Cantando nuestras propias canciones (Sexta parte)

Cantando nuestras propias canciones (Sexta parte)

- en Cantando nuestras propias canciones
2391
3


vaso-de-agua1Más razones por las cuales es saludable innovar

Hoy hablaré de las últimas dos razones por las cuales es saludable cantar nuestros propios cantos en la iglesia. Estas razones también se aplican al hecho de cantar canciones nuevas sin importar que no sean nuestras; sin embargo, aunque estoy abogando por cantar nuestra propia música, no pretendo decir que estas son las únicas razones por las cuales hay que hacerlo. Seguramente hay más. Pero esas usted tendrá que descubrirlas.

Cantar canciones nuevas consolida.

Quién mejor que un compositor de la iglesia local para transmitir, por medio de canciones, el sentir de la congregación en general. Como usted sabe, Dios tiene un trato personal con cada comunidad de creyentes, con cada iglesia. Lea Apocalipsis capítulo dos y tres, y verá que el Señor tiene un trato personal con cada congregación. Ese trato, o mejor dicho: ese sentir de Dios por su pueblo es transmitido a través del mensajero de la Palabra (el pastor) a todos sus miembros. Por eso, muchas veces, los predicadores enseñan sobre un mismo tema a sus iglesias durante varias semanas. Esto se debe a que han discernido que dicho énfasis ayudará a los miembros a obedecer más puntualmente a Dios en sus vidas según lo que el Espíritu les está guiando. Cuando eso sucede, un compositor debe prestar atención y valerse de ese recurso y énfasis espiritual para escribir canciones que la iglesia pueda cantar durante dicho proceso.

Cuando una iglesia es instruida sobre un tema y a la vez canta sobre el mismo, las probabilidades de que las lecciones de la Escritura marquen sus vidas crece enormemente. Nunca las van a olvidar. ¿Por qué? Porque no sólo las oyeron, sino  también porque las cantaron y repitieron en sus corazones. Por lo tanto, tenga por seguro que después de cada una de esas reuniones los adoradores podrán llevarse un canto que saben que Dios les dio como recordatorio del énfasis que él está haciendo en sus vidas, como individuos y como cuerpo. Por eso, cuando un pastor tiene un sentir particular para su congregación y sabe que durará varias semanas, debe pedirle a los compositores de la iglesia que lo apoyen escribiendo canciones que refuercen la enseñanza que impartirá. De esta forma, el ministerio pastoral y musical se unirán, y podrán consolidar al pueblo en el nivel de obediencia que Dios los está llamando.

Cantar canciones nuevas fortalece.

Cantar canciones nuevas no sólo tiene el potencial de traer frescura a la adoración y consolidar a la comunidad de creyentes con la Palabra enfatizada desde el púlpito. Hacerlo también fortalece la vida de las personas y de la iglesia. La Biblia dice: “El gozo del Señor es vuestra fortaleza” (Nehemías 8:10)

La alegría, el gozo y el regocijo que causa cantar lo que los compositores locales están escribiendo fortalece las fibras mismas de la congregación. El hecho de que ellos estén componiendo acerca de los énfasis espirituales que Dios está trayendo a sus vidas como iglesia, es sinónimo de una relación viva y dinámica que como cuerpo están experimentando en el Señor. No estarán escribiendo sobre lo que está sucediendo al otro lado del mundo ni en algún país vecino. Están cantando sobre las obras que Dios mismo está haciendo en medio de ellos. Hacer esto trae vitalidad y fe a la vida de los hermanos. Les permite ver al Señor, no como un ser distante que está allá bendiciendo a otras iglesias, sino como uno que les permite observar desde primera fila su trato único y específico para la congregación.

Eso fue lo que le pasó al antiguo Israel, ¿recuerda cuando el pueblo cruzó el mar rojo? ¿Recuerda cuando faraón y su gente de a caballo fueron sepultados bajo el mar? La Biblia dice que cuando Moisés y toda la congregación presenciaron el milagro comenzaron a “cantar este cántico a Jehová: Cantaré yo a Jehová, porque se ha magnificado grandemente; ha echado en el mar al caballo y al jinete. Jehová es mi fortaleza y mi cántico…” (Éxodo 15:1-2). Cuando el milagro sucedió Israel no tenía un canto apropiado para celebrar el momento. Por lo tanto, escribieron uno nuevo.

¿De qué nos habla esto? De que cuando Dios hace maravillas entre su pueblo, una forma de perpetuar dicha experiencia es cantar un cántico nuevo que hable sobre ello. De ese modo, cuando transcurra el tiempo, a pesar de que ese hecho haya sucedido hace mucho, podrán recordar a través de esa canción que él ha estado presente. Y al hacerlo, sus corazones se fortalecerán al recordar el trato personal que Dios ha venido teniendo con ellos durante los últimos años como iglesia.

Definitivamente, cantar canciones nuevas puede ser de bendición para su congregación. Será como beber un vaso de agua en medio del desierto de cantar lo mismo. Por lo tanto, ¿cuándo decidirán cantar una canción propia en alguna reunión? ¿Cuándo se animarán a hacerlo? Bueno, esa respuesta la tiene usted y su equipo de adoración.

Continúa…

3 Comentarios

  1. Hola!!!! Por fin despues de algun tiempo
    puedo ver tu pagina terminada!
    Nos conocemos desde hace tiempo y quiero decirte
    que he aprendido mucho de ti mi querido amigo lejano..
    Esta pagina es de bendicion a mi vida y espero no solo
    para mi sino para todos los lectores de ella!

    Dios te bendiga muchisimo!

    Un abrazo desde Monterrey!

  2. Que decir !!! en realidad creo que es algo que a todos nos ha pasado ; y es el hecho de recordar momentos en la presecia de Dios , victorias espirituales y sentimientos indescriptibles de ocaciones donde pudimos palpar el cielo nos produce una sensaciòn tan grata es como un «volver vivir» que Dios no permite y no es en ningun momento vivir de victorias pasadas sino màs bien recordar que la fidelidad de nuestro Dios sigue intacta y vigente y es como escuchar las palabras de Dios a nuestro corazòn esas palabras «acaso se ha acortado la mano de Jehova» haciendonos ver que el sigue alli y que mejor forma que treyendo a memoria nuestras letras ,nuestras canciones. Bendiciones.

  3. perfecto, sigo aqui de latoso jaja aprendiendo cada vez mas, yo al principio pensaba que me ibas a enseñar metodos o tecnicas, pero al leer esto me esta sirviendo mucho mas por que yo se que el talento el Señor ya lo puso en nuestro corazones, solo que necesitamos como sacarlo, gacias otra vez y qui seguimos pegados al monitor ajajaja

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Cómo formar doctrinalmente a cantantes y músicos

En la actualidad hay una gran necesidad de