Componiendo sobre Dios

Componiendo sobre Dios

- en Misceláneos
1963
1


La experiencia de la Iglesia Jerusalén.

Iglesia Cristiana Jerusalén de las Asambleas de Dios es una iglesia con más de 25 años de haber sido fundada y conocida por estar ubicada en el primer local que el Tabernáculo Bíblico Bautista Amigos de Israel utilizó en sus inicios. En la actualidad cuenta con más de 300 miembros y sus pastores son Adán y Kelly Mejía.

Desde el mes de mayo de 2012, el conocido vocalista de la banda Radicales 51, Pablo Rosales, funge como pastor de alabanza donde supervisa todo lo relacionado al quehacer musical de la iglesia y la mentoría de los integrantes del ministerio de alabanza.

Como parte de las reuniones de discipulado que se imparten a los músicos los días jueves, Pablo comenzó a abordar temas relacionados con la doctrina de Dios. Él dice: “La iniciativa surgió al exponerme a cierto tipo de predicadores que enseñan sobre la importancia de desarrollar temor de Dios en nuestras vidas. La falta de temor de Dios es producto del desconocimiento de quién es Dios realmente”.

Por lo tanto, con el fin de formar a los integrantes del ministerio en cuanto a una vida recta y a que conozcan más profundamente al Dios que adoran, Pablo comenzó a compartir el tema de los atributos de Dios a través de estudios bíblicos.

Desde el mes de Agosto comenzó a enseñar cómo Dios se ha dado a conocer a través de la creación. “Hemos revisado cómo Dios…” Afirma, “A través de la Escritura utiliza elementos creados para describirse a sí mismo y de ese modo darse a conocer al hombre. Viene a mi mente ese pasaje donde se compara con una gallina que junta a sus polluelos y le da protección a Israel. Dios siempre usó elementos creados para que conociéramos su carácter”.

Estudiar la Escritura con los integrantes del ministerio no solo ha pretendido formar el corazón de los músicos y cantantes de la iglesia, la idea de Pablo es ir más allá y sueña con que la alabanza y adoración que ministran sea transformada y las canciones que canten sea reflejo de ello. Para tal fin se ha propuesto como meta traducir los atributos de Dios que están estudiando y permear sus canciones con dicho conocimiento, al punto de componer las propias como equipo y cantarlas en la congregación.

Pablo dice: “Si hacemos eso no solo creceremos como equipo de alabanza sino que educaremos a la congregación en cuanto a temas doctrinales que son tan necesarios. Las canciones son pegajosas y la gente las anda cantando en donde sea, ¿no es cierto? Entonces, ¿por qué no describir a Dios en canciones nuevas y provocar que los hermanos conozcan mejor al Señor a través de lo que escribimos?”

Pablo asegura que muchas canciones que se cantan actualmente en las iglesias no necesariamente reflejan cómo es Dios, algunas hasta rebajan su grandeza. “Hay canciones…” dice, “que son nuestra expresión a Dios pero no lo describen bien. El hecho de que la Biblia use elementos antropomórficos para describirlo, como cuando dice que tiene ojos, boca, manos y pies, no significa que él sea humano. Esos rasgos los usó para darse a conocer. Imaginate, ¡algunas señoritas cuando adoran a Jesús se lo imaginan como un chico guapo!”

La dinámica que Pablo está implementando consiste en que al terminar de estudiar un atributo se detienen a componer una canción. Por ejemplo, para el primer ejercicio que hizo con el equipo de alabanza, Pablo compuso una melodía y la armonizó creando así una breve pista musical sobre la cual los integrantes del ministerio compondrían la letra. Un detalle interesante de esta dinámica es que grabó la pista en distintos tonos para que cuando todos se sentaran a componer, cada quien escogiera el tono en el que se sintiera más cómodo según su rango vocal.

Antes de ese primer jueves en el que compondrían, Pablo les envió la pista a los correos electrónicos de todos para que llevaran aprendida la melodía y se pusieran a trabajar de una sola vez en la letra de la canción.

Como muchas veces pasa, una hora no fue suficiente para terminar y se designaron grupos de trabajo que le dieran seguimiento a lo que habían comenzado ese día. La siguiente semana ya tenían tres ideas de letras por lo que  partieron de ellas para definir las mejores partes conformar la canción.

“Como suele suceder con quienes comienza a escribir canciones”, dice Pablo, “aunque algunas letras eran muy buenas, faltó seguir una sola línea de pensamiento única y que fluyera a través de toda la letra. Habían muchos temas y ahora debíamos definir uno solo. Las buenas canciones son esas, las que siguen un solo concepto a través de lo que dicen”.

El siguiente jueves volvieron a trabajar en sus canciones y experimentaron nuevas dificultades en cuanto a definir una letra que reflejara el atributo de Dios que ya habían estudiado. Como detalle interesante notaron que algunos de los integrantes sentían una inclinación por escribir letras y otros por crear melodías y arreglos. De ese modo identificaron la fortaleza de cada quien y reasignaron los grupos según dicha capacidad. Los músicos hicieron música y los letristas se concentraron en las letras.

Pablo dice: “Uno de los beneficios de este primer ejercicio de composición ha sido que algunos han descubierto que sí tienen la capacidad para crear canciones. Eso es una gran ganancia porque algunos no sabían que podían”.

Basado en esto, Pablo se ha propuesto dedicarle más tiempo a algunos de ellos para que se perfeccionen en la composición. Mentorearlos a modo que con el tiempo sus talentos maduren y puedan servir de beneficio tanto para el equipo de alabanza como para la congregación, la cual pretenden influenciar a través de las canciones que escriban.

“Mi deseo con el equipo de alabanza”, finaliza diciendo Pablo, “es que cantemos los atributos de Dios, cantemos doctrina y de este modo nuestra iglesia también lo haga junto con nosotros. ¡Quien quita que en un año tengamos algunas canciones y grabemos un álbum!”

Noel Navas.

1 Comentario

  1. Excelente! Espero podamos imitarles… Me anima mucho esta experiencia!
    Pero, solo queria comentar que Jesús es humano y Jesús es Dios…La segunda persona de la Trinidad sí es un ser humano con ojos, boca, manos, pies, de raza judía, pero entronizado y glorificado para siempre como el Señor y Soberano del Universo, sobre todas razas humanas y sobre toda la Creación!! Su cuerpo no es simbólico! Bendiciones!!

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Cómo formar doctrinalmente a cantantes y músicos

En la actualidad hay una gran necesidad de