Una buena letra (Quinta parte)

Una buena letra (Quinta parte)

- en Una buena letra
1044
2


¿Qué características tiene una buena letra?

Ya vimos que la letra de una canción debe Brindar un mensaje moralmente bueno, Ser suficientemente clara, Ser profunda en sus versos y Estar gramaticalmente bien escrita. Hoy continuaré explicando la quinta cualidad de una buena letra cristiana. Esta tiene que ver con que eso que está bien escrito se fusione correctamente con la melodía y sea agradable al cantarse.

5. Una buena letra se oye bien.

Una buena letra no solo debe estar bien escrita, sino que debe oírse bien al cantarse. Hay canciones que en la pantalla o el papel parecen estar bien, pero al cantarse algunos versos se evidencia que no. Al leerse se siente la energía de los versos, se percibe profundidad y hasta ingeniosidad, pero cuando se interpretan con la melodía uno dice: “¡Ops! ¿Qué pasó aquí?”

¿Qué cosas podrían hacer que una canción esté bien escrita pero al cantarse ya no? He aquí algunas de ellas:

La métrica

La métrica tiene que ver con la medida o tamaño de los versos. La métrica se mide contando las sílabas de cada verso y según sea esa cantidad los versos pueden ser: bisílabos (dos sílabas), trisílabos (tres sílabas), tetrasílabos (cuatro sílabas), etc. Como yo nunca he escuchado a un cantante decir: “¡Hermanos! ¡Espero que esta canción de versos heptasílabos les ministre!”, entonces lo que tiene que recordar en cuanto a la métrica es que es una medida y que dicha medida debe acoplarse perfectamente a la melodía.

Sobre este acoplamiento letra-melodía lo medular es que los versos deben calzar perfectamente sobre las figuras melódicas al punto que al cantarse se oiga que ambos armonizan entre sí. ¿No le ha pasado alguna vez que ha escuchado una canción y siente que la pronunciación se oye atropellada? ¿Nunca ha oído una canción cuyas palabras se están pronunciando demasiado rápido?

¿Quiere un ejemplo? Algunos me van a odiar por el que voy a citar. ¡Ni modo!

Le invito a que busque en Youtube la canción “Dios es capaz” del cantante y compositor hondureño Milton Valle. Escúchela detenidamente y en un momento de la letra sentirá lo que describí antes: un par de versos se oyen atropellados, que se están pronunciando demasiado rápido y hasta la forma de respirar del intérprete se oye apresurada.

Claro, con esto no quiero desvalorar el mensaje de la canción y lo especial que es para estimular la fe. De ninguna manera; sin embargo, siendo rigurosos con este tema, si se hubiera trabajado más la métrica la canción se hubiera escuchado mejor.

Mire, una letra que irrespeta la métrica es como un hombre que usa camisas talla XL pero que está empecinado por ponerse una M. El sujeto podría conseguir ponérsela, pero después de un arduo esfuerzo el resultado será: camisa súper ajustada, botones por salir volando y tela a punto de romperse. Quienes tallan XL deben ponerse camisas XL, no camisas M. ¡Pues lo mismo pasa en la composición! Si los versos de una letra tallan XL, ¡no los meta en una melodía talla M! ¡No le van a quedar!

Los acentos

Otro elemento que provoca que las letras de las canciones se oigan mal a pesar de estar bien escritas, son los acentos. Cuando pasa esto y se fusiona letra y melodía los acentos naturales de algunas palabras se pierden y se oyen mal.

Por ejemplo, la palabra “corazón”, al cantarse debe oírse exactamente igual que cuando se pronuncia hablando. Es decir, con tilde en la sílaba “zón”. Si alguien pone esta palabra en una letra y al entonarse se oye “co-rá-zon”, con tilde en la sílaba “rá”, entonces ha fallado en el acento.

Ojo: no me estoy refiriendo a tildar mal las palabras al escribirse la letra, sino que al cantarse, aunque esté bien tildada al escribirse, el acento se oye en una sílaba que no va.

Ahora, esto no solo puede pasar en las palabras que sabemos que llevan acento, sino en cualquier palabra sin importar que el acento no se escriba. Todas las palabras sin acento tienen un acento invisible. Dicho acento se llama: acento prosódico. Este es el que no se escribe, pero sí se pronuncia. Por ejemplo, la palabra “amor”. No se escribe el acento, pero sí lleva. ¿Dónde? En la sílaba “mor”. Se pronuncia “a-mór” no “á-mor”. ¿Me doy a entender?

En este sentido, si una letra está bien escrita pero al cantarse se irrespetan los acentos, no es una buena letra.

La rima

La rima, al igual que en la poesía, le da brillo a las letras. Le añaden emoción y las viste de ingeniosidad. Aunque podría haber excepciones, las mejores letras de canciones cristianas riman. Por ejemplo, perciba la diferencia al leer una letra con rima y luego, esa misma letra, sin rima.

Tu presencia le da a mi vida
sentido y dirección.
Por ti un manantial de alegría
vive en mi corazón.

Ahora lea la misma letra pero sin rima:

Tu presencia le da a mi vida
sentido y propósito
Por ti un manantial de júbilo
vive en mi ser.

¿Cuál se oye mejor? ¿Con rima o sin rima?

Como usted sabe, la rima en una canción ocurre en la última o penúltima sílaba de los versos. Si una estrofa tiene cuatro versos por lo menos debería conseguirse que dos de ellos rimen. Si se consigue que los cuatro lo hagan, como el ejemplo anterior, ¡fantástico! Igual, aunque no es obligatorio que una letra rime para ser considerada buena, la mayoría de buenas letras riman. Es decir, la rima aumenta las probabilidades de que una letra sea consideraba buena.

Eso con relación a la rima en los versos finales; sin embargo, la rima no está confinada a las últimas sílabas de los versos, también pueden ser intermedias, pero para lograr eso se requiere mucha creatividad, trabajo de búsqueda y esfuerzo mental. La siguiente es una letra que consigue rimar tanto al final como en el intermedio.

Muéstrame el camino de tu voluntad
por esta senda quiero andar.
Este es mi destino conocer tu voluntad
encamíname en tu verdad.

Salvación a mi tú has sido en mi caminar
Oh, Dios mío, en ti confío, en ti he de esperar

Coro:
/Muéstrame tu voluntad
Muéstrame tu voluntad/

No será confundido quien en ti sabe esperar
acuérdate de mí por tu bondad.
Y mis enemigos de mí no se han de alegrar
porque a ti mi alma he de levantar

¿Quiere que su letra sea considerada buena? Procure la rima en los versos finales. ¿Quiere que sea considera mucho más que buena? Procure que rime tanto al final como en medio.

Continuará…

2 Comentarios

  1. Desiree Rodriguez

    Bendiciones Noel. Muy interesante este articulo especialmente las partes de la metrica, para aquellos que no tienen eso en cuenta, ademas la ortografia y gramatica. Considero que por eso es importante que uno tenga la melodia antes de las letras, porque asi uno va a escribiendo segun la melodia, y eso hace mas facil hacer la cancion cumpliendo con la regla de la metrica.

  2. Edgardo Martínez

    Saludos, un nuevo comentario extemporáneo de mi parte. A propósito del tema, ¿no es un poco falta de creatividad utilizar rimas facilistas? Los verbos en infinitivo o pronominal (reflexivo) son una muestra de eso. Generalmente ocurre con las canciones movidas, y a mi particularmente no me gusta.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podría interesar

Adorar con la mente, la adoración olvidada (Séptima parte)

Espero que a esta altura hayas comprendido que