Seminario, trompetas y composición

Seminario, trompetas y composición

- en Misceláneos
1528
0


afiche-taller-de-musica-universidad-e-vangelicaMi breve reseña del Seminario de Alabanza en la UEES.

El pasado miércoles 26 de agosto tuve el privilegio de participar del Seminario para Líderes de Alabanza que se realizó en el auditorio principal de la Universidad Evangélica de El Salvador. Gracias a la invitación de mis hermanos Mauricio y Gloria Solís disfruté del evento que patrocinó la Convención Bautista de Missouri y donde se abordaron los temas: “Tu devocional personal”, “Modelos de alabanza bíblica”, “Planificando la adoración”, entre otros. Los oradores fueron el Dr. Jerry Field, pastor y director musical y John Francis también director musical y trompetista destacado. Como le dije a mi amigo Edward, con quien me senté a la par: “¿No te has fijado que siempre que hay un seminario de alabanza, siempre se toca el tema de la composición de canciones?” Pues eso sucedió aquí y la siguiente es mi reseña.

Desde dos semanas antes, cuando recibí la invitación al evento, me entusiasmé por asistir. Incluso llamé inmediatamente al teléfono de contacto para reservar mi puesto ya que me imaginé que sería cupo limitado. Quien me respondió me dijo: “Sí, esperamos que el evento esté muy concurrido ya que es gratuito así que lléguese temprano”.

Como el evento comenzaba a las 8:00 a.m. me programé para llegar a las 7:30 a.m. Cuando me asomé por la puerta del auditorio no había nadie. “Uy…” pensé, “Quizá me equivoqué de salón”. No, no me había equivocado, la gente no había llegado. El evento comenzó a las 8:30 a.m. con unos 50 participantes, entre ellos mi amigo David que se rió mucho de mí cuando supo que había llegado tan temprano, jeje.

Me voy a limitar a hablar de una de las ponencias, la de John Francis, cuya traducción estuvo a cargo de la Hna. Gelamarie de Montes. Pienso que describir esta plática le dará una idea de lo bien que estuvo el evento. John Francis, a manera de rompe hielo, comenzó interpretando algunas canciones conocidas con su trompeta. ¡Impresionante! La verdad es un trompetista espectacular. Antes de compartir algunos principios sobre adoración presentó algo que denominó: “Breve historia de la Trompeta”. Su amor por el instrumento lo llevó a hacer un estudio histórico sobre la trompeta, por lo que a la vez que se dirigía a nosotros simultáneamente veíamos una presentación Power Point con imágenes en la pantalla.

Inició diciendo que no necesitábamos ser trompetistas para conocer la historia de la trompeta, que estudiar su historia es estudiar la adoración principalmente porque la trompeta es el instrumento más mencionado en la Biblia. En palabras de Francis: “La trompeta tiene unos tres mil años de historia y la que conocemos hoy no es como era al principio”. Inmediatamente procedió a mostrar la trompeta más antigua del mundo: La concha marina. La ubicó sobre sus labios y emitió un sonido prolongado. “Era usada principalmente por los marinos…” decía, “Para llamarse de una embarcación a otra o aún desde las islas”.

john-francis-1“Ahora quiero trasladarme de esa antigua trompeta al primer Trompetista…” prosiguió, “Éxodo 19:12-19 dice que después que Dios dio instrucciones al pueblo de santificarse sonó la trompeta en el monte y todo el pueblo temió y tembló. Ese primer trompetazo fue un llamado a la adoración. La Biblia no dice quién tocó la trompeta, pudo haber sido el ángel Gabriel pero no dice que fue él. A mi me gusta pensar que quien tocó la trompeta en el monte fue Dios… ¡Y que él fue el primer trompetista!” Y añadió: “Algunos llaman a la trompeta el rey de los instrumentos, pero a mi de gusta pensar que la trompeta es el instrumento del Rey”.

Continuó con su breve historia de la trompeta y habló de las 6 palabras hebreas y griegas que la Biblia usa para referirse a ella. Una de ellas: «Chofar», que es la más mencionada. En ese momento tocó un Chofar que había llevado y dejó oír su sonido. Hizo una pausa y dijo: “Mi versículo favorito está en Salmos 98:6: “Aclamad con trompetas y sonidos de bocina delante del rey Jehová”. En este punto nos animó a experimentar el versículo y al volver a sonar el Chofar todos aclamamos con júbilo y aplaudimos.

Luego nos mostró cómo estaba organizado el campamento de Israel por sus tribus y cómo al sonido de la trompeta todos se congregaban o se levantaban para avanzar. Posteriormente habló del Templo de Salomón y mencionó el enorme privilegio que ha de haber sido para los trompetistas tocar en dicho lugar. Algo interesante que mencionó fue que hasta ese momento de la historia la trompeta no era utilizada dentro un marco orquestal sino solamente para convocar al pueblo o dentro del accionar militar de la nación. Como ejemplo tocó la Diana. Se detuvo y dijo: “Tengo dos hijos adolescentes que saben que si no se levantan temprano voy a tocar la Diana para que estén a tiempo”. Todo mundo se puso a reír imaginando la escena.

Según Francis fue por los 1,600´s que la trompeta se consideró para propósitos musicales y el primer trompetista conocido fue Gottfried Reiche quien fue solista de la sinfónica de Johann Sebastian Bach. Mostró en la pantalla una foto de Reiche donde señaló dos aspectos muy interesantes:

gottfried-reicheEl primero, (ver imagen de la par) que la trompeta que está en la mano derecha de Reiche no tiene las válvulas características de la trompeta que hoy día conocemos ya que no fueron inventadas hasta 100 años después. Sino que la trompeta en la foto es una especie de tubo o manguera metálica muy bien enrollada con una boquilla para soplar y emitir sonido. “Algo cómo esto…” En ese momento sacó una manguera pequeña y delgada, puso un embudo en un extremo y una boquilla en el otro y sopló. ¡Era una trompeta similar a la foto! No más que extendida. Todo mundo aplaudió por su ingenio de mostrarnos estos ejemplos.

El segundo detalle sobresaliente de la foto es que Reiche no solo tiene una trompeta en su mano derecha sino una partitura en su mano izquierda. Francis dijo: “Hace unos años algunos músicos quisieron descifrar qué decía exactamente la partitura de la foto”. Hizo un acercamiento y vimos más clara la partitura que estaba allí. “Esto es lo que Reiche tenía en su mano…” Al instante comenzó a ejecutar la pequeña pieza escrita en la partitura. ¡Impresionante de verdad! De nuevo: todos aplaudimos.

Posteriormente habló sobre la invención de las válvulas de la trompeta y tocó algunas escalas que gracias a dicho mecanismo ahora podemos disfrutar. Francis finalizó su “Breve historia de la trompeta” diciendo: “En la actualidad la trompeta puede ser utilizada para tocar música, pero yo he decidido tocar la trompeta para la gloria de Dios”.

Inmediatamente procedió a compartirnos algunos principios sobre adoración. Entre anécdotas e ilustraciones nos llevó a reconocer lo fácil que es distraerse del verdadero objeto de nuestra adoración y que nuestro ser la deposite en cualquier cosa que no sea Jesucristo. Habló del significado de la palabra griega: «Proskuneo», que está en Juan 4:23-24, que significa: “Postrarse en el suelo hasta besarlo”. Dicho beso es como el que las mascotas brindan a sus amos, así como los perritos. “Muchas veces el objeto de nuestra adoración no es Jesucristo…” decía, “Muchas veces el objeto de nuestra adoración es la música misma. Así que a lo primero que quiero estimularlos es a adorar únicamente al Señor”.

john-francis-3Francis procedió a describirnos cómo son sus encuentros diarios con el Señor en adoración. Nos habló de cómo planifica sus lecturas bíblicas de la semana y que lo primero que hace es leer Salmos que exaltan a Dios y de ese modo adora y ora los Salmos. “Hace como 4 años…” dijo, “Estaba leyendo el Salmo 96, Dios me detuvo en medio de mi tiempo de adoración y me dijo: “Detente y lee otra vez”. Yo leí: “Cantad a Jehová cántico nuevo”. Dios me dijo otra vez: “Léelo de nuevo…” y lo leí. De pronto me di cuenta que ese texto no fue escrito para la congregación ni para el equipo de alabanza de la iglesia, había sido escrito para mí. Así que estando en mi habitación comencé a cantar un cántico nuevo…” En ese momento John Francis comenzó a entonar una breve pero bellísima canción y añadió: “Cuando hice esto el Señor me dijo: “Cántame otra vez…” Allí me di cuenta que Dios quiere que sus hijos le canten espontáneamente como un acto de adoración”. Y finalizó diciendo: “Después de esta experiencia, usualmente cuando adoro al Señor… compongo”.

¿No se ha fijado que cada vez que se enseña sobre alabanza y adoración siempre hablan de composición?

Un agradecimiento muy especial a Mauricio y Gloria Solís por la invitación y las fotos, me gustó mucho la actividad y las enseñanzas fueron estupendas.

Noel Navas.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Cómo formar doctrinalmente a cantantes y músicos

En la actualidad hay una gran necesidad de