Humor egipcio

Humor egipcio

- en Artículos de la web
1861
2


Humor egipcioEl humor como fuente de inspiración.

Revisando las noticias a través del Internet encontré un artículo que leí por simple curiosidad. Aunque no di seguimiento completo a las noticias del derrocamiento de Mubarak en Egipto, sí estuve pendiente de conocer algunos hechos. Por eso, mientras leía esta noticia vi que tenía que ver con el tema de escribir canciones y decidí compartilo a través del blog. Para que usted entienda bien el artículo le invito a que lo lea detenidamente y a que vea el video completo que añadí. Ojo: Véalo completo. Abajito del video podrá leer parte de lo que dice la letra de la canción. De este modo creo que podrá entender el por qué de mi breve reflexión al final.

¿Quién es el hombre que aparece de pie, detrás de Omar Suleimán?
Jorge Fuentelsaz.

El Cairo, 16 feb (EFE).- El discurso de 30 segundos en el que el pasado día 11 el exvicepresidente egipcio Omar Suleimán anunció la renuncia del rais Hosni Mubarak no solo desató la euforia en todo el país, sino también la curiosidad y el sentido del humor de los egipcios.

¿Quién es el hombre que aparece detrás de Omar Suleimán? Esta pregunta ha corrido como la pólvora por las redes sociales de internet, especialmente Facebook y Twitter, unas de las principales herramientas de las protestas que comenzaron el 25 de enero y que provocaron la caída de Mubarak el pasado 11 de febrero.

Además, ha dado pábulo al ya de por sí desatado humor egipcio.

Sólo en Facebook se han abierto más de medio centenar de páginas en las que aparecen fotomontajes en las que el misterioso hombre aparece detrás de otros personajes famosos.

Así, en estos montajes se le puede ver detrás del depuesto presidente tunecino Zine al Abidine Ben Ali, del dictador alemán Adolf Hitler, de los expresidentes egipcios Mubarak y Anuar al Sadat o del cantante egipcio Tamer Hosni, expulsado de la plaza Tahrir durante las protestas egipcias por unas supuestas declaraciones a favor del rais.

Pero además, aparece como parte del reparto de películas egipcias, o estadounidenses como «Titanic», como miembro de la selección nacional de fútbol o junto al séquito del depuesto rey Faruk.

Incluso ya se ha escrito una canción que se puede escuchar en «youtube» y que se titula «Quiero ser el hombre que está detrás de Omar Suleimán»:

httpv://www.youtube.com/watch?v=NHJBtt5qn5s

«Mi padre quiere que sea ingeniero, mi madre me quiere artista, mi tío quiere que sea profesor o «salesman» (vendedor en inglés)» dice el cantante, antes de insistir en que no quiere ser «ni spiderman, ni superman, ni ingeniero, ni salesman», sino como el hombre que está detrás de Omar Suleimán.

En tono de humor han nacido propuestas para renombrar la parada de metro de la capital egipcia «Muhamad Hosni Mubarak», incluso la plaza de Tahrir, símbolo de la revolución, y ponerles el nombre de «el hombre que esta detrás de Omar Suleimán».

Bromeando incluso con las convocatorias de las protestas, que cada día tomaban un nombre, especialmente los viernes, hay quien apuesta por llamar a la concentración del próximo viernes «el viernes del hombre que está…».

También hay quien ha aprovechado para ironizar con la televisión pública, que durante el mayor tiempo de la protesta no informó sobre lo que sucedía en la plaza de Tahrir.

«La televisión egipcia niega que aparezca alguien detrás de Suleimán», se puede leer entre las más de cien chanzas que algunos internautas recogen en sus blogs.

Incluso, recurriendo a la tan manida teoría de la conspiración, hay quien se ha aventurado a teorizar que todo se trata de una maniobra del Gobierno, que ha lanzado a la fama al hombre que aparece detrás de Omar Suleimán para que la gente se olvide de las demandas del pueblo.

Pero, ¿quién es en realidad el misterioso personaje?, algunos internautas lo han identificado como Husein Sharif, un alto cargo del Ejército e incluso han aparecido páginas de internet en las que miles de personas le piden disculpas y aseguran que todo era una broma, «el carácter egipcio» dicen.

Y es que, como comenta un joven mientras enseña los fotomontajes que le han enviado sus amigos al móvil, la fama de este hombre ha llegado a tal punto que «Omar Suleiman se ha cambiado el nombre y ahora se llama el hombre que está delante del hombre que está detrás de Omar Suleimán» (1).

UNA BREVE REFLEXIÓN PERSONAL:

Hay una serie de artículos que estoy escribiendo para el blog y que publicaré en algunos meses, se llamarán: “Activadores de la inspiración”, donde menciono 10 elementos que pueden inspirar al compositor cristiano a escribir. Comenzando con la salvación, pasando por las relaciones interpersonales y llegando hasta el entorno social, sinceramente no recordaba que el buen humor también puede activar nuestra creatividad.

La composición no tiene que ser un proceso sufrido todo el tiempo ni algo que deba realizarse siempre en un tono serio. Sin afán de minimizar la crisis egipcia y lo duro que pueda ser atravesar ciertas circunstancias mientras leía este artículo pensaba en qué pasaría si usted y yo nos planteáramos el desafío que ver las cosas con un poquito más de humor. La vida se torna más emocionante cuando vemos ciertas cosas de forma divertida. Y no solo la vida… ¡También la composición!

Noel Navas.

Notas: 

(1) Tomado de: http://espanol.news.yahoo.com

2 Comentarios

  1. Para reír cualquier pretexto es bueno vos…
    y aún más cuando se ha vivido por años bajo un ambiente de lagrimas como es el caso de los egipcios…

  2. después de un tiempo, hasta nuestras experiencias más dolorosas, se vuelven chistosas, así que no pierdas tiempo en llorar tus derrotas y fracasos, empieza a reírte de ellas lo antes posible, eso te ayudará a ser una mejor persona cada día, jejejejeje me inspiró la noticia, jejejej

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Cómo formar doctrinalmente a cantantes y músicos

En la actualidad hay una gran necesidad de