¿Debo dejar de escuchar a Hillsong?

¿Debo dejar de escuchar a Hillsong?

- en Misceláneos
2655
2


La pregunta que algunos se están formulando.

Debido a las últimas noticias que se viralizaron por Internet sobre el tema de la pareja gay que formó parte del equipo de alabanza de la iglesia Hillsong Nueva York y que hasta esta semana se enteró Latinoamérica por los medios de comunicación cristianos, algunos evangélicos han comenzado a replantearse si es correcto o no seguir disfrutando de su música.

El problema de conciencia que algunos están experimentando no solo se debe a lo confuso de la situación en torno a lo que se informó sobre cómo Hillsong Nueva York manejó el caso, sino a que durante muchos meses el liderazgo de Hillsong no fue claro en cuanto a su postura sobre el homosexualismo y el matrimonio entre personas del mismo sexo. A pesar de esto, algo que podríamos catalogar como «rescatable» de todo lo que se dio en torno a la oleada de noticias es que… ¡por fin!… Brian Houston expresó públicamente sus convicciones sobre el tema.

La pregunta es, después de todo lo que se ha difundido en la Internet, ¿será correcto que los cristianos sigan escuchando a Hillsong o deberíamos dejar de hacerlo?

Independientemente de que usted catalogue de ingenuos a quienes se estén formulando una interrogante así, si usted realmente se ha preguntado esto y le gustaría saber qué hacer, esta es mi opinión.

En primer lugar, establezcamos que el problema que Hillsong enfrentó es un problema que cualquier iglesia podría enfrentar. Es decir, alguien con un pecado sexual formando parte del ministerio de alabanza o del liderazgo de la iglesia. La diferencia entre Hillsong y digamos: su iglesia, es que Hillsong es una iglesia súper famosa y la suya no. Pero seamos objetivos: ese problema podría enfrentarlo cualquier congregación.

Segundo, aunque en términos generales Hillsong se mostró ambigua en cuanto a su postura en meses anteriores, prácticamente podríamos decir que ya la clarificaron. Brian Houston se pronunció y ahora conocemos cuáles son sus convicciones.

Y por último, lo que yo le recomendaría hacer si usted se encontrara en esta disyuntiva es que siga el dictado de su conciencia. Si a pesar de todo este embrollo su mente se siente tranquila de escuchar su música, ¡adelante! No estaría pecando contra Dios y hasta donde veo en la Escritura nadie debería de juzgarlo equivocadamente por dicha decisión.

Ahora, si usted es de quienes se han sentido intranquilos y su conciencia le da pequeñas punzadas ante la posibilidad de seguir disfrutando a Hillsong yo le animaría a que se evalúe a usted mismo y se pregunte: ¿será que soy fácilmente prejuiciable? ¿Será que estoy sobre dimensionando este tema? ¿Será que tiendo a ver de menos a las personas o congregaciones que se comportan distinto a mis estándares?

Si aún auto evaluándose sigue sintiéndose incómodo, vamos, obedezca su conciencia y no escuche su música. Tal vez más adelante pueda reconsiderar su decisión.

¿Qué deben hacer los equipos de alabanza si se diera el caso que el pastor de la iglesia dictamine que deben sacar del repertorio todas las canciones de Hillsong a causa de todo lo que se ha hablado? Bueno, conversar con él para que reconsidere su postura y no llevar a extremos este tipo de temas. Si al final él permaneciera firme en su pedido, deben sujetarse y acatar la disposición del liderazgo.

Por mi parte debo confesar que nunca he sido un asiduo seguidor de Hillsong, siempre he tenido un sano respeto y admiración por este ministerio y su aporte a la música cristiana a nivel mundial. Sin embargo, yo pienso seguir disfrutando de las grandes canciones que han producido (y que confío seguirán produciendo) y que realmente aportan a la vida de adoración de la iglesia. Porque seamos francos: no todas las canciones que ellos producen son grandes canciones dignas de cantarse en todas las congregaciones. Estas solo son un pequeño porcentaje, que aunque es cierto que «para gustos los colores», lo importante es saber diferenciar de entre todas ellas esas cuyas letras edifiquen al creyente, permitan expresar las verdades de la Escritura de forma creativa y emocionante y además, que sean «cantables» por la mayoría de adoradores que se congregan en nuestros servicios.

Noel Navas.

2 Comentarios

  1. Excelente artículo. Muy de acuerdo con todo.

  2. hola Noe excelente aporte, ciertamente no es que me hice la pregunta de la nota,
    lo único que me disgusto fue tanto alarde departe de algunos sobre este tema llamando hasta apostatas a la iglesia de hillsong.
    se que toda iglesia tiene sus problemas ninguna es perfecta y tampoco es justificar pero así son las redes sociales no muestran ese amor que debería un cristiano frente a circunstancia asi
    lo bueno que Brian houston dio su postura por lo menos.
    excelente nota Bendiciones

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Cómo formar doctrinalmente a cantantes y músicos

En la actualidad hay una gran necesidad de