¿Dios tiene el control?

¿Dios tiene el control?

- en Misceláneos
4068
22


Un Dios al estilo Tony Stark.

Hace un par de años visité una librería cristiana de mi país donde exhibían libros en oferta. Sinceramente ya me he llevado gratas sorpresas al encontrar excelentes libros por el precio de dos o tres dólares y esta vez no fue la excepción. En una de las mesas encontré el libro: “Escrituras torcidas” cuyo subtítulo es: “Liberándose de las iglesias que abusan”, escrito por Mary Alice Chrnalogar y publicado por Editorial Vida.

El libro trata acerca de cómo identificar rasgos sectarios en las iglesias evangélicas. Cuando lo leí me sorprendí debido a que como evangélicos no nos consideramos una secta y mucho menos, sectarios; sin embargo, algunas iglesias sí tienen rasgos de ese tipo. Tanto así que hasta al día de hoy he obsequiado 10 ejemplares (que compré también en oferta, je) y por lo menos dos amigos dejaron sus iglesias y buscaron una más saludable para congregarse.

Ojala algunos de ustedes ya estén haciendo planes para comprarlo y leerlo, créame, ¡su lectura podría salvar su espiritualidad!

El punto es que al llegar al capítulo 17 titulado: “El camino a la libertad” encontré algunos párrafos que llamaron poderosamente mi atención, no solo porque creo que la autora tiene razón, sino porque puede aplicarse a la composición de letras de canciones. Vea:

«DIOS TIENE EL CONTROL

“Dios tiene el control”. Me hacía frustrar un discipulador que repetía como loro esas palabras siempre que yo trataba de hacerlo pensar críticamente en algo que podría estar mal. Más tarde caí en cuenta que en vez de tener el control, ¡Dios es soberano! Un rey soberano no controla todas las decisiones individuales de todos sus súbditos. Si Dios no permitiera libre albedrío, entonces podríamos decir que está en control. Decir que Dios tiene el control niega la existencia del libre albedrío.

Mientras observaba más de cerca a este discipulador vi que aquí había varios asuntos: 1) Se había inculcado un falso concepto; 2) repetir como loro que “Dios está en control” le daba permiso para mantener su pasividad aunque se le hubiera mostrado un error en su iglesia; 3) cuando ese discipulador cometía una equivocación, decir que “Dios está en control” le brindaba una buena excusa; 4) esto ayudaba a cerrar sus habilidades de razonamiento crítico, porque una vez dicho esto se acababa la conversación.

Cuando usted señala un problema legítimo acerca de una secta o de un grupo de iglesia, y oye: “Dios está en control”, en realidad le están diciendo: “No puedo hacer nada al respecto”. Eso es erróneo. Dios nos proporcionó libre albedrío para hacer algo acerca de lo malo. Sí, podemos hacer algo al respecto de equivocaciones y conflictos en nuestra iglesia o nuestro grupo.

Por consiguiente, la próxima vez que un discípulo me llegaba con que “Dios tiene el control”, yo simplemente le preguntaba: “¿Significa que Dios es responsable de tu pecado? Si él no es responsable del mal, entonces no puedes decir que tiene el control; tú tienes el control”. El Señor en su soberanía nos permite el mal como consecuencia del libre albedrío, así que no diga que él está en control, a menos que usted crea sinceramente que usted no tiene libre albedrío» (1).

¿DE VERDAD TIENE EL CONTROL?

Leer estos párrafos me dejó un tanto inquieto, principalmente porque en mi propio vocabulario usaba la expresión “Dios tiene el control” y que ahora alguien dijera: “No, Dios no tiene el control”, me dejó en qué pensar.

Como asegura la autora de “Escrituras torcidas”, decir que Dios está en control de nuestra vida no es correcto, ¿por qué? Porque en la práctica eso no ocurre. Si él realmente asumiera el control de nuestra vida no cometeríamos el montón de errores que sí cometemos a diario. Él no puede tomar el control aunque efectivamente sea el Rey y Señor de nuestro ser (claro, si es que en verdad hemos decidido seguir a Cristo).

Decir que Dios no está en control no atenta contra su señorío y soberanía. Al contrario, los afirma ya que parte de las facultades que nos brindó al crearnos es el derecho de elección y la capacidad de elegir, elementos que en conjunto conforman la libertad. Dios nos creó seres libres. No robots.

Yo puedo tener el control de un automóvil al conducirlo, de una computadora al encenderla y hasta de mi televisor. El automóvil, la computadora o la tele no harán nada que yo no decida que hagan. ¿Por qué? Porque yo tengo el control sobre ellos. Pero lo seres humanos no somos máquinas, somos eso, humanos.

Ahora, afirmar que Dios tiene el control podría llevarnos a un asunto más serio, el de la responsabilidad. Quienes aseguran que Dios está en control de sus vidas por default están afirmando que no tienen responsabilidad de sus propios actos. Que aunque no lo dicen con esa intención, lo que realmente están diciendo es: “Yo no soy responsable de lo que dije o hice, ¡quien me controla es responsable!” Es decir, Dios. Y no, nosotros somos quienes decimos y hacemos lo que pensamos, no una fuerza externa que nos controla y manipula a expensas de nuestras decisiones.

En mi opinión el problema de la expresión “Dios tiene el control” es la palabra “control”. Como me dijo mi papá recientemente: “Control no es la palabra más apropiada para referirnos al señorío de Cristo”.

LAS CANCIONES CRISTIANAS

Si decir en forma individual que Dios controla nuestra vida no es lo más acertado, entonces tampoco lo es decirlo a través de nuestras canciones. ¿Por qué? Porque eso nunca pasa.

Por ejemplo, un breve análisis de las canciones cristianas relacionadas con el control divino me llevó a clasificarlas en tres tipos:

1) Las que afirman que Dios tiene el control.
2) Las que le ceden el control a Dios.
3) Las que le piden que tome el control.

Del primer grupo ya planteé mi punto; sin embargo, del resto quiero añadir algunos pensamientos más.

Cuando le pedimos a Dios, en oración o cantando una canción, que tome el control de nuestra vida, es pedirle que haga algo que él no va a hacer. Incluso, si le cediéramos el control tampoco lo va a tomar.

Recuerdo un episodio que le pasó a un amigo. Resulta que hace algunos años él estaba atravesando una circunstancia un tanto complicada y en un congreso se encontró con el Hermano Pablo, fundador de Un Mensaje a la Conciencia.

“Hermano Pablo”… le dijo, “¿podría orar mí?”
“Claro…”
respondió, “¿por qué quiere que ore por usted?”
“Necesito que Dios tome el control de esta circunstancia”.
“No…”
respondió el Hermano Pablo, “usted debe tomar el control de eso”.

A los evangélicos nos fascina pedirle a Dios que haga lo que a nosotros nos toca hacer.

Nosotros tenemos el control de nuestra propia vida. Eso sí, debemos depender de su guía y sabiduría, ¡y hasta de su intervención sobrenatural! Pero hacer eso no es cederle el control, es exactamente eso: depender de su guía y sabiduría o intervención sobrenatural. No otra cosa.

Hace unos meses estaba en la reunión de oración de mi iglesia y el grupo de alabanza estaba cantando la canción «Renuévame», de Marcos Witt. Aunque la canción tiene años de haberse escrito, ese día yo estaba cantándola como si fuera la primera vez. Mientras la entonaba con todas mis fuerzas un pensamiento golpeó mi mente: «¡¡¡Renuévate tú!!!» junto a dos Escrituras: «Renovaos en el espíritu de vuestra mente» (Efesios 4:23) y «transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento» (Romanos 12:2).

Esos versos de la Palabra ponen sobre nuestros hombros la responsabilidad de ser renovados, que aunque no está mal decirle a Dios: «renuévame» (David lo oró en el Salmo 51:10) lo que percibí que el Señor me decía era: “¡No me pidas que haga algo que te corresponde hacer a ti!”

Y del mismo modo hay cosas que nos corresponde a nosotros controlar. Como me recordó un amigo recientemente: «Uno de los frutos del Espíritu Santo es el dominio propio, que es: autocontrol».

Ahora, algunos podrían citar el famoso versículo: “Dios es quien produce en ustedes tanto el querer como el hacer…” (Filipenses 2:13) para afirmar que Dios controla; sin embargo, si revisa bien ese no es el sentido total del texto. Es más, si quisiéramos podríamos negarnos a ese querer y hacer, pero usted lo sabe, no es lo más conveniente como hijos de Dios.

«Pero cuando le rindo mi voluntad al Señor le estoy cediendo el control», dirá alguien. No, rendir la voluntad es someternos obedientemente a sus deseos, pero aun así permanecemos en control de nuestros actos. Entonces, una voluntad rendida significa que con su gracia y su poder tomamos el control de nuestro ser y lo dirigimos en pos de los caminos del Señor.

En este sentido, cuando alguien ora: “¡Señor, toma el control de mi vida!” es como si le estuviera diciendo: “¡Señor, quiero ser como un robot!”  Y lógicamente eso no va a suceder.

A veces damos la impresión que tuviéramos un Dios tipo Tony Stark que quisiéramos que entre en nosotros (¿Iron Man?) para que haga a través nuestro lo que sea necesario para que todo nos salga bien. Y no, Dios no diseñó la vida para que funcionara así. Que aunque efectivamente él vive en nosotros su labor se asemejaría más a la de J.A.R.V.I.S. que a la de Tony Stark (si es que es válida esta imperfecta analogía).

Volviendo al tema de las canciones…

En defensa de quienes alguna vez han escrito letras donde le piden a Dios que tome el control o donde se lo ceden, puedo garantizarle que detrás de sus palabras ha habido una sana intención. En el fondo lo que han querido decir es que desean que Dios intervenga, les ayude, les guíe y hasta fortalezca en medio de sus circunstancias.

Por eso, si usted va a componer una canción donde le pedirá a Dios que lo controle, lo correcto sería escribir una letra donde le pida que él intervenga, le ayude, le guíe o fortalezca. No que tome el control. ¿Por qué? Porque él no va a violar su libre albedrío y tampoco hacer lo que a usted le corresponde hacer.

En mi opinión, hay mejores expresiones que esas que hablan del control divino. Las canciones son poderosos medios educativos; por lo tanto, deberíamos repensar algunas de esas letras.

Noel Navas.

Notas:

(1) Chrnalogar, Mary Alice, “Escrituras torcidas. Liberándose de las iglesias que abusan”, Editorial Vida, Pág. 246-247.

22 Comentarios

  1. Camilo Castro

    Plack, plack. 🙂 Sentado en primera fila para leer tus articulos. Muy edificantes y bien argumentados. Buenisimo este.

  2. Muy buena analogia, bendiciones hno

  3. Buen artículo que nos ayuda a pensar en lo que decimos repetidamente sin pensar. Cada vez que los cristianos usamos porciones aisladas de la Biblia o repetimos frases supuestamente espirituales como un cliché dejamos de evaluarlo todo osea dejamos el mandato de ser críticos aún con nosotros mismos.

  4. Hay van otras!!! estas si son de rios estas si dueleen… Jajajajaja… Muy bueno!
    No hay segunda parte???

  5. Muy bueno 🙂 DLB+

  6. Excelente tema !! en mi caso la frase Dios tiene el control la digo siempre !! pondré un ejemplo las deudas económicas yo me metí en ellas y cuando digo la frase me refiero a que Dios abrirá las puertas que tocare para salir de ellas lógicamente si solo cito la frase sin moverme creo que no sucederá nada .. aunque admito que todo lo que has dicho es muy bueno y hay que tomar en cuenta a que nos referimos al decir esa frase.

  7. En la película del Todopoderoso, ves al tipo tratando de hacer que la dama lo amare. Y lo intentó con todo su poder, pero no pudo. Frustrado le pregunta a Dios ¿cómo haré para que me ame sin que tenga que violar su propia voluntad? Y Morgan Freeman le dice: si llegas a saberlo, me lo dices. jajaja.

    Es verdad que Dios vino sobre Sansón con gran poder y le dio fuerza sobrenatural, pero ese mismo no le impidió que se acercara a una prostituta. Los apóstoles fueron llenos hasta rebosar de un espíritu sobrenatural que les dio la capacidad de hablar en otros idiomas y Pedro sanaba con su sombra, pero fue el mismo que se rehusó a comer con los gentiles cuando vinieron los otros judíos. Sabemos de grandes hechos realizados por hombres ungidos, donde definitivamente un Espíritu Superior les impulsaba, pero jamás esto anuló su propia capacidad para detener o incluso rehusarse.

    Supongo que llega un punto en que una persona entrega parte esencial de su ser y deja que Dios obre, actúe y manifieste su gracia a por medio de una persona, pero no anula su propio ser, creo que lo que hace es revelar como nunca antes lo que fue llamado a SER desde el principio.

  8. Esa frase también me recuerda como muchos hermanitos se excusan con un ‘Si Dios quiere’.

  9. como me bendice este blog de la Aventura de componer seguramente este es tu llamado brother aunque del Facebook te tuve que eliminar porque no me bendice para nada lo que veo que escribes… Pero lo de la Aventura de componer te felicito enormemente Noel esto es lo tuyo brother… yo se que con eliminarte no te hago ningun daño, PERO YO ME BENEFICIO AL HACERLO… adelante

  10. Alberto Arevalo

    Lorean tenga cuidado con lo que dice.. «pero otra vez volveré a vosotros, si Dios quiere» hechos 18:21 «En lugar de lo cual deberíais decir: Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello.» Santiago 4:15.

    Noel Como siempre adictivos tus artículos. Hace tiempo cuando en su blog casi nadie comentaba.. recuerdo que le pedía que publicara algo mas que partituras y cosas así. La verdad me da gusto leer a alguien con la mente fresca y sobre todo con la habilidad (por ahora) de «trazar bien la palabra».

    Un abrazo.

  11. Me tienes rodeado por completo;
    ¡estoy bajo tu control! Salmos 139:5 (TDLA)

    Vas delante y detrás de mí.
    Pones tu mano de bendición sobre mi cabeza. 139:5 (NTV)

    Habrá que corregir la Traducción de Lenguaje Actual.
    (es broma)

    Gran artículo Noel.

  12. Interesante el texto que pones, pero la TDLA es eso, una traducción en lenguaje actual. Son más fieles las traducciones Reina Valera e incluso la Nueva Versión Internacional. Hasta donde investigué NINGUNA de ellas habla del control divino en el sentido que lo planteé en esta nota, pero sí versiones (que no necesariamente son traducciones apegadas a los originales) como por ejemplo, la Biblia en Lenguaje Sencillo o la Biblia al Día.

    Saludos!

  13. Excelente artículo! 🙂

  14. Muy buen Articulo….

  15. Excelente… Estuve esperando este articulo desde que lo anunciaste. Es muy interesante ver las cosas desde este nuevo punto de vista, siempre para mejorar y escoger correctamente las letras de nuestras canciones. Las buenas intenciones no bastan; mientras mas claro el mensaje, mas acertada la comprensión de quienes lo escuchan.

    Muchas Bendiciones, sigue adelante…!
    (Que risa lo de golpearte con piedras como a Esteban… jejje! Espero que esas piedras solo sean virtuales :D)

  16. A Mat Torres:
    Interesante aporte. De hecho la TLA habla de estar «bajo el control» de Dios. Eso aparentemente choca con lo que Noel esta defendiendo, pero todo depende que «que entiendes por control».

    La primera acepcion de la palabra «control» en el diccionario de la RAE es: «Comprobación, inspección, fiscalización, intervención». Nada tiene que ver con «coercion, o tomar el lugar de otro para decidir».

    Uno controla un vehiculo en el sentido que lo maneja, lo conduce; pero uno no «fiscaliza» el auto.
    Dios no nos maneja o programa como a automatas, sino que mira nuestro andar y nos fiscaliza (nos da el merecido pago de acuerdo a nuestras acciones o nuestra fe)

    La Traduccion en Lenguaje Actual me parece genial porque es mas comprensible para los adolescentes de hoy (trabajo con ese grupo), pero sin duda la NVI o la Biblia Textual te acercan mas al texto biblico. Pero no desmeritaria a ninguna de las mencionadas.

  17. Da para pensar! Bendiciones!

  18. Zabdiel David Rodríguez

    RoJO canta este salmo en una canción titulada «Bajo tu control» y es interesante que lo que comentas es la acepción que pensé le dan ellos, estar siempre bajo la supervición y el consejo de Dios.

  19. No estoy de acuerdo con los argumentos expuestos. Estoy de acuerdo que el ser humano es libre, pero citando a R. S. Sproul «La libertad del ser humano está limitada por la soberanía de Dios» Si una sola molécula del universo fuera autónoma, entonces Dios no podría ser soberano. Entonces pienso que algunos piensan que el «libre albedrío» es sinónimo de autonomía, el argumento de que no somos robots lo he escuchado mucho y se me hace muy simple y la gente lo dice cuando no tiene argumentos sólidos en cuanto a la soberanía de Dios. Dios nos dio capacidad de tomar decisiones sin embargo yo no soy soberano. Dios es soberano. Dios es todopoderoso. Tiene autoridad y puede hacer lo que le plazca. Yo puedo tomar decisiones y tengo libertad de hacer las cosas que Dios me permite hacer, porque mi libertad jamás puede anular la autoridad de Dios. Mi libertad está siempre limitada por la libertad superior de Dios y por su autoridad entonces repito. Yo puedo hacer lo que puedo hacer porque Dios en su soberanía absoluta me lo permite hacer, entonces pienso que Dios sí tiene el control.

  20. JAIME: Muy bien, si quieres pensar así, no hay problema. Pero tú mismo te contradices, si él tiene el control de tu vida, entonces no tienes libre albedrío. Y si no hay libre albedrío, no hay libertad, y si no hay libertad, ¡entonces somos algo así como robots y él está jugando con nosotros! Si él hubiera tenido el control de, por ej., Adán y Eva, entonces Dios los impulsó a comer y pecar contra él. y por ende, Dios es el responsable de todo cuanto la humanidad ha sufrido en consecuencia del pecado. ¿Verdad que la Biblia no dice eso y nos atribuye a nosotros esa responsabilidad de haber pecado y habernos apartado de Dios?

    Una vez más, si quieres creer así como afirmas, allá tú; pero tu argumento es contradictorio en sí mismo.

    Noel.

  21. Giovanny Arevalo

    Muy buena exposicion Noel, te comento que en ocasiones, enseñando las Escrituras he puesto como un tipo de desafio al que me encuentre la palabra control en las Escrituras le doy tanto $$, claro yo ya lo habia hecho en concordancias electronicas y no hay tal palabra, la que se encuentra en las Escrituras es la palabra dominio, que ha mi apreciacion es mucho mas amplia. Bendiciones.

  22. Giovanny Arevalo

    Post data: Les aclaro que tiene que mostrame en la version comun RV60. Me parece que las traducciones de lenguaje actual si admiten la palabra control.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Cómo formar doctrinalmente a cantantes y músicos

En la actualidad hay una gran necesidad de