12 claves para vencer el bloqueo

12 claves para vencer el bloqueo

- en Misceláneos
2833
0


Un artículo de Paul Baloche.

Paul Baloche es pastor de alabanza de Comunidad Cristiana en Lindale, Texas, EE.UU. Compositor de canciones como: “Me gusta estar en tu casa” (“Celebra al Señor”, Danilo Montero); “Celebrad al Dios de amor” (“Más de ti”, Don Moen); “Por amor” (“El poder de tu amor”, Aline Barros), “Alaba a Adonai” (“Levántate Jerusalén”, Paul Wilbur) y la más conocida de todas: “Abre mis ojos oh Cristo” que interpretan infinidad de ministerios musicales en el mundo. En este artículo traducido del inglés Paul nos comparte algunos consejos súper útiles cuando el escritor de canciones experimenta el famoso “bloqueo creativo”. Ese que sin qué ni para qué obstaculiza nuestra creatividad interior. Estoy seguro que le va servir sobre manera.

Doce claves para liberar el bloqueo de un compositor
Paul Baloche.

Todos experimentamos momentos cuando la música fluye libremente y todos tenemos momentos cuando “los cielos son como metal” y pareciera que no podemos conectarnos espiritualmente. A veces nos pasa que entramos en una rutina donde todas nuestras canciones están comenzando a sonar parecidas, por lo menos a las de los demás. ¿Cómo logramos que todo vuelva a fluir nuevamente?

Depende de lo que cause el bloqueo. Si se debe a que estamos espiritualmente secos y no tenemos nada fresco que decir, la respuesta es obvia: Necesitamos una bebida fresca de Agua Viva. Pero si se debe a que únicamente estamos musicalmente secos, quizá necesitamos escuchar cierto tipo de música. Cuando tratamos de escribir en un estilo inusual, necesitamos  sumergirnos en esa corriente particular por un momento. No deseamos copiar las ideas de otras personas; solamente deseamos engrasar nuestros pistones y refrescar nuestra memoria con las características del género.

El apóstol Pablo escribió a Timoteo: “Aviva el don de Dios que está en ti”. Él se estaba refiriendo a un don espiritual, pero el mismo principio se aplica al don musical. Ejercicios de calentamiento ayudan a que los atletas y los cantantes tengan desempeños excelentes, y esto también funciona para los compositores.

Intenta algunas de las siguientes ideas para que ese fluir creativo pueda iniciar nuevamente:

1. Cambio de acordes. 

Encuentra una colección de buenas canciones y busca cambios de acordes inusuales. Estos pueden crear ideas melódicas frescas que no podrías haber experimentado de otra manera. El cambio de acorde con el que iniciaste puede que no aparezca en la versión final de tu canción, sin embargo, sirve como un buen inicio cuando las baterías están bajas.

2. Modelos de ritmo.

Selecciona un ritmo y comienza a cantar algunas ideas melódicas sobre este. Nuevas ritmos pueden iniciar nuevas melodías. Mucha de la música de hoy, incluyendo mucha música de adoración, incorpora el uso de batería en su composición. Estas herramientas pueden inspirarte con delicadas influencias rítmicas que ni siquiera has imaginado.

3. Otro tono.

Si has caído en el hábito de buscar melodías en tono de Do, Re o Mi menor, donde el tono descansa cerca del fondo del pentagrama, intenta tocar en Fa, Sol o La menor, los cuales ponen el tono más cerca de la mitad del rango. Esto te forzará a alejarte de melodías que se mantienen terminando en altos o bajos. Puedes obtener un sentimiento completamente diferente de uno de estos tonos o intentar experimentar en tonos que normalmente no utilizarías porque te son muy difíciles. Trabaja en ellos hasta que se vuelvan más fáciles. Esto no solamente te hará un músico más completo, sino que hasta puede sugerirte nuevas melodías al evitar que tus dedos caigan donde las ideas puedan estar agotadas. Quizá necesitas intentar en otras áreas para crear un cambio.

4. Componer a capela.

Intenta buscar una melodía sin usar un instrumento. El problema es que nuestros dedos tienden a desarrollar hábitos por si solos, y cuando les permitimos hacer eso tienden a caminar por el mismo lugar una y otra vez. Cuando los sacamos del mismo proceso, podemos descubrirnos yendo libremente por nuevas direcciones y encontrar acordes para nuestra propia melodía más tarde. Una de mis formas favoritas para escribir es caminar alrededor del cuarto y comenzar a cantar los pasajes de la Escritura o líneas de mi devocional. Canta tus propias oraciones. Esto te puede llevar a lugares donde jamás llegarías con una guitarra en tu mano.

5. Tonos menores.

¿Hace cuánto compusiste una canción en un tono menor? No te olvides de ellos; te pueden brindar todo un nuevo paisaje musical.

6. Experimentando con escala de tonos. 

Tócalos muchas veces y descubre las ideas que surgen. Por ejemplo, comienza tu melodía en el tercer grado de la escala. Luego comienza en el sexto grado o el segundo. Te sorprenderás de cuán diferente suena la misma melodía al comenzar en un tono de escala diferente.

7. Asociando acordes con la letra.

Observa tus palabras atentamente, ¿cuál es el sentimiento de tu mensaje? ¿Qué clase de acordes necesita? Intenta poner acordes adecuados bajo ciertas palabras o frases clave, tales como:

-Un agregado 9 o 6/9 para una escena bella y exuberante.
-La mayor séptima para un pensamiento de paz y serenidad
-Un trecío sin el tercero (un acorde Do5 o un Sol5) para un himno o canción tipo céltica.
-La cuarta o “menor 6” para un sentimiento nostálgico.
-Una nota de bajo alternado discordante para una parte

Ve cuáles ideas melódicas se desarrollan de ellos. Luego trabaja adelantando y retrocediendo desde allí para sacar tu melodía.

8. Desafinando la guitarra.

Toca un tono bajo de Mi menor, luego toca un Re y experimenta con un tono Re sostenido. O entona tu cuerda de Mi mayor medio tono bajo y todas las cuerdas sonarán diferente. Mi será un Mi mayor siete, etc. Eso te puede ayudar a crear un ambiente diferente, lleno de nuevas ideas. Puedes intentar usar un capo.

9. Tocar junto a una grabación.

Lo que estás buscando es un empujón de inicio, algo que te lleve a un género y a un sentir que ya has probado exitosamente. Por lo tanto, después de haber tocado junto a la grabación por un momento, apaga la grabación e improvisa algo propio. Quizá des todo un cambio y el nuevo material que surja se convierta entonces en propio. Algo de eso puede hacer surgir el inicio de una canción. Pero cuando lo hayas terminado, escucha de nuevo la grabación para asegurarse que lo que has creado es realmente tuyo. Recuerda, en todos estos intentos, no crees una melodía mecánica. Usa todos los instrumentos como un punto de partida y permite que tu propia creatividad inicie. Si algo bueno surge entonces es tuyo. Si no, no has perdido nada.

10. Toma un descanso.

Relájate. Si has estado trabajando arduamente y por mucho tiempo en tu canción y las ideas han dejado de fluir, probablemente has llevado tu creatividad a un modo de cierre completo. Muévete y pon tu mente en algo más, algo divertido que no requiera mucho de tu intelecto. Un poco de descanso puede literalmente recrear tu habilidad para pensar y resolver problemas. Cuando regreses a la música podrías tener un nuevo inicio. Algunas veces me pongo a cortar el césped cuando estoy estancado y sigo en las mismas ideas.

11. Dormir.

Aparentemente hay algo que realmente es cierto con ese adagio que dice que hay una etapa del sueño, que va o viene, durante la cual nuestra creatividad está en su mayor potencial. Justamente antes de irte a dormir, revisa en tu mente una canción en la que has estado trabajando. Cuando te levantes, revísala nuevamente y ve si hay algo nuevo que se ha desarrollado.

12. Ora.

Algunas veces, a pesar de nuestros mejores esfuerzos para tener las mejores ideas, nos quedamos cortos, y si estamos por llegar a la fecha indicada para entregar algo, sabemos que tendremos problemas. Es en ese momento cuando necesitamos ayuda especial extra de la Fuente de la creatividad. Por supuesto que esto no significa que esperes a que todo lo demás falle para entonces orar.

Aplicación:

Intenta poner en práctica alguna de estas claves anteriormente mencionadas y da paso a ese compositor que hay en ti. Incluso intenta usarlas si no te sientes bloqueado al componer, por diversión (1).

Noel Navas.

Notas:

(1) Tomado de: http://www.leadworship.com/

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Cómo formar doctrinalmente a cantantes y músicos

En la actualidad hay una gran necesidad de