Principios fundamentales de composición (Octava parte)

Principios fundamentales de composición (Octava parte)


No. 4. El principio del francotirador: antes de componer establezca un objetivo.

Si usted desea implementar apropiadamente el Principio del francotirador en su forma de componer, le brindo las siguientes recomendaciones:

Estudie su entorno.

Antes que un francotirador se ubique en un sitio para desenvolver su trabajo primero analiza su entorno. Él debe encontrar un sitio apropiado sobre el cual recostarse y prepararse para atacar. Es cuando lo ha hecho que pone su ojo en la mira para apuntar a sus posibles objetivos. Del mismo modo, si usted desea escribir canciones con propósito necesita ver qué está sucediendo alrededor. Está bien que escriba todo cuanto le plazca y que recurra a la composición como medio de expresión, pero hay ocasiones en que usted necesitará estudiar el contexto que lo rodea antes de escribir y apuntar hacia un objetivo específico.

A veces somos llamados a componer más allá de nuestros gustos y preferencias e inmiscuirnos en la creación de canciones que la gente necesita escuchar. No es que escribamos para agradarlos y mucho menos con el afán de vender y ganar dinero, sino que hay temas que no se están abordando la composición contemporánea y la gente necesita ser concientizada sobre ello. Por lo tanto, cuando se presenten esos casos, usted necesita conocer profundamente su entorno y entonces lanzarse a componer.

Defina un objetivo.

Usted no puede darle a todos los blancos al mismo tiempo. Un compositor es alguien que ha aprendido a ser específico, a encontrar un objetivo, abordarlo con firmeza y disparar con puntería. Por eso, cuando escriba una canción no hable de todo y de nada al mismo tiempo. Delimite el tema de su canción, que, aunque pueda mencionar múltiples elementos siempre habrá un hilo conductor que hablará al oyente de una misma cosa. Si consigue hacer esto, quienes escuchen su canción comprenderán el mensaje que quiso dar. Eso les dará claridad a sus mentes y los impulsará a tomar decisiones a favor de lo que han percibido por medio de su canción.

Apunte al corazón.

¿Recuerda la película “El patriota”? En los primeros minutos de la película donde los ingleses mataron a uno de sus hijos y llevaran cautivo al mayor, Benjamin Martin se lanza a perseguir junto con sus dos menores la caravana que llevaba prisionero a su hijo mayor. Antes de atacarla, cuando Martin ha entregado rifles a sus pequeños les pregunta: “¿A dónde les he enseñado que deben apuntar?” Ellos responden: “¡Al corazón, papá!”

Así es, si usted desea ser un francotirador efectivo, debe apuntar al pecho. Sus canciones deben tocar el corazón de las personas. No solo sus mentes y no solo sus emociones, debe impactar ambos. Es decir, llegarles al corazón. ¿Cómo se consigue eso? Escogiendo las mejores municiones para su disparo.

Meta en el casquillo de la bala una melodía pegajosa, un ritmo atractivo, un mensaje contundente mezclado con ingeniosidad de rimas y palabras, frótelo con oración y verá que su canción surtirá efecto. Recuerde, su misión es impactar el corazón de la gente. Estimularlos a creer que el camino del bien es mejor que el del mal, que hay esperanza en esta vida y un propósito superior esperándolos al final del día.

No dispare salvas.

Cuando hablamos de componer no estamos hablando de un juego. Escribir una canción no es algo liviano, es algo serio. Por eso, cuando entienda que usted es un francotirador apostado en el terreno de la vida, cargue su rifle con canciones de verdad, no de mentira. Con balas de a de veras, no salvas. Por favor, no escriba canciones con el propósito de entretener, hay razones más poderosas que esa para crear. Dios le ha permitido desarrollar este don con el fin de ir más allá que simplemente divertir a las masas o hacerlas pasar un buen rato, que aunque eso no está mal y es legítimo hacerlo, sus canciones pueden hacer algo más y propiciar un cambio positivo, ¿y por qué no decirlo?, propiciar un cambio eterno.

Siga disparando.

Cuando haya escrito y mostrado a otros su canción, es decir: disparado, no guarde su rifle, siga preparando nuevos cartuchos que su labor como francotirador continúa. Siga buscando nuevos objetivos. Muchos, cuando han escrito una canción, se detienen de escribir. Piensan que esto de componer es un hobbie y que es ocasional. Ahora, si alguien lo quiere ver así está bien, pero más que diversión, la composición es un llamado en el que usted debeintroducirse más frecuentemente y aumentar sus posibilidades de impactar positivamente a las personas.

Mire, la película “Enemigo a las puertas” está basada en la labor clave que Zaitsev Vassili desenvolvió en la batalla final de Stalingrado. Se cree que al final de su carrera como francotirador su cuenta de efectividad rondó por los 400 muertos (dentro de estos muchos oficiales y suboficiales alemanes). Una de las más altas de la Unión Soviética. Fue entonces que en 1971 se publicó su biografía “Notes of a Sniper” que fue la base de la película de la que hablé al inicio.

¿Por qué hago mención de esto? Porque aunque su labor como compositor es similar a la de un francotirador, con la diferencia de que sus disparos (canciones) en lugar de causar muerte causan vida, este francotirador ruso no se detuvo cuando acertó una o dos veces. El continuó su labor hasta que terminó la guerra. Por lo tanto, no se detenga de componer, que su trabajo es importante y lo será aún más si lo desarrolla de por vida.

Continuará…

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Cómo formar doctrinalmente a cantantes y músicos

En la actualidad hay una gran necesidad de