)

Noel Navas.

Notas:

(1) Todos los Derechos Reservados. David Navas, Doha, Qatar.

10 Comentarios

  1. Wow, lo que es la restauración perfecta a través de Jesús!

    Mis saludos y abrazos a tu hermano y cuñada. Seguiremos orando por ellos y que sigan impactando vidas con este gran testimonio.

    Muchas Bendiciones Noel,
    Pedro Sanchez, Jr.

  2. PEDRO: Gracias por comentar, así es, fue una restauración perfecta.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  3. Gracias Hermano Noel por compartir el Testimonio de su familia.

    Le cuento que me ha llegado muy adentro de mi corazón pues desde hace nueve meses Dios me ha dado la oportunidad de volver a unir mi vida junto a mi esposa Iliana y mi Hija Ilianita, al igual a su hermano me encontre muy confundido lejos de mi familia, pero lo maravilloso de todo son las maneras en que Dios se manifiesta.

    Gracias por el testimonio lo voy a compartir con mi esposa en este instante.

    Bendiciones a todos.

  4. NELSON: Qué bueno saber que te hablaron estos artículos. En lo personal a mi también, sentí algo muy especial mientras entrevistaba, mientras lo redactaba y ahora que tú nos expresas que te habló, ¡más!, je.

    Gracias por comentar!

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  5. carlos guerrero

    Noel, que bonito testimonio, casi se me salen las lágrimas, por favor, saludos a tus hermanos, que Dios te bendiga, ¡igue adelante, con la fuerza del Señor!

  6. CARLOS: Gracias por tus palabras, para mí también es conmovedora la historia. Mi hermano está leyendo los comentarios, así que él leerá directamente tus saludos.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  7. BENDICIONES PARA TODOS, ES TAN HERMOSO SABER Q CUANDO NOS ACERCAMOS A DIOS, ÉL SE ENCARGA DE HACER LO Q PARA NOSOTROS ES IMPOSIBLE, EN VERDAD ES UN TESTIMONIO HERMOSO Y DE GRAN EDIFICACIÓN, DIOS CONTINUE BENDICIENDO SUS VIDAS Y MINISTERIOS.

  8. DAYSI: Gracias por comentar y saber que te gustó el testimonio. Dios te bendiga.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  9. Noel, que testimonio tan especial y el impacto que causa pues no solo el Señor llegó a tocar la vida de ellos sino lo sigue haciendo con aquellos (como yo) que lo leen. Dios siempre nos usa como sus instrumentos para bendecir y tocar la vida de otros.

  10. IVETH: ¿Me creerías que yo no conocía este testimonio completo hasta que los entrevisté para el blog? Mientras los entrevistaba yo les expresé mis ganas de llorar. También me tocó, como tú dices. Por eso lo publiqué, porque sabía que iba a ser especial para algunos lectores como tú. Gracias por comentar.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

«Dos fases, una fase», el nuevo libro de Noel Navas. ¡Descárgalo aquí!

“El dispensacionalismo, tal cual lo conocemos hoy, en