Mi granito de arena

Mi granito de arena

- en Misceláneos
2242
4


Mi aporte al movimiento de adoración.

El año pasado Esteban Vásquez visitó El Salvador. Para quienes no lo conocen, Esteban es el director mundial de Instituto Canzion. Su visita se debió a la Cumbre de Directores del Instituto que se celebró en el país. Unos días antes de empezar la Cumbre nos vimos en el 1er. Concierto de la Sinfónica Cristiana de El Salvador y al final del evento conversamos.

En lo personal no me considero un gran amigo de Esteban, pero cuando coincidimos él siempre muestra interés en platicar conmigo y la verdad, es un honor para mí. Siempre me ha impresionado su visión de los ministerios de alabanza y de la industria musical en sí.

Resulta que después de charlar alrededor de una hora y mientras caminábamos de salida por el parqueo, le pregunté por “Aula Virtual”, el cual es un servicio que brinda Instituto Canzion y que consiste en servir distintos cursos en línea, la mayoría “En vivo”. Hasta el momento ha habido cursos muy interesantes, de liderazgo, de planeación de eventos y hasta capacitaciones en sonido. Todo vía Internet.

Mientras conversábamos en el parqueo le pregunté: “¿Oye Esteban? He estado pendiente de Aula Virtual, ¿por casualidad tienen planeado para el futuro brindar uno sobre composición de canciones?” Me dijo: “Me gustaría, pero no tengo quién lo dé”. “¿Cómo que no tienes quién lo de?” Respondí con sorpresa. “Estás en Houston y allí está Marcos Witt, Coalo Zamorano, Emmanuel Espinoza… ¡Y hasta Juan Salinas!” “Sí…” me dijo, “Pero ninguno tiene material preparado como para brindar un curso completo sobre composición en un Aula Virtual. ¡No tengo a quién!”

Es cierto, son muy pero muy pocos quienes brindan cursos sobre composición de canciones. Alguna vez Coalo me contó, cuando lo entrevisté para el blog, que había impartido una charla sobre composición en un congreso que lo invitaron. También recuerdo haber escuchado que Juan Salinas impartió temas de composición allá por la década de los ´90 cuando Marcos celebraba sus congresos en México. Mmm… Quien sí sé que ha impartido talleres de composición en su país, es Pablo Azael, de Panamá. Pablo es el autor del libro: “El arte ciencia de hacer canciones”. El único libro en español sobre temas de composición. Por cierto, recién me contó que está reeditándolo para relanzar el libro.

El punto es que Esteban tiene razón, aunque el Instituto tiene acceso a algunos de los mejores compositores del continente preparar un material sobre composición a modo de poder impartirse vía Internet es más que una sola charla y más que compartir testimonios de cómo ellos escriben sus canciones.

Bueno, como usted ha visto renovamos la imagen del blog. Pero no solo eso, estamos por involucrarnos en más proyectos con el fin de estimular la composición en la iglesia local. Dentro de los planes a mediano plazo está producir una serie de videos, 5 para comenzar. Videos instructivos de una hora de duración. Tipo talleres en línea a los cuales los lectores de La Aventura de Componer podrán accesar por un módico precio. ¡Lo siento! No será gratis, je, el blog necesita percibir ingresos para pagar el hosting anual y la producción de estos videos. Los cuales se harán en un estudio profesional.

De paso, en primicia le anuncio que estamos gestionando la realización el 1er. Congreso de Compositores Cristianos. ¡En serio! ¿Conoce usted algún congreso que sea sólo para compositores? No, de alabanza y adoración segurito que sí, ¡aun para músicos! Pero de compositores que yo sepa nunca ha habido en Latinoamérica. Sé que en EE.UU. sí, pero en nuestros países no. En este sentido, el mes pasado conversé con Emmanuel Espinoza (de Rojo) aprovechando que vino a dar un concierto y conversamos sobre la posibilidad de que sea el orador principal de este Congreso. Aun estamos definiendo la fecha exacta según su agenda.

Tengo más compositores extranjeros que quiero traer junto con él, principalmente de Guatemala. Pero me gustaría que Emmanuel fuera el orador principal. Si por alguna razón él no pudiera, pues buscaríamos a alguien más. ¡Coalo tal vez! (¡Bruce!… ¡Échame una manita! Je).

Mi amigo Herbert Torruella, de “En Espíritu y Verdad” y con quien recién acabamos de reactivar nuestro contacto, me ha sugerido que invitemos a Matt Redman (¡Hagan cara de WOW porfa!) y está gestionando la forma de contactarlo. ¡A ver qué pasa!

Y por último, aunque francamente tenía planeado terminarlo el año pasado, la verdad no pude. Tuve un fin de año sumamente apretado y he estado resolviendo varios problemas de mi empresa. Pero confío que este 2012 haré chance para sentarme a escribir mi libro sobre composición. Sí, un libro práctico e interactivo, algo así como: “Composición para Dummies”. Ya tengo casi listo el material, solo me falta apartar unas semanas para irme de retiro a escribir y a escribir. Luego necesitaría asesorarme con académicos y pedagogos para darle al libro un estándar de texto curricular.

¡Ops! Tengo que terminarlo antes de Noviembre de 2012 porque dicen que se acaba el mundo… ¡Ay, nanita!

¿Lo ven? Hay mucho trabajo por hacer. El movimiento de adoración que comenzó a arrasar el continente desde hace más de 30 años está tomando nuevo ímpetu. El Espíritu Santo está soplando y despertando a los líderes musicales para que nos sumerjamos en los niveles de adoración que él quiere introducir a la iglesia. El ímpetu del que estoy hablando está relacionado con volver a las raíces del evangelio, con volver a la adoración “en espíritu y verdad”, y con reflejar el carácter de Cristo (el máximo aroma de adoración que existe) en medio de nuestras ciudades. Este nuevo ímpetu irá más allá de lo mediático, las plataformas y las luces. Se levantará líderes de adoración renovados que pastorearán al rebaño (apoyando al pastor de la iglesia local) en cuanto a adoración se refiere. Este ímpetu que ya ha comenzó tiene que ver con discipular más personalmente a los adoradores. No solo con enseñarles a expresarse delante de Dios en medio de la congregación, sino con acompañar directamente a cada uno para que adopten en sus propias vidas las disciplinas espirituales y de este modo convertirnos todos en los adoradores que el Señor aun está buscando.

Este ímpetu producirá una generación de compositores que empujarán sus canciones con la profundidad de la Palabra y de la teología más que con la sola emoción o la excelente ejecución musical. Se aproxima el día en que los mismos miembros de las congregaciones no se conformarán con el menú de canciones que el ministerio de alabanza les sirve, sino que se levantarán de sus mesas con cuchillo y tenedor en mano, se dirigirán a la cocina, hablarán con el chef y los cocineros (el pastor y los ministros de alabanza) y les dirán: “¡Tenemos hambre! Queremos alimentarnos de la Palabra desde que se inicia la reunión. No nos sacian esas canciones del menú. Por favor, no nos den aperitivos, dennos canciones que contentan el pan de la Palabra y el sabor del Espíritu. Ya no nos alimenten sólo desde el sermón, ¡queremos nutrirnos desde que inicia el tiempo de alabanza y adoración!”

Mientras tanto, como director de adoración y como compositor amateur, sigo con una gran pasión por estimular la composición. Sí, lo sé, soy un compositor empírico, no soy un músico ni cantante profesional; sin embargo, este 2012 mucha de mi energía la concentraré en estimular aun más la composición. Que aunque no tengo todos los recursos, tengo fe; que aunque no tengo muchos colaboradores, aparecerán. Todo es cuestión de un llamado que arde en mí por ver una nueva generación de compositores levantarse e impactar sus ciudades con sus canciones. Lo sueño y lo anhelo. ¡Quisiera ser parte!

Al final de mis días, si a alguien se le ocurre escribir un libro sobre historia de la iglesia y de paso mencionarme, me gustaría que este fuera mi granito de arena al movimiento de adoración: La composición.

Noel Navas.

4 Comentarios

  1. Pablo Jimenez

    Hola Noel, siempre me bendice leer tu blog.

    Con esto que escribes hasta que me emociono yo solo jeje.

    Es mi oración que todos los proyectos que Dios a puesto en tu corazón se cumplan y que tu fe sea fortalecida al ver como Dios suple para el cumplimiento de ellos.

    Me encantaría participar del congreso de compositores, desde ahora voy a ir ahorrando, así que guardarme un campo, de fijo te caigo, si Dios lo permite, por cierto ¿Como cuanto tengo que ahorrar para pagar pasajes, estadía y alimentación desde Costa Rica hasta El Salvador?, para tener una cantidad como meta.

    Lo del libro esta genial, me encanta esa idea, ojala que también lo publiques en formato digital, no solo en pdf, si no también en un formato para lector de libros digitales, últimamente he estado de cabeza con esto, pasando todos mis pdf’s a este tipo de formatos, de paso si en algo puedo ayudar, aquí estoy.

    Los videos, wow, los espero con ansias.

    Bendiciones bro y te deseo lo mejor para este año, que Dios te guíe en todo.

    P.D. ¿Matt Redman? WOW.

  2. Excelente deseo, dejar una huella y visible para todos los q vamos por el camino de la composición 🙂 … Le deseo la mayor de las bendiciones de parte de Dios!

  3. Que excelente! especialmente el párrafo que habla del ímpetu, yo también lo he sentido, comparto eso contigo, necesitamos algo más solido, creo hay gran parte de la iglesia que lo está pidiendo ya.

    Me inspiras, escudriñaré si tengo algún talento para componer.

    Dios bendiga y afirme cada deseo de tu corazón.

  4. Martin Lamoutte

    Hey, Hermano Noel, tremendo proyecto, de verdad que este blog desde que lo he visto, es unos de mis sitios favoritos en la red, Dios me ha bendecido mucho con cada articulo escrito; de verdad que estaría increible el Congreso de composición, estaria waaaao.

    Ps Dios le ayude a cumplir todas estas metas para este año, lo del libro lo esperaré con ancias, jajajaja de verdad estaria excelente Hermano, estoy muy interesado en aprender y formar parte de la generación para estos nuevos tiempos, literalmente uniremos el cielo con la tierra, yo quiero ser parte y bueno por ahora soy solamente ministro de altar (músico), pero de verdad anhelo bastante fluir en la composición de canciones que atraigan el corazón del Padre.

    P.D.: como dicen en mi País (Venezuela) pa ‘ lante, vamos que si lo podemos creer, lo podemos ver, si lo podemos visualizar entonces lo podemos alcanzar…jajajaja bendiciones Hermano Noel

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Cómo formar doctrinalmente a cantantes y músicos

En la actualidad hay una gran necesidad de