Conversando sobre composición con: Fabián Liendo (Segunda parte)

Conversando sobre composición con: Fabián Liendo (Segunda parte)

- en Conversando sobre composición
4894
2


Fabián Liendo 01Líder de la banda KYOSKO.

Una entrevista a Fabián Liendo, líder principal de la banda de rock argentino: KYOSKO (que significa: KYrios: “Jesús es Señor”, OSasías: “Dios es Salvador” y KOinonía: “Comunión con la iglesia”). Ha grabado los discos: “Dos instantes” (1997), “No te alejes de mí” (2002), “Maquillaje gama” (2006), “Universo cuatro” (2007) y “La canción que me salvó” (2010). Este último grabado en vivo en conmemoración de los 15 años de la banda. Fabián es parte del equipo pastoral en la iglesia Comunidad Cristiana, en Buenos Aires. Su esposa se llama Silvana y tienen dos hijos: Sebastián y Valentino. Una conversación a las 3:00 p.m. hora de El Salvador vía Skype.

Nota: Durante la entrevista se mencionan algunas canciones que podrá escuchar si se dirige al Player ubicado al final de esta entrada. Posicione el cursor sobre el título de la canción que desea oír y de inmediato se reproducirá un breve track para que conozca la canción a la que el compositor hizo referencia.

Fabián, ¿cuánto tardas en escribir una canción?

Fabián: Las canciones son como un clavo en la madera, ¿cuántas veces hay que darle a un clavo para que entre? ¿Cuántos golpes? ¡Hasta que entre! Con una canción es igual, hay que dedicarle el tiempo hasta que se convierta en una buena canción. Algunas tardo muy poco y otras tardo mucho. Uno nunca sabe.

¿Algún ejemplo de canción que escribiste rápidamente?

Fabián: Hay una muy cortita que puse en “Universo cuatro”. Resulta que ya habíamos terminado de grabar el disco y esta canción surgió después. Dura como 2 minutos, la grabé acústicamente. Se llama “Desde que perdí mi dolor” (oír en el player). Era una especie de pensamiento que tenía en la mente y quería comunicarlo. Al terminar el disco le dije a quien estaba en el estudio que me grabara, que quería cantar algo. La metimos como bonus track en “Universo cuatro”.

¿Alguna canción que hayas tardado mucho y te haya costado más trabajo?

Fabián: Fijate que hay una que Dios me venía hablando desde bastante tiempo y no la lograba resolver. Es una canción quería meter en “No te olvides de mi” pero la metí hasta el siguiente disco: “Maquillaje gama”. La canción se llama “Depende de vos” (oír en el player). Está basada en Mateo 25, un pasaje que me habló muchísimo y creo que hasta que lo entendí me convertí en cristiano. Comprendí que debía dar mi vida por los demás así como Jesús lo hizo por mí. No hay cristianismo sin negación a uno mismo. Yo quería que la canción fuera fuerte, potente y que hablara del compromiso de la iglesia con la sociedad. No somos iglesia sin justicia social, no hay iglesia sin que la gente nos importe. Era tan poderoso lo que me estaba pasando que no podía meterla en un disco dejándola a la mitad.

¿Cuánto tardaste?

Fabián: De un disco a otro, ¡años!

Fíjate que encontré dos discos de Kyosko en la librería y me puse a ver las portadas. Noté que la mayoría de canciones son tuyas pero también que has escrito junto a Ezequiel Bisio. ¿Te gusta más componer en solitario o con alguien más?

Fabián: Lo que pasa es que cuando comenzamos a trabajar para un disco se da la sinergia con los músicos. El problema es que yo voy más rápido y se me acumulan muchas ideas en la cabeza, por eso los de la banda aprendieron a depender mucho de mí en cuanto a la composición. No sé si es que no les sale o porque me ven como loco tirando ideas. Siempre completamos las canciones que propongo yo, quizá porque son ideas más fuertes. Pero siempre tratamos de aprovechar la sinergia que se da cuando estamos juntos.

Aun así solo aparece Ezequiel en los créditos…

Fabián: Es el que más tiene una veta compositiva, si es que se puede decir así. El resto ni se preocupa por participar. Lo que sí hacen es aportar a los arreglos y a la producción en sí. Ellos sienten la canción y entonces sugieren el bit, el rif y hacia dónde debemos llevar la canción.

Mira, nosotros siempre preproducimos nuestros discos. Y debido a eso nos ha pasado que hay canciones que quedan mejor en la preproducción que en la producción final. Lo que pasa es que al preproducir se produce algo irrepetible al momento de grabar. Algo raro, ¿no? Pero esto tiene que ver con al sinergia que se produce entre todos.

Fabian, entiendo que eres pastor…

Fabián: Sí, desde hace más de un año me nombraron.

Fabián Liendo 04¿Cómo ha favorecido tu faceta de pastor la de compositor y viceversa?

Fabián: Hay dos cosas en el pastorado. Una es el reconocimiento y otra el nombramiento. Se parecen pero no son iguales. Yo llevo 15 años pastoreando, siempre he sido reconocido como pastor. Las veces que me habían querido nombrar yo me había  negado. Te explico por qué.

En 2004 comenzó una etapa muy importante para nosotros. Firmamos con EMI y comenzamos a aparecer en televisión, radio, revistas, en eventos con bandas no cristianas. Dios nos dio esa posibilidad de iluminar la cultura, de comunicar nuestra cosmovisión cristiana de todas las cosas. En ese entonces, ¡igual ahora!, la imagen del pastor estaba muy devaluada en el mundo. Entonces al yo tener tanta influencia sobre músicos seculares el hecho de que me nombraran pastor no me favorecía. O sea, yo nunca he dejado de ser pastor y creía que el nombramiento no era necesario, pero el año pasado mi pastor habló conmigo y me dijo: “Fabi, la iglesia te aprecia enormemente y sos reconocido en todo el mundo menos aquí. No queremos que cambie nada entre la iglesia y tus viajes. ¡Yo soy tu fan número uno! No quiero que dejes de hacer lo que estás haciendo en los medios. Simplemente queremos reconocer lo que ya estás haciendo”.

Me pidió que lo pensara y que orara con mi esposa. Nos pusimos a orar.

Por ese entonces un pastor amigo viajó de Guatemala a Argentina a la grabación de los 15 años de la banda, estuvo en el concierto de nuestro disco en vivo y me dijo: “En realidad aunque es un privilegio estar en el concierto yo vine porque el Señor me habló de vos. No sé si decírtelo contento o triste porque pienso en el futuro de Kyosko y porque no sé qué decisión vas a tomar. Pero Dios me dice que te levanta como pastor”. Luego viajamos a una provincia a dar un concierto en una provincia y un pastor me dijo lo mismo. Se bajó de la plataforma mientras predicaba y dijo: “Mira, estoy predicando y no puedo seguir sino te digo lo que el Señor me está diciendo. Él me dice que te diga que él te levanta como pastor, que apacientes sus ovejas”.

Mira, fueron 5 personas distintas que me dijeron lo mismo y entonces tuve temor de Dios de no estar haciendo lo que él me estaba pidiendo. Así que dije: “Señor, si esto es lo que vos querés, ¡adelante!”

Entonces, cuándo tu me preguntas sobre mi faceta de pastor y compositor, pues todo lo anterior te lo digo porque yo siempre he sido ambas cosas, siempre he sido el mismo. Yo cuido gente desde hace 15 años en mi congregación. Yo fui líder de adolescentes desde que tenía 17. Toda mi vida he comunicado la Palabra de Dios. Siempre he estado con la gente y esa interacción con otros ha estimulado mi búsqueda de Dios.

¿Qué me puedes decir del disco: “La canción que me salvó”? ¿Por qué le pusieron ese nombre?

Fabián: El disco se llama así: “La canción que me salvó”. Paradójicamente el nombre es una frase que está dentro de una canción que no está en el disco. La tomamos de la canción “Sherina” (oír en el player)  que está en “Universo cuatro”…

¿Cómo se llama la canción?

Fabián: Sherina, así como lo oyes…

Ok…

Fabián: Sherina es el nombre de una mujer quien junto a su esposo decidieron ofrendar su Luna de miel a Dios, y se fueron a trabajar a China. Mientras estaban en su Luna de miel, predicando y repartiendo folletos, la policía secuestró a Sherina…

¿Ellos son amigos tuyos?

Fabián: Sí, los dos. Cuando sucedió eso su esposo nos escribió pidiendo oración porque no podía encontrar a su esposa. Lo fantástico de todo esto es que al mes y medio ella apareció. Y hasta el día de hoy ellos siguen predicando del Señor allá.

Fabián Liendo 05¿No se regresaron a Argentina?

Fabián: No, siguen allá. A mí ellos me parecieron la expresión de los hijos que Dios desea encontrar en nosotros. El punto es que “Sherina” significa “Canción de Dios”. Y para mí su nombre interpreta lo que realmente ella llegó a convertirse. Entonces yo  hice una canción de amor a Dios usando el nombre de ella.

Pensé en Hebreos 11 donde dice que “Por fe conquistaron reinos, hicieron justicia, alcanzaron promesas, taparon bocas de leones, apagaron fuegos impetuosos, evitaron filo de espada…” Y luego: “Otros experimentaron vituperios y azotes, prisiones y cárceles, fueron apedreados, aserrados, puestos a prueba, muertos a filo de espada…” Cuando yo leía ese pasaje pensé: “Si todos tenemos la misma fe y todos obtienen resultados distintos, ¿cuál es el hilo conductor de todo esto?” El hilo conductor de esa gente que yo admiro no está en vivir o morir, sino en hacer todo para la gloria de Dios. Terminé la canción basado en lo que el testimonio de Sherina se convirtió, como “Canción de Dios”, para mí vida.

“La canción que me salvó” entonces es un repaso de la trayectoria de KYOSKO. Donde nos permitimos ver lo que Dios había hecho por nosotros durante todo este tiempo.

¿Sherina se enteró que tú compusiste esa canción?

Fabián: No lo sé…

Habría que avisarle…

Fabián: Sí (se ríe).

Y en estos años de trayectoria de KYOSKO, ¿han recibido testimonios de personas que les han dicho que hay alguna canción que los salvó?

Fabián: Te puedo decir que de manera permanente recibimos testimonios. Para mí esos son los carteles que Dios te pone en el camino para saber que estás yendo por el camino que él trazó. He contado 10 testimonios de personas que nos han escrito relatándonos que estaban por quitarse la vida y no lo hicieron.

Mira, hace unas semanas me escribió una chica de 15 años, de Guatemala. Ella quedó embarazada de su novio. El novio la abandonó y ella no se animaba a hablar con sus padres. Se encerró en el baño con 28 pastillas para dormir y un cuchillo para matar al bebé y morirse ambos. Cuando ella estaba en el baño su mamá puso la radio y estaba sonando esta canción que antes te hablé, la que soñé, “Yo soy tu paz” (oír en el player). …

¡Wow!…

Fabián: En ese momento, mientras ella estaba en el baño, oyó la canción, se arrodilló y sintió que Dios le habló. Ella me escribió y me dijo que me había ido a buscar a un concierto que dimos en Guatemala porque quería contarme todo esto, pero había tanta gente que no pudo llegar hasta mí. Entonces me escribió por email para agradecerme y contarme que su hija ya tenía 6 años de edad.

¿De cuándo es este testimonio? 

Fabián: Ella me escribió contándome esto a finales de 2010…

Impresionante…

Fabián: Sí…

Gracias por tu tiempo para esta entrevista…

Fabián: ¡Gracias a vos!

Noel Navas.

[ti_audio name=»Fabian Liendo 2″ width=»600″ height=»150″ autoplay=»0″]

2 Comentarios

  1. Interesante entrevista!!!… Quería saber más… Admirable el nombre Sherina, es la primera vez que lo escucho me agradó mucho su significado.

    Bendiciones hno. papá Dios continúe bendiciendo este proyecto y tus metas personales.

  2. Ya sabia el significado de Sherina, y me encanta esta cancion de hecho por eso mi correo es sherina_strongtower 🙂 muchos de mis amigos me dicen Shery (por mi gusto por la cancion) ha sido de mucha bendicion esta letra y muchas mas como la de Un cordero, Yo soy tu paz y En tu cancion! Bendiciones Fabian!

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Cómo formar doctrinalmente a cantantes y músicos

En la actualidad hay una gran necesidad de