Jesús Adrián, homosexualismo y ambigüedad

Jesús Adrián, homosexualismo y ambigüedad

- en Misceláneos
5474
2

Mi opinión sobre el documental de Evangelio Puro.

Era finales de los 90´s, Jesús Adrián Romero se presentó en el Anfiteatro de la Feria Internacional de El Salvador (ahora CIFCO), aquí en San Salvador. Fue un sábado por la mañana donde se congregaron miles de personas para escucharlo hablar acerca de “La santidad personal”. Su exposición fue clara, firme y contundente: “si eres cristiano debes abandonar el pecado”. Recuerdo que ese día nos compartió por primera vez la canción: “Revísteme”, la cual es una petición al Señor de que nos vista de pureza, justicia y santidad.

Después de mostrárnosla hizo el llamado a que pasáramos al frente para orar y un gran porcentaje de los asistentes nos acercamos. Recuerdo que nos dijo que si habíamos llegado con amigos hiciéramos alianzas de rendición de cuentas para juntos enfrentar la batalla diaria contra el pecado.

Estoy seguro que la mayoría, por no decir todos, salimos desafiados a vivir vidas integras producto de escuchar esa mañana a Jesús Adrián.

En enero del presente año, Esaú Mejía, del sitio «Evangelio Puro» y «Cristianos al Día», me contactó vía Facebook para pedir mi opinión sobre un video. Esaú y yo nos conocemos desde hace un par años gracias a Internet y aunque nunca nos hemos visto en persona, solemos escribirnos un par de veces al mes. Ese día me envió el link de una prédica de Jesús Adrián Romero impartida en Vástago Epicentro y titulada: “Jesús y la política”. “Me gustaría que vieras este video…» me dijo, «desde el minuto tal al minuto tal, ¿podrías decirme si notas algo raro en su lenguaje?”

Efectivamente,  vi el video, es más, vi casi todo el video y a mi parecer Jesús Adrián habló de forma casi condescendiente al hablar del homosexualismo. Mi respuesta fue: “Ya lo vi y percibo que está hablando ambiguamente”.

Un tiempo después, me envió el video de un concierto realizado en Vástago Epicentro y donde la banda que ministraba comenzó a cantar algunas canciones seculares, entre ellas: “Y.M.C.A.”, de la extinta agrupación setentera “Village People” y cuya fama por su abierta homosexualidad era conocida. Quienes estamos enterados de la historia detrás de la canción sabemos que fue escrita a causa de la ONG cristiana Young Men’s Christian Association (Y.M.C.A.), así que, al verla cantar en Vástago Epicentro, me sorprendió porque fue en un concierto cristiano. Es más, cuando ves el video después aparecen cantando Alex Campos y Danilo Montero. Estoy seguro que ni Alex ni Danilo sabían que esa canción iba a ser interpretada previo a que ellos pasaran.

Al momento que escribo esto Jesús Adrián Romero o Vástago Epicentro, no sé quién ni por qué, eliminó de su página web el video, pero Cristianos Al Día republicó el segmento en cuestión. Para verlo haz clic aquí. Este video donde cantan “Y.M.C.A.”  en Vástago Epicentro estuvo por muchos meses disponible en la web, ¿por qué lo quitaron hasta ahora? ¿Por qué no lo hicieron antes? O mejor: ¿por qué alguien no discernió lo torpe que sería cantar una canción así e impedir que se cantara en un concierto cristiano? ¿En qué cabeza cabe permitir que se cante una canción consideraba «himno gay» sin justificar el motivo ulterior?

Bueno, en las semanas siguientes tuve la misma impresión con otras prédicas de Jesús Adrián Romero y aunque reconozco que yo no sé cuál es su postura sobre el homosexualismo y que apenas vi unos cuantos videosdonde apenas roza el tema sin ir más a fondo, me dejó un sabor a que le rehúye a hablar de forma más clara y contundente.

Hace menos de dos semanas, Esaú me contó qué era exactamente lo que estaba haciendo: un documental sobre el cambio del mensaje de Jesús Adrián Romero en sus sermones. Ese mismo día me animó a que leyera el sitio web y la cuenta de Twitter de un movimiento llamado: La Conversación en Curso (LCC). Desde el link de una entrevista que ellos le hicieron a Jesús Adrián hice mis tareas de investigar qué tipo de sitio era este. Y bueno, para comenzar, en dicha entrevista, me llamó la atención la respuesta de Jesús Adrián acerca de qué predicadores lo han estado influenciando. La pregunta de LCC fue la siguiente:

“El año pasado citaste a Peter Rollins (alguien con una teología no tradicional y de quien no hay ningún libro en español) en uno de tus artículos, ¿qué otros autores de esa “línea” has estado leyendo y de qué manera te influenciaron positivamente? ¿En qué te ayudaron?”

A lo que Jesús Adrián respondió:

El espectro de mi lectura es muy amplio. No lo limito a una sola vertiente. Creo que es sano leer un poco de todo. Leo a autores fundamentalistas, conservadores, progresistas y los que son considerados controversiales porque se alejan un poco de la teología tradicional. De todas las vertientes he aprendido mucho. En la vertiente progresista rayando en lo controversial leo a autores como Peter Rollins, Kester Brewin, Rob Bell, Frank Schaffer, entre otros. No siempre estoy de acuerdo con sus propuestas, pero aprendo mucho de ellos y aprecio la contribución tan importante que están haciendo a la teología moderna. También aprecio el corazón pastoral de algunos de ellos. Al leer sus libros detecto un corazón pastoral con deseos de trascender más allá de la influencia limitada que la iglesia está teniendo en nuestros días” (1).

Mira, cuando tú leas en un artículo de alguna página web la palabra “progresista” debes saber que la gran mayoría de veces se refiere a una filosofía a favor del homosexualismo, las uniones homosexuales, la ideología de género, etc. Sea que lo oigas en un sermón o en un discurso político partidista, la mayoría de veces se refiere a eso. Por lo que el hecho que Jesús Adrián citara autores de esa línea de por sí debería de llamamos la atención. Aun así, Jesús Adrián es libre de leer lo que se le antoje leer y el hecho de que lea a esos autores no lo vincula con un asentimiento con ese tipo de “progresismo” en la iglesia. Es más, él hasta dijo: “no siempre estoy de acuerdo con sus propuestas”, ¿cierto? El problema es que no especificó con qué propuestas sí y con qué propuestas no estaba de acuerdo.

Luego de leer la entrevista puse la palabra “homosexualidad” en el buscador de La Conversación en Curso (entra al sitio haciendo clic aquí) y se desplegaron artículos de Rob Bell, Brian McLaren, etc. que de algunos años para acá yo sabía que habían cambiado su postura en cuanto al homosexualismo en la iglesia y donde puedes leer algunos de sus artículos alli mismo en LCC, tanto de ellos como de otros autores.

Después, siempre dentro del mismo sitio, si entras y das clic en el menú horizontal de arriba donde dice: “Links”, encontrarás una lista de personajes, entre ellos, Jesús Adrián Romero, su hijo Adrián Roberto, Ulises Oyarzún (también pastor en Vástago Epicentro) y otros más. Es decir, La Conversación en Curso recomienda seguirles, pero dicha recomendación no se queda allí, sino que es recíproca. En el Twitter de Jesús Adrián, a mediados del año pasado, encontrarás cómo le recomienda a su millón de seguidores visitar la página web de LCC, seguirlos y hasta hay uno en donde habla de la presentación de su disco “Besos en la frente” en México DF diciendo que sus amigos de LCC estarán acompañándolo (ver imagen de la derecha).

Vamos, Jesús Adrián es libre de recomendar a sus seguidores de que lean las páginas que a él le venga en gana recomendar, es libre de invitar a sus conciertos a quien se le ocurra invitar y hasta es libre de llamar “amigos” a quien se le antoje llamarles así; sin embargo, ¿es ético que un pastor cristiano invite a sus seguidores a seguir páginas webs como La Conversación en Curso (que si tú haces el ejercicio de leer algunos de sus artículos comprobarás que asienten ante el homosexualismo) y no advertir que algunas de las publicaciones que encontrarán contradicen la Escritura? ¿Es correcto que un cantante, con la envergadura ministerial que tiene en Latinoamérica, recomiende dicho sitio y no diga por lo menos que no está de acuerdo con ciertos artículos que aparecen allí publicados?

Algunos dirán que Jesús Adrián no debió recomendar que la gente leyera LCC y yo podría estar de acuerdo, y otros hasta podrían acusar a «Evangelio Puro» de ser tendencioso; sin embargo, no podemos negar que el documental acierta en señalar la ambigüedad de Jesús Adrián Romero en cuanto al tema de la homosexualidad. Si quieres ver y analizar el video lo puedes hacer dando clic aquí.

Ahora, debido a que el documental ya está la web y hasta algunos canales de Youtube lo están reproduciendo, en mi opinión, la forma más fácil de saber la postura de Jesús Adrián Romero acerca de la homosexualidad es que la haga pública. Claramente y sin ambigüedades.

Si él dijera que está a favor de dicho estilo de vida, entonces sus palabras confirmarán el documental de «Evangelio Puro» y de paso, me parecería que eso desencadenaría un rechazo evangélico a nivel continental y que hará decaer su ministerio musical enormemente (¡esto en la teoría, eh!). Ahora bien, si Jesús Adrián dijera que no está a favor del homosexualismo, entonces debería de explicar qué lo ha motivado a tener lazos tan estrechos con una página web de corte progresista y por qué la ha recomendado sin advertir que el contenido dentro del mismo contradice la Escritura en este y otros temas.

Si fuera el caso de que Jesús Adrián expresara públicamente su postura en contra del homosexualismo, algo que él va a tener que aprender a hacer desde ahora en adelante es a no ser ambiguo con un tema que está efervescente en nuestra sociedad y que requiere de parte de la iglesia cristiana evangélica una postura clara en favor de los valores morales, la protección del matrimonio entre hombre y mujer así nacidos, la no adopción de niños de parte de matrimonios homosexuales y nuestro rechazo a la imposición de la ideología de género en las legislaciones y pensums escolares de nuestros países.

Siendo muy, pero muy franco, por la admiración de años que he sentido por Jesús Adrián y su extraordinario don para componer canciones, independientemente del tono punzante que utiliza «Evangelio Puro» en su documental, después de revisar la evidencia, ¡cómo me gustaría seguir creyendo que el mismo Jesús Adrián Romero que visitó El Salvador a finales de los 90´s (y que nos habló de “santidad personal”) es el mismo de hoy! ¡Cómo me gustaría seguir admirando al compositor que nos compartió aquella vez la canción: “Revísteme” y escucharlo decir con autoridad: “si eres cristiano debes abandonar el pecado”! ¡Cómo me gustaría!

Así que no queda más que esperar a que Jesús Adrián se pronuncie, si es que lo hará, y así dejemos atrás un tema que, debido a la generación que nos ha tocado vivir, como cristianos evangélicos, no podemos mostrarnos ambiguos.

 Noel Navas.

Notas:

(1) Tomado de: http://laconversacionencurso.org/entrevistas/jesus-adrian-romero-mas-alla-de-los-dogmas-entrevista-exclusiva-para-lcc/ Sitio visitado por última vez el 06/04/2017.

2 Comentarios

  1. agustin arizona

    La homosexualidad esta condenada en la biblia. No hay que buscarle «tres pies la gato» Solo un hombre que sea poseido de ese demonio, «practicara y avalara tal conducta depravada». Pero hoy, como los pastores tienen compromisos con «el mundo» y porque temen perder «su popularidad» y «las ofrendas» cierran la boca y omiten eso de sus «predicaciones» pero un hombre llamado de Dios, condenara con todo lo que tiene, para erradicar esa «peste» que esta derribando naciones enteras.

  2. Mauricio Gonzalez

    El mismo hombre en comunión o en practica con el pecado lo lleva a adoptar o aceptar situaciones que tranquilicen su mente, ante el pecado o la disconformidad de lo que Dios nos revela en su palabra que debemos de evitar, la biblia nos da claros ejemplos de como conocedores y oidores del propio Jesucristo rechazaron lo que decía por sus fuertes exhortaciones. Dios tenga misericordia de todo aquel que añade algo mas a ese evangelio claro, que transforma y cambia al ser humano.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Cómo formar doctrinalmente a cantantes y músicos

En la actualidad hay una gran necesidad de