Conversando sobre composición con: Gadiel Espinoza (Primera parte)

Conversando sobre composición con: Gadiel Espinoza (Primera parte)

- en Conversando sobre composición
5575
4


Un compositor con herencia.

Cantante y compositor mexicano. Conocido junto a Coalo Zamorano por ser por muchísimos años parte de las voces de fondo de Marcos Witt en conciertos, congresos y proyectos de grabación. Ha grabado casi media docena de álbumes de adoración congregacional y forma parte del equipo pastoral de la iglesia Centro Cristiano Amigos y Hermanos en Culiacán, Sinaloa, México. La entrevista la realicé en Antiguo Cuscatlán, El Salvador.

Gadiel, gracias por permitirme conversar contigo. Yo supe de ti principalmente porque siempre te veía haciéndole coros a Marcos Witt y bueno, a través de mi hermano, Elí. Fíjate que hace varios años cuando oí el disco de Danilo Montero, “Eres Todopoderoso”, pues alguien me dijo que “Usa mi vida”, que está allí, la escribió tu papá. Entiendo que tu vena de compositor proviene de allí…

Gadiel: Sí, por ese lado la bendición generacional ha sido muy clara en mi vida.. En mi hogar, las letras de canciones y la música eran el pan de cada día. Ese era el aire que se respiraba siempre en la casa. Mi papá fue un músico y compositor sin estudios formales, pero con una gracia de Dios muy interesante. En sus canciones siempre se notaba algo muy singular y genuino. Él componía muy sencillo. Por ejemplo, si escuchas: “Usa mi vida”, la canción que mencionaste, es una canción sencillita, pero que tiene un contexto, una historia y una vivencia. Algo que mi papá siempre me enseñó fue: “Hijo, yo creo en la inspiración divina, pero la inspiración viene cuando hay una vivencia clara y notable en tu vida”. O sea, es cuando vives algo que entonces puedes tomar papel y lápiz, y escribir de parte de Dios, una canción.

Mi papá escribió “Usa mi vida” porque era el quinto de doce hermanos. Él estaba atravesando un momento de decisión difícil, donde debía escoger si servir a Dios en el ministerio o asumir la responsabilidad de sus doce hermanos. Por eso oró: “No tengo mucho que ofrecer, no tengo ningún grado intelectual, sólo tengo un corazón que ofrecerte”. Fue en ese contexto que escribió “Usa mi vida” (oír en el player). Tomando una decisión de servir al Señor.

Una vivencia te da autoridad para hablar de un tema. Eso te faculta para la composición. Hay canciones que te invitan a que hagas un compromiso con Dios, pero muchas veces, aunque tengas letras espectaculares, de tanta letra se te olvida lo que Dios requiere de ti.

¿A qué edad comenzaste a escribir? ¿Cuándo descubriste que tenías esa misma inclinación de tu padre?

Gadiel: Mi papá siempre ha sido una inspiración para mí. Ver la fidelidad de Dios sobre él, que siendo alguien con pocas posibilidades siempre reflejó una gran pasión por servir a Dios. Eso marcó mi vida. En realidad yo no quería nada con la música, ¡es más!, yo no quería nada con el evangelio. Es que estaba enojado con Dios. Fíjate, desde muy pequeño no teníamos nada, nos enseñaban que entre menos tuvieras más santo serías. Así era el pensamiento de aquel entonces. Por eso yo no quería saber nada de la iglesia. Yo decía: “¿Sabes qué? Yo voy a estudiar, voy a ser profesional, ¡voy a ser rico! Y voy a sacar a mi papá de todo esto”. Pero en el momento menos esperado Dios llegó a mi vida…

¿Cuántos años tenías?

Gadiel: Creo que 9 años. Dios ya había hecho un milagro en mí. Si conoces mi testimonio pues yo era un niño que iba a perder mi voz, que no iba  a poder hablar ni escuchar. A los 6 años Dios me sanó y tuve esa cosquillita de un llamado del Señor sobre mí. Entonces, a los 9 años vino un despertar ministerial en mi padre y yo comencé a ver otra perspectiva del llamado. Allí comenzó el gusto por la música y mis preguntas de niño de saber cómo había logrado hacer algunas cosas.

Mi papá me habló de sus vivencias, de que para componer hay que conocer las necesidades de la gente, hay que tener un tema y que las canciones deben tener un principio y un final. Como te dije, él no estudió nada de eso, pero sí la vivencia y eso me lo transmitió. Es más, uno de mis hermanos escribe más canciones que yo. Él también es corista en algunos discos de Marcos y de Jesús Adrián Romero, aunque sus canciones no han sobresalido aun.

¿Cuál fue la primera canción que escribiste?

Gadiel: La escribí en Juventud Con Una Misión (JUCUM), en México. Fue una canción que me  pidieron. Me dijeron: “Necesitamos una canción para el congreso de misiones”. Así que me puse a escribir…

¿Ya tocabas algún instrumento o solo cantabas?

Gadiel: Mano, ¡yo no toco ningún instrumento! Fíjate, tu hermano, Elí, me enseñó un poquito de piano cuando estábamos en Durango, pero eso a mí ya se me olvidó. Tu hermano sí es buen pianista. Pero yo veo mi talento como un don de Dios, yo escucho música en mi mente. Cuando yo le doy las canciones  al productor de mis discos, se las doy con melodía y con ideas principales. Yo llego y le digo: “Mira, esto es lo que quiero…” Quizá hasta le muestre algunos conceptos que he estado oyendo. O sea, yo doy mis ideas, el productor pone también las suyas y bueno, esa es la manera en que escribo mis canciones.

¿Qué pasó con esa primera canción?

Gadiel: El congreso se llamó: “Impacto”, pero mi canción tenía que ver con las misiones, con la necesidad de predicar el evangelio, no con el nombre exacto del congreso. Así nació.

¿Nunca se grabó o quedó para el olvido?

Gadiel: Nunca se grabó, pero hace poco la escuché y dije: “¡Ops! ¿Qué es eso?” (se ríe). Resulta que en un evento de jóvenes en México alguien me mostró la canción en un casetito… ¡Tenían el casetito mano!… Y me la mostraron.

Esta entrevista fue seleccionada para la nueva edición del libro LA AVENTURA DE COMPONER (CÓMO ESCRIBEN SUS CANCIONES LOS COMPOSITORES CRISTIANOS), el cual compila 32 entrevistas a compositores evangélicos donde relatan cómo escriben sus canciones, además de 16 entrevistas inéditas a pastores, maestros y teólogos donde brindan su opinión sobre la composición de canciones en la Iglesia de hoy.

PARA ADQUIRIR EL LIBRO EN FORMATO DIGITAL DA CLIC AQUÍ.

4 Comentarios

  1. Me identifico con el testimonio de Hno. Gadiel … Componer de vivencias es un ‘capitulo’ muy especial. Dios siga bendiciendo su ministerio.

  2. Sus alabanzas al Señor, han tocado mi vida, gracias por transmitirnos sus vivencias y mensajes de Dios para su pueblo

  3. Gadiel Espinoza es el que hace los coros en el álbum «Con manos vacías» de Jesús Adrián Romero? En «Mi Jesús, mi amado» se me parece mucho la voz de él

  4. Me fascinan las canciones del hno:gadiel espinosa tiene una voz muy privilegiada se siente la unción en sus canciones q dios lo siga bendiciendo con ese ministerio

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Cómo formar doctrinalmente a cantantes y músicos

En la actualidad hay una gran necesidad de