Unción vrs. Preparación (Primera parte)

Unción vrs. Preparación (Primera parte)

- en Unción vrs. Preparación
2431
14


Una conversación con Jason Morriss.

Conocí a Jason Morriss a través de Bruce Calderón, manager de Coalo Zamorano. En una conversación vía Skype, Bruce me dijo que conocía al compositor de “Cuán bello es el Señor” y que sería interesante que lo entrevistara para el blog. Bruce me dio su email y le escribí. Al final logramos concertar una cita vía Skype y Jason y yo nos enfrascamos en una conversación que publiqué hace varios meses. Si desea leerla en este momento por favor haga click aquí.

Jason es parte del equipo de pastores de Lakewood Church que colaboran actualmente con Joel Osteen y Danilo Montero. Se graduó de “Cristo para las naciones” en 1993 y de Northern Theological Seminary en 2009 con el grado de Maestría en Divinidad. Aquí entre nos, la conversación que ambos sostuvimos es hasta el día de hoy la entrevista más comentada de La Aventura de Componer, muy por encima de la que le hice a Marcos Witt y Danilo Montero.

De paso, gracias a esa entrevista las visitas al blog se incrementaron exponencialmente, primero porque Noticiacristiana.Com la reprodujo en su sitio, y segundo, porque Marcos Witt la posteó en su Facebook y ¡wow!, miles de personas (y no exagero eh) se sintieron aliviadas al enterarse que el escritor de “Cuando bello es el Señor” no era una bruja, je.

El asunto es que hace unos días Jason me escribió preguntándome si podíamos conversar, que tenía un tema que podría ser interesante y a la vez útil para los lectores del blog. Concertamos la reunión vía Skype y vamos, ¡Jason tenía razón! Lo que me compartió me motivó tanto que conforme él me lo pidió, les presento a continuación los pensamientos más destacados de nuestra conversación. ¡Que la disfruten!

INICIO DE LA CONVERSACIÓN 12:00 P.M. DEL JUEVES 21 DE FEBRERO DE 2013

–¿Cómo estás Jason?

–¡Bien mano! Ya vi que estás tomándote una Coca Cola. ¡Eso te hace daño!

–Eh, eh, eh, jajaja… ¡Pero sabe rico!

–Ponés esa cara porque sabes lo que el Espíritu Santo ya te ha dicho sobre eso, ¿no?…

–Jajaja… Es que es más barato que ese café de Fourbucks que te estás tomando. Un amigo le dice “Fourbucks” porque todos los cafés de “Starbucks” valen arriba de cuatro dólares…

–¡Tamos en la misma entonces! Jajaja…

–Hablemos pues…

–Fíjate que no tengo muchos puntos que comentarte pero sentí llamarte porque creo que estoy integrando algo que llevo 25 años queriendo entender y se me hace que quienes están queriendo aprender a componer les puede servir de ánimo…

–Ok…

–Y yo sé que para correr la voz es contigo.

–¡Gracias Jason!

–Comienzo pues. Fíjate que parte de mi trabajo aquí en Lakewood no es entrenar músicos, sino pastores y líderes jóvenes. Y al reflexionar sobre mi vida yo recuerdo que mi llamado al ministerio inició con dos grandes amores. Primero, la música, y segundo, el querer compartir la Palabra.

Entonces cuando yo tenía 14 ó 15 años estaba intentando manejar esos dos amores. Resulta que en uno de los casos tuve la sabiduría de sujetarme al proceso de preparación adecuada para una vida de ministerio. En el otro de los casos, pensé que un poquito de talento, un tantito de suerte y un poco de unción serían suficientes. Y ahora me tienes cumpliendo 40 años y de mis dos grandes amores solo uno sigue ampliándose y tocando a otros; en el otro sigo siendo el músico más frustrado de la iglesia porque nunca me detuve para sentarme en los lugares adecuados y aprender lo que es la ciencia que hay detrás de la música.

Estoy tratando de integrar todo esto porque tengo a cargo la capacitación ministerial de muchos jóvenes en la iglesia. Entonces, uno de mis grandes desafíos es hacerles entender que está bien que sientan un llamado, que sientan la unción; pero si ellos quieren tocar vidas a largo plazo deben sujetarse a un proceso de preparación para el ministerio. El mejor ejemplo que he encontrado para enseñarles es lo que yo hice con la música y la composición cuando yo era joven. Y aquí me tienes 25 años después sin otra canción mía que alguien haya cantado aparte de “Cuán bello es el Señor”, por rebelde, por no haber querido aprender.

Dios me bendijo con un poquito de unción a una edad muy joven y nunca supe sujetarme al proceso adecuado para poder tocar vidas a largo plazo. Creo que muchos músicos y compositores necesitan saber esto, ¿qué pensás?

–Claro que sí Jason, me parece que sí.

–Lo que yo siento es que no solo no pude sacar más canciones, o sea, ese segundo “hit” después de “Cuán bello es el Señor”. Y no es que eso sea frustrante para mí, sino que lo que me frustra es que yo puse limitaciones extraordinarias al gran don que Dios me dio por no saber qué hacer con la unción.

–Te refieres al don musical, al de componer…

–¡Exacto! Mira, yo escucho a Israel Houghton aquí en Lakewood y todo lo que él hace. Recién acaba de ganar su 5to. Grammy por una canción que compuso y el pastor Joel lo comentó uno de estos domingos. Entonces, si yo pudiera hablar con músicos, con esos que están soñando que Dios cumpla sus sueños más profundos de que unja su música, y yo les pudiera mirar de cara a los ojos, les diría que sí, que pidan esa unción pero que no dejen de sudar y prepararse musicalmente porque si Dios contesta su oración y los unge sin haberse preparado, ¿qué van a hacer después?

Esto es como que si tomaras algo muy pero muy pesado y lo pusieras sobre una mesa de patas delgadas. ¡Eso fue lo que me pasó con “Cuán bello es el Señor”! Dios puso unción sobre muy poco carácter, carácter que se manifestó en mi soberbia que decía: “Yo no tengo que ir a prepararme, Dios está usando mi música”. Entonces ese peso terminó quebrando las patas de la mesa. ¿Me explico?

–Sí, claro…

–Si yo pudiera hablar con jóvenes, varones, señoritas, compositores y pudiera mirarles a los ojos les diría: “Joven, no juegues con lo que Dios te da. ¡Tienes que prepararte y pulirte!” Ellos deben aprender todo lo que puedan aprender y que cuando de aprender se trata, ¡no hay que pensarlo dos veces! ¿Por qué lo pensamos? Siempre deberíamos responder: “¡Por supuesto que sí!” ¿Me explico?

–¡Excelente reflexión!

–Mira, esto viene de muchos años de frustración.

–Jason, tu sentir es por los músicos, ¿no? Pero tú sí te preparaste, nomás que te inclinaste más por la preparación teológica y ministerial que por la musical. No quisiera que la gente creyera que tú nunca estudiaste. Lo que percibo en ti es que te hubiera gustado prepararte no solo profesionalmente en la predicación, sino también en la música. ¿Es así?

–Sí, yo sentí dos grandes impulsos, dos grandes amores, en uno de los casos, ¡hice algo al respecto! En el otro, Dios me mostró unción muy fuerte y sentí que ya no tenía que trabajar más…

–Como que te conformaste…

–Sí, simplemente pensé que ya no tenía que hacer nada, que esto me vino completo y no necesitaba pulirlo.

Mira, hubo un momento en la ciudad que me crié allá en Michoacán, donde aprendí a tocar con mis amigos del barrio, una vez mi papá me dijo: “Encontré un maestro de música, ¿quieres clases?” Y fui, pero me resultó de lo más aburrido, que estaba perdiendo el tiempo. Pero simultáneamente, Marcos lanzó “Cuán bello es el Señor” y la canción comenzó a tocar el mundo, a mi corta edad me invitaban a conferencias y a predicar. Yo me di el lujo de decir: “¡Tengo lo que necesito! ¡No necesito más!” Y mira lo que tuve, ¡una sola canción! ¡Nada más! ¿Por qué? Porque no me detuve a prepararme. Eso sí, en cuanto a la Palabra sabía que necesitaba estudiar, que necesitaba más de lo que yo tenía en mi mente. Entonces me preparé por 10 años sabiendo que Dios me había llamado al ministerio.

–Hoy en día me estoy encontrando con jóvenes y personas adultas que sienten el llamado al ministerio y me preguntan: “¿Qué hago al respecto?” Yo les estoy diciendo: “¡Estudia! ¡Estudia! ¡Estudia!” Que no se den el lujo de no estudiar. Cada quien decide el tamaño de influencia que quieren tener. Si quieres tocar el mundo, tienes que estudiar.

Continúa…

Trivia No. 1

Con motivo del 5to. Aniversario de LADC aquí está la primera Trivia a través de la cual usted podría ganarse el libro: «Una presencia manifiesta» (Jack Hayford, Editorial Vida). Escoja una respuesta y escríbala en el área de comentarios. El ganador se dará a conocer en la siguiente Trivia. Solo se admitirá una respuesta por participante y gane o no puede participar en las Trivas que quiera.

¿Cuántos artículos hay publicados en La Aventura de Componer?

A. Menos de 400.
B. Entre 400 y 600.
C. Más de 600.

Acerca de mí

Entradas relacionadas

14 Comentarios

  1. C. Más de 600

  2. C. Mas de 600

  3. Gracias Noel por publicar esta entrevista. Creo que con ella se cumple a cabalidad el cometido de tu blog, que yo ampliaría no solo a quienes componen pero también a quienes de una u otra manera estamos involucrados en el ministerio musical.

    Me identifico plenamente con Jason Morriss y creo, sin temor a equivocarme que muchas otras personas, por diversas razones, que pueden variar desde el exceso de confianza o la presunción de ser mejores de lo que realmente son, hasta el temor al fracaso o a ser confrontados con la necesidad de esforzarse en serio; no han pulido el talento que les fue dado para realmente haberlo puesto al servicio del Señor con la mayor excelencia (sin caer en la trampa del desbalance de trabajar solo la «ciencia» o arte musical minimizando lo que solo el Espíritu Santo puede hacer a través de ese arte).

    En ese contexto deseo agradecer y reconocer al señor Morriss por tener el valor de compartir con nosotros su experiencia e incluso sus sensaciones de vida, de manera que podamos tomar la lección y corregir el rumbo, o mejor aún, tomar las medidas preventivas del caso, de manera que desarrollemos el hábito de estudiar y prepararnos, teniendo como consecuencia lógica el crecimiento de nuestra habilidad y entonces llevar todo ese fruto a los pies del Señor para que, como predicaba hoy nuestro pastor y reconocido compositor y salmista, William Jiménez, Él sople Su aliento de vida y convierta lo que era solo materia inerte, polvo sin vida, en algo animado, que señoree y fructifique, de acuerdo al propósito de Dios para nuestras vidas.

  4. Christian Ospina

    Excelente artículo. Esperando la continuación.

    Con respecto a la pregunta, la respuesta es:

    C. Más de 600.

    (Si no me equivoco, son 745 incluyendo esta entrada, jeje)

  5. Juan Camilo Romero

    C. MÁS DE 600…. ¿Puede usted creerlo? Hasta donde yo sé La Aventura de Componer en el único sitio en Internet que cuenta con mas de 680 artículos publicados exclusivamente sobre el tema de escribir canciones, desde una perspectiva bíblica y bajo una filosofía cristiana de la vida. es mas tengo amigos que los leen y no tienen nada que ver con el cristianismo por su rico contenido academico…

  6. Mas de 600

  7. Margarita Campos

    Wow! Interesante entrevista y gracias Noel por tomar este tiempo para compartir una entrevista que nos reta a ser fieles administradores de los dones que Dios nos ha dado. Me encantaría leer el libro pero no se exactamente el número de publicacioens hechas en tu página. Dios siga usando tu vida amigo!

  8. Estaba en una encrucijada, si estudiar para Dios éste año o dejarlo para mas adelante,
    Gracias por sacarme esa duda, este es el momento!!!!
    Muy bonita entrevista, espero la segunda parte….
    Este blog ha sido de mucha inspiraci{on para mi hace alg{un tiempo, aunque casi nunca comento.
    Dios los Bendiga!!!!
    *
    Y para la trivia, me imagino que C. Más de 600. =)

  9. Que bendición esta entrevista. y bueno con respecto a la pregunta dee la trivia es la opción C. Mas de 600. bendiciones!

  10. Felipe, que GRAN CONSEJO, para esta generacion…ESTUDIEN, PREPARENSE, para servir en grande al Rey…DIOS SIGA OBRANDO EN TI Y EN TU FAMILIA…TE QUIERO MUCHO AMIGO 🙂

  11. Excelente blog.
    Un agrado haberlo encontrado por gracia de Dios.

    La trivia:
    más de 600 entradas, estoy leyéndolas de a poco.
    Bendiciones.

  12. Wow!…Yo nosy Joven, pero esto me ayudo a reflexionar en los dones que Dios me dio. Los lideres siempre te predican de que desarrolles tus dondes …y te dices Dios se encanrgara de todo solo un Corazon para que te use… y te lo predican MUY MISTICO, osea que yo no debo hacer nada…y causa confusion…ahora se que la clave es Prepararme….iEstudira!!!….estudiar!!…estudiar!!….Gracias Jason!

  13. mas de 600

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Lo que siempre quise y nunca pude decir sobre el don de profecía (Décimo tercera parte)

Esta es la última entrada de la serie