Principios fundamentales de composición (Décima parte)

Principios fundamentales de composición (Décima parte)

- en Principios fundamentales de composición
1608
0


No. 5. El principio del inventor: las canciones son producto de la inventiva.

Si usted desea implementar en su vida El principio del inventor tome nota de lo siguiente:

Tenga un banco de ideas

Los temas para escribir canciones son inagotables y las ideas ingeniosas lo son también. Por eso, cuando una idea creativa lo tome por sorpresa o una figura melódica lo asalte, almacénelas. Anótela en una libreta o guárdela en una grabadora. A la suma de ideas almacenadas se le llama: banco de ideas. Mire, un buen inventor es alguien que tiene un amplio banco al cual recurrir para tomar recursos para crear. Se dice que después que Thomas Alva Edison leyó el libro de Michael Faraday “Experimental Researches in Electricity” aprendió a canalizar todo su genio inventivo. Se hizo más ordenado y disciplinado y desde entonces adquirió la costumbre de llevar consigo un cuaderno de notas, para apuntar cualquier idea o hecho que reclamara su atención.

¿Qué tal si usted comienza a hacer lo mismo? Valore sus ideas, por más absurdas que parezcan, valórelas. Lleve un record de ellas, anótelas, grábelas, etc. Tenga un banco al cual recurrir cuando llegue el momento de componer.

Aprenda a estar solo.

Todo tiene su tiempo. Hay tiempo para estar con la familia, los amigos y hasta los hermanos de la iglesia. Pero si usted desea aplicar El principio del inventor aprenda a estar solo. Es en esos momentos que podrán entregarse a la tarea de crear. ¿Sabe? Muchos de los inventos de Edison fueron creados en equipo, pero surgieron en su mente cuando estuvo solo. Claro, uno puede acostumbrarse a inventar junto a un equipo, pero no es la generalidad. En la mayoría de los casos la gente creativa aprende que el aislamiento es vital para poder concentrarse en el trabajo.

Así como hay gente que le gusta estar siempre sola, hay los que les gusta estar rodeados de gente. Un compositor debe estar en el medio. Debe aprender a valorar tanto la soledad como la compañía. Para componer necesita estar solo, en su laboratorio, con su mente y su conciencia, ¡con Dios!, con lápiz y papel y si le es posible: con su instrumento musical. Pero el hecho de que para el compositor la soledad es de suma importancia eso no significa que debe aislarse de la sociedad. Sí, valore la soledad, pero también compartir con la gente hermosa que Dios le ha permitido conocer y rodear su vida.

No se canse de experimentar.

Como mencioné anteriormente Edison era un experimentador. Algunas veces tuvo que experimentar más veces que otras antes de dar por concluido un invento. Era habitual en Edison que un experimento lo llevase a otro. Por ejemplo, mientras trataba de perfeccionar el teléfono observó un hecho que se apresuró a escribir en su cuaderno de notas. Allí escribió: “Acabo de hacer un experimento con un diafragma que tiene una punta embotada apoyada sobre un papel de parafina que se mueve rápidamente. Las vibraciones de la voz humana quedan impresas limpiamente, y no hay duda alguna que podré recoger y reproducir automáticamente cualquier sonido audible cuando me ponga a trabajar en ello”. Cuando se hubo liberado de la invención del teléfono llegó el momento de ocuparse del asunto. Un cilindro, un diafragma, una aguja y otros útiles menores le bastaron para construir en menos de un año el fonógrafo, el más original de sus inventos. El cual era un aparato que reunía bajo un mismo principio la grabación y la reproducción sonora.

Lo mismo tiene que hacer usted para crear sus canciones. Una canción lo llevará a la creación de otra y otra más a escribir otras más. Pero para que eso suceda usted tiene que experimentar. La experimentación propicia la composición. Sin experimentación la inventiva se estanca. Hay que experimentar con frases y palabras, con distintos tipos de melodías y con diferentes armonías. Mientras busque ingredientes para su canción se topará con ideas para más canciones, como Edison con más inventos, y mientras siga experimentando descubrirá otras ideas más. Muy probablemente éstas no tengan nada que ver con su canción, pero sentirá que son buenas ideas. Cuando eso suceda no olvide tomar nota. Un experimento lo puede llevar a otro. Por lo tanto, espere a terminar su canción y para luego involucrarse a trabajar en esa idea que surgió mientras experimentaba con la anterior. Sí, valore la experimentación, invierta tiempo en ello, que nunca de los nunca´s será tiempo perdido.

Permítase equivocarse.

Como vimos en la vida de Edison, un inventor se equivoca. Para que usted dé con una buena canción tendrá que equivocarse. Como buen inventor de canciones sepa que todos nos equivocamos al componer. Por ejemplo:

-Creyendo que una melodía es la apropiada luego notamos que es débil.
-Creyendo que nunca olvidaremos una canción no las almacenamos y la perdemos.
-Creyendo que una la letra es profunda y luego vemos que realmente es superficial.
-Creyéndonos expertos en gramática la Real Academia Española se ruboriza por nuestras letras.
-Creyendo que hemos respetado la métrica notamos que los acentos están mal ubicados.
-Creyendo que hemos encontrado el acorde perfecto vemos que no calza con la melodía.
-Pensando que el título que escogimos es el apropiado luego notamos que no es así.
-Creyendo que nuestra canción inspirará a la gente nos enfrentamos a la realidad de que no les mueve ni un pelo.

¿Lo ve? Todos quienes componemos podemos equivocarnos. Por lo tanto, no le tenga miedo a los errores, permítase equivocarse. Que las equivocaciones no son equivocaciones sino pasos que nos acercarán a nuestro destino final: una canción.

Sea perseverante.

Si algo caracteriza a un inventor es que es perseverante. No se desanima ante los fracasos. En este sentido un invento de canciones debe perseverar en el oficio sin importar los infortunios. Hay quienes escriben canciones y al no ver que se cantan en el grupo de alabanza de su iglesia, dejan de componer. Otros prefieren enterrar el don debido a que tras intentarlo múltiples veces ningún ministerio o cantante de renombre escoge alguna de sus canciones para grabar. Sin embargo, un compositor no se cansa, persevera y sigue adelante.

Mire, si Edison se hubiera desanimado ante tanto fracaso no habría intentado la luz eléctrica y mucho menos, la bombilla. Pero él perseveró y cada hogar, oficina y edificio en el mundo es testimonio viviente de la perseverancia de este gran hombre. ¡Imagine el mundo sin energía eléctrica! ¡Sería un caos total! Nos fuéramos a acostar a las 6 de la tarde y andaríamos a oscuras en los caminos. Pero no, no andamos a oscuras y nos acostamos a la hora que queramos porque un hombre perseveró y dio su tiempo y su esfuerzo con tal de beneficiar a la humanidad. Del mismo modo, como inventor de canciones usted debe perseverar en su llamado. Ya que si lo hace alguna persona, casa u oficina, al igual que con el bombillo eléctrico, sus canciones podrán iluminar la vida de la gente.

Patente.

Si algo hacía Thomas Alva Edison luego de crear un invento era patentarlo. Él no inventaba algo y lo sacaba a la luz pública pensando que todos reconocerían que era suyo. No, él sabía que había gente mala que se podía apropiar de sus invenciones y adjudicarse la creación de ellos. Por eso patentaba. Porque de esta forma garantizaba que sus derechos de propiedad intelectual estaban asegurados. Bueno, un compositor también debe hacer lo mismo: debe registrar sus canciones en la oficina gubernamental destinada a la protección de los derechos de autor. No sé qué nombre tendrá en su país, pero si quiere poner en práctica El principio del inventor es imperativo que usted registre sus inventos. Es decir, sus canciones. Por favor, no publique ninguna canción sin antes haberla protegido. Lastimosamente hay gente por allí que andan buscando a quien robar una canción. Tenga cuidado, sea como Edison, patente todas y cada una de sus invenciones.

Continuará…

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Cómo formar doctrinalmente a cantantes y músicos

En la actualidad hay una gran necesidad de