¿Letra o poema?

¿Letra o poema?

- en Misceláneos
2329
0


Por: Paul Baloche.

¿Cuál es la diferencia entre una letra de canción y un poema? Un poema puede ser una letra, pero una letra de canción no necesariamente es un poema. Tome, por ejemplo, el coro de uno de los villancicos navideños preferidos de muchos:

¡Glo-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o ria!
¡In excelsis Deo!
¡Glo-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o ria!
¡In excelsis Deo!

Esta es una de las mejores letras del mundo, pero es un malísimo poema.

Aun cuando la poesía y las letras no son necesariamente la misma cosa, esto no significa que las letras no puedan ser poéticas. Eche un vistazo a algunas definiciones que ofrece el Encarta World English Dictionary:

Poeta: alguien imaginativo o creativo que posee gran habilidad y arte, y es capaz de producir bellas palabras.

Poético: que posee cualidades usualmente asociadas con la poesía, especialmente en ser graciosamente expresivo, románticamente hermoso o sublime e inspirador.

Poesía: obra literaria escrita en verso, en particular versos escritos de alta calidad, gran belleza, sinceridad emocional, intensidad o profunda percepción.

¿Esto describe lo que usted quiere que sus letras sean?

Aún las letras de canciones de adoración más sencillas, a pesar que no suelen ser muy elaboradas, son a menudo imaginativas, metafóricas y profundas.  Los mejores compositores encuentran formas inusuales y sorprendentes de decir las cosas. Pero sea cuidadoso. Que al intentar hacer sus letras poéticas o líricas no pierda su claridad. No se vuelva tan “artístico” como para encontrarse a sí mismo en algún lugar de una galaxia muy lejana.

Matt Redman dice:

“La Iglesia necesita sus poetas –gente que de alguna forma congregacional, bíblica y relevante traduzcan todo lo que está ocurriendo a su alrededor en canciones que la iglesia cante. Es algo poderoso cuando se levantan compositores que ayuden al pueblo de Dios a expresar su respuesta a Él. El desafío no sólo es reflejar lo que la gente quiera y deba decir en una forma bíblica, sino hacerlo en un lenguaje con el que se puedan conectar. El objetivo es usar lenguaje contemporáneo y permanecer bíblico y poético. En un extremo puede sonar que nos volvimos demasiado “religiosos” y en el otro extremo, que nos volvimos demasiado “coloquiales”.

Algunas palabras se escuchan simplemente mejor que otras al cantarlas. Riman mejor. Suenan mejor y se sienten mejor al cantarse. No es suficiente que sólo rimen al final de la línea; es importante cómo todas las palabras suenan, especialmente aquellas sostenidas y más aún aquellas que son altamente sostenidas.

Las palabras que hacen que el cantante suene bien también se sentirán bien en la boca del cantante y en su expresión. Los tonos largos repicarán y cada sílaba fácilmente fluirá de la lengua. Las vocales vibrarán en el rostro y darán una maravillosa resonancia a la voz. Si usted no considera estos aspectos al componer sus letras, puede que los cantantes estén menos dispuestos a querer cantar la canción, aun si ellos no sean capaces de expresarle la razón de ello.

Algunos sonidos vocales son grandiosos en tonos largos y altos mientras que otros deberían evitarse mientras sea posible. Ninguna vocal suena mal pero los llamados sonidos vocales “puros”; “ah, ay, oh, uh” resuenan y se sienten mejor que los sonidos vocálicos cortos.

En este momento, intente cantar muy lentamente la palabra “aleluya”. Por favor deje de leer e inténtelo. ¿Se percata de cuan fácilmente pueden sostenerse estas vocales? ¿Acaso no se “siente bien en la boca”? Haga el mismo ejercicio con la palabra “Ho-sa-na”.

Por supuesto, usted no puede sólo decidir usar los sonidos puros y excluir los demás, porque no podrá comunicarse bien (sin usarlos todos. Pero usted puede tratar de usar la mayor cantidad de sonidos vocales resonantes como sea posible, especialmente en las notas largas y altas de canciones fuertes y vibrantes. Algunos de los sonidos más apagados pueden desearse en las notas largas y altas de canciones tranquilas.

Recuerde que el propósito de las letras es ser escuchadas, no es ser leídas silenciosamente de una página impresa, así que es de gran importancia el cómo se hagan sonar en la voz humana.

Noel Navas.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Cómo formar doctrinalmente a cantantes y músicos

En la actualidad hay una gran necesidad de