Infeliz cumpleaños…

Infeliz cumpleaños…

- en Testimonios de composición
3144
24


Infeliz cumpleañosLa tristeza como recurso de composición.

¿Ha escuchado usted la canción: “Infeliiiz cumpleaaaños a tiii, infeliiiz cumpleaaaños a tiii”? ¿No la oído? ¡No, no puede ser! ¿Por qué yo sí? ¿Ah? Ya sé, es que esa fue la canción que escuché durante mi último cumpleaños. ¡Ay mis hermanos! Tengo cada anécdota de cumpleaños que contar que en esta ocasión me he tomado la libertad de escribir una entrada a través de la cual quiero enseñarle cómo utilizar la tristeza como recurso de composición. “¿La tristeza?” Sí, la tristeza. Sé que la alegría es el sentimiento más asociado a la composición de canciones cristianas, pero sino lo sabía, la tristeza puede tornarse en canciones que den gloria a Dios.

Mi única tristeza de día de cumpleaños es que nadie se acuerde de cuándo cumplo años jeje. Claro, por lo general mi familia sí lo hace. Pero me refiero a otras personas que para mi son importantes y que no se acuerdan.

Comencé a notar este fenómeno desde hace algunos años, nadie se acordaba de felicitarme. Al final de un triste día de esos, pensé: “Qué pena, quizá estoy cosechando algo que yo mismo he sembrado”. Inmediatamente tomé una decisión: “¡Ya sé! ¡Lo que voy a hacer de ahora en adelante es sembrar en los demás y entonces en mi próximo cumpleaños todos se acordarán!”

Los siguientes meses los dediqué a mostrar más interés en mis amigos. Les llamé cada dos o tres semanas para saludarlos, los visité por lo menos una vez al mes sin que ellos lo esperaran. ¡Hasta los invitaba a comer más a menudo!

¿Qué pasó en mi siguiente cumpleaños? ¡Nadie se acordó!

Lección: de nada sirve llamar a los amigos, visitar a los amigos e inclusive… invitar a comer a los amigos… ¡Si no les dices la fecha de tu cumpleaños! ¿Ok? Jeje.

Algo así me pasó el año pasado. Andaba de viaje de negocios en Tegucigalpa, Honduras, donde yo sabía que la fecha de mi cumpleaños caería durante esos días. Unos amigos que me aprecian mucho me rogaron que me hospedara con ellos así que acepté. A las 5:30 de la mañana (del día de mi cumpleaños) oí unas voces cantando dulcemente tras mi puerta: “Feliz, feliz cumpleaños deseamos para ti, que Dios Omnipotente te pueda bendecir. Feliz, feliz cumpleaños, que Dios en su bondad te dé muy larga vida, salud, felicidad”. En ese momento y debajo de la sábana pensé: “¿Quién les habrá dicho que hoy es mi cumpleaños?” En ese momento, ¡otra canción!: “Cumpleaños feliz, cumpleaños feliz, cumpleaños, cumpleaños, ¡cumpleaños feliz!” Y para terminar: “Ya queremos pastel, ya queremos pastel, aunque sea un pedacito pero queremos pastel”. Cuando dejaron de cantar todos gritaron: “¡¡¡Feliz cumpleaños Oswaldito!!!”

Así se llama uno de los hijos de mis amigos que me hospedaron. Cumple años el mismo día que yo.

Lo triste pasó el mes pasado que cumplí 34. Una vez más nadie me felicitó el propio día con excepción de mi mamá, Aly (mi amiga de México) y MariLaura (mi amiga de Uruguay). De allí… Nadie.

Francamente esta vez sí me sentí triste. Todos los años anteriores no, pero esta vez sí. Pero más que triste… Solo. Bien raro, nunca me había pasado eso.

“¡Ay, hermano Noel!” dirá alguien, “¿Pero no ha oído ese corito que dice: “No puede estar triste el corazón que tiene a Cristo”? Bueno, sí lo he oído. ¡Pero no me gusta el corito! Porque lo que dice no es cierto. Sí puede estar triste un corazón que tiene a Cristo y sí puede estar triste un corazón que tiene a Dios. Una lectura superficial de la Biblia podría testificar de ello. Es más, bastaría con leer el episodio en Getsemaní para ver al mismo Cristo triste.

En fin, por A o B motivo, ese día que cumplí 34 no pude dormirme temprano, así que me acosté casi de madrugada. Cuando cerré los ojos una melodía brotó de mi corazón. Misteriosamente la primera idea me susurró sobre qué versaría la letra. Continué estructurando otras ideas con mi imaginación y cuando me sentí seguro salté de la cama, prendí la luz y me senté a escribir a la par de mi teléfono celular que me ayudó a grabar todas las ideas melódicas. Esta fue la canción que escribí:

¿Sabías tú? 
Noel Navas

¿Sabías tú que el amor
es mucho más que una emoción?
¿Sabías tú que hay placer
aunque no sientas nada en tu ser?
¿La vida es mucho más que sentimientos? Dímelo.
¿Más emocionante que la emoción?

Coro:
/Dios, enséñame a vivir una vida de fe
no de sentimientos.
Que aunque sentir está bien
Lo que importa es en verdad creer
que tú estás adentro.
Tú estás aquí dentro,
tú estás aquí dentro/

¿Sabías tú que la verdad
es la verdad aunque no estés de acuerdo?
¿Sabías tú que perdonar
es decisión, no un sentimiento?
¿La vida es mucho más que emociones? Dímelo.
¿Que emociona al que no busca la emoción?
(1)

¿Por qué he compartido con usted todo esto y de paso, una canción? Bueno, porque me sirve de antesala para decirle que un compositor cristiano puede escribir canciones a partir de cualquier estado de ánimo en el que se encuentre. Algunos cristianos piensan que los únicos estados válidos para componer son la alegría, el regocijo y la celebración. Es decir, aparte del entusiasmo, no hay otro.

Pensar de ese modo no está bien. Ya que aparte de reflejar una mala compresión de la vida cristiana, no es realista. Como dije antes: una revisión superficial de la Biblia demostraría que los justos experimentan dolor, tristeza y sufrimiento. Es más, una lectura superficial de algunos Salmos derribaría esa manera de pensar.

Solo vea conmigo los siguientes dos casos:

El Salmo 3. El mejor compositor de todos los tiempos comienza su canción así: “¡Oh, Jehová, cuánto se han multiplicado mis adversarios! Muchos son los que se levantan contra mí. Muchos son los que dicen de mí: No hay para él salvación en Dios”. ¿Leyó bien? ¡Es una canción triste señores! Una canción que refleja el estado de ánimo de alguien atrapado, solitario y abandonado. Pero… ¿Finaliza allí el Salmo? No, inmediatamente dice: “Más tú Jehová eres escudo alrededor de mí; mi gloria y el que levanta mi cabeza”. Es decir, la experiencia triste del salmista, sí, fue triste, pero también de victoria. Él no se quedó apesadumbrado y abatido. No, él avanzó y escribió una canción de fe y esperanza.

Otro ejemplo.

El Salmo 73. Asaf, otro compositor de peso del libro de los Salmos escribió: “En cuanto a mí, casi se deslizaron mis pies; por poco resbalaron mis pasos. Porque tuve envidia de los arrogantes, viendo la prosperidad de los impíos…” Al parecer Asaf comenzó a comparar su estado económico con el de aquellos que no obedecían al Señor. ¿Conclusión? “¡A ellos les va mejor que a mí que soy obediente a Dios!”. Su canción sigue diciendo: “He aquí estos impíos, sin ser turbados del mundo, alcanzaron riquezas. Verdaderamente en vano he limpiado mi corazón y lavado mis manos en inocencia”. Pero eso no fue todo, el estado anímico de Asaf empeoró al punto de decir: “Se llenó de amargura mi alma, y en mi corazón sentía punzadas”. ¡Asaf estaba grave señores!

Sin embargo, este genial compositor que conocía la Palabra de Dios redireccionó su actitud y lo plasmó en la letra de su canción al decir: “Tan torpe era yo, que no entendía. Me tomaste de la mano derecha, me has guiado según tu consejo. ¿A quién tengo yo en los cielos sino a ti? Y fuera de ti nada deseo en la Tierra. Mi carne y mi corazón desfallecen; mas la roca de mi corazón y mi porción es Dios para siempre”.

¿Lo ve? Un compositor puede escribir canciones a pesar de que su estado anímico se encuentre atormentado por la tristeza. Eso le pasó a David y a Asaf, eso me pasó a mí. Claro, en mucho menor medida que a ellos, pero igual me pasó.

Lo grandioso de componer a partir de la tristeza es que cuando otros escuchan su canción se identifican con ella. ¿Por qué? Porque todos en algún momento experimentamos tristezas. ¡Hasta los cristianos! Pero más allá de la identificación, que es una característica de las grandes canciones, una canción escrita a partir de la tristeza provee una perfecta oportunidad para brindar una reflexión de consuelo y de esperanza a quienes la escuchen.

Hace poco alguien me preguntó en la sesión final de preguntas y respuestas de uno de mis Talleres: “¿Es correcto escribir canciones partiendo de experiencias tristes?” Yo le dije que sí. Ella reformuló su pregunta y dijo: “Entonces, ¿cómo se hace para que quienes escuchen una canción de ese tipo no se sientan tristes?” Muy buena pregunta eh.

Le respondí varias cosas incluyendo los ejemplos de David en el Salmo 3 y de Asaf en el Salmo 73, pero principalmente me aseguré de explicarle que la forma en que una canción basada en una experiencia triste no cause tristeza es brindar consuelo y esperanza. Sí, esa es la palabra clave en todo esto. La canción cristiana en alguna de sus partes debe brindar una repuesta, una salida… Luz al final del túnel.

Esa es una de las grandes diferencias entre la música cristiana y la secular (si es que existe tal cosa), que la canción cristiana brinda consuelo y esperanza.

El Salmo 3 lo hace al decir: “Más tú Jehová eres mi escudo…”
El Salmo 73 al decir: “¿A quién tengo en los cielos sino a ti?…”
Y la mía al decir: “Tú estás conmigo, tú estás conmigo…”

 Noel Navas.

Notas:

(1) Todos los Derechos Reservados, El Salvador, Centroamérica.

24 Comentarios

  1. Hermosa la canción amigo mio..
    sin duda alguna podemos aprovechar
    cualquier situación para componer.
    Pero io si te feliciteeeee jiijjiji

  2. ALY: Así es, cualquier situación, experiencia u ocasión. Tantos las agradables y las no tan agradables.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  3. Mi Hermano Noel!! x aqui comentandole lo genial de esta entrada, es cierto q en kda situacion podemos sacar una buena cancion, y lo buena viene de q hay personas atravesando lo mismo q nosotros y nuestras letras puedn influir positivamente en ellas.. Mil Graxias y Bendiciones!

  4. JONMAN: La identificación consiste en eso, que otros puedan escucharla y saber de qué estamos hablando porque todos experimentamos lo mismo. El punto es aprovechar esa especie de conexión empática para brindar un mensaje de esperanza.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  5. Yo también lo felicité… y les quiero agregar, que le invité a comer… pero no me contestó porque pensó que sus «amigos» lo iban a invitar a comer.

    !!! NO LO HICIERON ¡¡¡ Y yo me quedé sin que fueramos a comer… en su próximo cumple años, me vale, nos vamos a comer aunque lo haya invitado ya Obama… jajajaja.

    Y la canción está excelente Noel… ¿cuándo el disco?

    Bendiciones.

  6. JUAN: Jajajá!! Sí, es cierto, me felicitaste ¡¡pero a través de un mensajito de texto!! Yo me refería a felicitaciones personales o telefónicas. Pero sí, tenés razón, se me escapó incluirte.

    Ahora, sobre la invitada a comer que hablás…. Jamas esperé que mis amigos me invitaran, sino que cuando me lo preguntaste en el msj de texto pensé que te referías a ir a comer con la familia y no a que vos me estabas invitando personalmente. Acordáte que ya te había explicado eso.

    Si el otro año me invitás y ando cenando con Obama… ¡¡Pues nos llevamos a Obama a comer Pupusas!! ¿Ok? Jeje.

    ¿El disco? ¡¡Ya casi, casi!!

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

    Pd. Lo de Obama es broma… A mi no me agradan mucho sus convicciones. Es la verdad, jeje.

  7. Considero que al momento de componer se refleja mucho el sentimiento en lo que se compone, pero creo que es sumamente importante que Dios se glorifique en nuestras canciones en cualquier momento de nuestra vida, que él sea el motivo de nuestra canción.
    Excelente artículo.

    Pd.: ¿Cuándo es tu fecha de cumpleaños? Tenés que darla, viejo, jeje. 😉

  8. ¿Cuándo cumples años Noel?

  9. GILBERTO Y JAVIER: Mi cumpleaños es el 3 de Octubre. ¡Más les vale que se acuerden el otro año! Jeje.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  10. Hola Noel. Felicitaciones por tu esfuerzo en este tema que nos apasiona: La Canción.

    En alguna parte he dicho que el compositor debe decidir el «tono» su canción. No me referia entonces al tono musical, sino al lo que podemos llamar el tono emotivo de su mensaje: romántico, triste, jocoso, agresivo, festivo, de
    denuncia, etc. Componer desde la plataforma emotiva de la tristeza o incluso de una depresion es una cosa (eso es perfectamente posible y ocurre con muchisima frecuencia, mas de la que muchos se imaginan) pero componer canciones para deprimir o depresivas, para llevar al ayente a la tristeza o a la depresion o es otra muy distinta y absurda, que niega la justificación existencial poética o de belleza en el mensaje de una canción.

    En ánimo de aportar al tema fundamental, aprovecho aquí para algunas reflexiones personales:

    Recuerdo que cuando por primera vez me dispuse a escribir sobre este asunto de hacer canciones, lo primero que hice fue buscara en el Diccionario de la Real Academia de la lengua Española el significado de la palabra canción. Allí me encontré con los siguientes significados o acepciones:

    CANCION:
    (Del lat. cantĭo, -ōnis).
    1. f. Composición en verso, que se canta, o hecha a propósito para que se pueda poner en música.
    2. f. Música con que se canta esta composición.
    3. f. Composición lírica a la manera italiana, dividida casi siempre en estancias largas, todas de igual número de versos endecasílabos y heptasílabos, menos la última, que es más breve.
    4. f. Antigua composición poética, que podía corresponder a distintos géneros, tonos y formas, muchas con todos los caracteres de la oda.
    5. f. Cosa dicha con repetición insistente o pesada. Venir, volver con la misma canción. Ya estás con esa canción.
    6. f. Noticia o pretexto sin fundamento. U. m. en pl. No me vengas con canciones.

    La verdad es que para entonces aquel listado se me antojó un tanto complicado y, después de darle y darle vueltas al asunto, me pareció que se me hacía muy difícil desarrollar el concepto personal que yo tenía de lo que era o debía ser una canción partiendo de los significados o acepciones expuestos por el diccionario.

    Por eso opté por el camino de aventurarme con una definición propia o personal para poder desarrollar el tema en el contexto de la premisa que quería plantear, la de que todos podemos escribir buenas canciones, que se trataba de un arte-ciencia que todos podemos aprender.

    De hecho, así titulé mi primer manual: “El Arte Ciencia de Hacer Canciones”. Titulo al que seguía la siguiente afirmación: “Todos podemos escribir buenas canciones, se trata de un arte-ciencia que todos podemos aprender”.

    Mi definición personal:

    Mi definición para el concepto de canción fue: Una breve narración poética compuesta para ser cantada.

    De esa definición se derivaban lo que denominé “Las fórmulas mágicas”, las que se desarrollaron brevemente en el Capítulo Primero de “El Arte Ciencia de Hacer Canciones”, que vió la luz por primera vez en el año 1998.

    Unidad – Brevedad – Narrativa – Poesía – Composición – Canto.

    Desde entonces mi contacto con muchos compositores noveles y profesionales (algunos hasta super profesionales y famosos), a lo que se suman los casi 12,000 «estudiantes» de mi curso gratis (que me abarrotan el correo, pero que tambien me enseñan y divierten mucho, aunque afortunadamente no escriben todos simpre , ni a la vez) ha sido abundante y de mucho crecimiento personal, profesional y espiritual para mí, por la que siempre doy gracias a Dios por tan grande bendición. Compartir con ellos ha sido y es siempre una experiencia de mutuo aprendizaje enriquecedor, donde entiendo que el que más aprende y se beneficia soy yo.

    El punto es que hoy sigo pensando que esos puntos son claves en la creación de una buena canción.

    Unidad – Brevedad – Narrativa – Poesía – Composición – Canto.

    Será porque pienso en la canción como un género literario-musical autónomo, y no como la suma de letra + melodía + armonía. Aunque como bien señalas, esos elementos vienen a ser las vías en la autopista hacia la creación de una canción, o los elementos indispensables para su elaboración.

    Pero una canción no es la simple suma o conjunción de sus elementos constitutivos (letra, melodía y armonía), sino algo nuevo como resultado único, recreado, indivisible. Algo así como lo que nos explica la palabra de Dios sobre la creación del hombre “Y fue el hombre un alma viviente”, o sea, un ser nuevo y trinitario, hecho a imagen y semejanza de su creador, y no la simple suma o combinación de sus atributos de espíritu, alma y cuerpo.

    Un hombre es un hombre, no un espíritu encarnado; ni un alma dotada de espíritu y cuerpo; ni tampoco un cuerpo dotado de espíritu y alma; un hombre es un hombre. Y en el inventario de la creación… ¡la canción más perfecta de Dios!

    Bueno… De repente se me pasa o me pesa la mano cuando entro en estas ociosas elucubraciones, y no faltará alguno al que le puedan parecer inadecuadasn y hasta impertinentes, así que desde ya pido disculpas de antemano por el entusiasmo de este jurásico estudiante con pretensiones de hacedor canciones. Dios les bendiga a todos. Amén.

    PABLO AZAEL. Panamá.
    El Arte Ciencia de Hacer Canciones.

  11. HNO. PABLO: Gran comentario mi hermano, gracias por compartirlo. A mi en lo personal no me parecen impertinentes. ¡Me parecen oportunas! Se las agradezco de verdad pues para mi es un honor que alguien con su experiencia valore mi pequeño esfuerzo y hasta se tome el tiempo de comentar.

    Gracias de mi corazón.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  12. Excelente articulo Noel. Me tuve que reír a imaginarme tu escuchando las personas cantar y al final saber que no era a ti. Se que no te reistes cuando pasaste por eso, pero aquí te enviamos felicitaciones en tu cumpleaño, tarde pero seguro.

    FELICIDADES NOEL.

    PS: Si nos dice el día y el mes de tu cumpleaño lo pondremos en nuestra agenda de recordatorio 😉

    Bendiciones,
    Pedro

  13. PEDRO: Jajajá, la verdad sí me reí, jajajá. ¡Lástima que no era para mí! Graciasp por las felicitaciones tardías mi bro!

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  14. yo igual me sentí triste uno de estos cumpleaños por eso…y vos no me felicitaste!! son bromas! uno cree que los amigos se acuerdan siempre y asi es…siempre me acuerdo de mi gran amigo noel navas, pero no me acuerdo del dia de su cumpleaños; el proximo año todos te daremos una sorpresa de seguro….no nos volveremos a acordar..ja,ja son bromas

    Acabo de enamorarme de este blog. Ojala! pueda leerlo lo mas pronto posible porque hoy solo pude leer este articulo que de verdad me toca las emociones…De verdad que se puede hacer una alabanza partiendo de un sentimiento triste es muy cierto noel..me das una herramienta mas para componer. si vuelvo a sentirme triste aprovechare eso para pensar en Dios orar superarlo y dejar como fruto una cancion de esperanza o adoracion.

    Excelente!!

  15. SERGIO: Mano, jeje, gracias por las felicitaciones… ¡feliz cumpleaños tardío mano! Jeje. Graciar por enamorarte del blog, ¡ojala muchos más lo hicieran!

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  16. Wow………..que letra mas profunda y sincera, men te felicito de verdad que es otro nivel en compocision que Dios te bendiga y cumpla todos tus sueños y anhelos.
    Ayer te pregunte que para cuando el cd, espero que sea lo mas pronto posible porque tus canciones bendicen a muchas personas y sobre todo exaltan a Dios.

  17. TIMOTEO: Gracias por tus palabras. Sobre mi disco: ¡Pronto, pronto mi bro! Lo que pasa es que se han presentado una de atrasos que hasta pena me da cuando me preguntan: «¿Cuándo…?» Jeje. Pero ya casi.

    Dios te bendiga!

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  18. Wow, no pude leer todo el articulo, pero despues de lo que hablamos que nesecitaba escuchar esta cancion! Wow y Super Wow increible cancion. Mis respetos… Soy musico profesional y Pastor de Alabanza en EU y dejenme decirles que Noel es una eminencia en este, tema mis respetos…!

  19. ELÍ: Gracias por su comentario en extremo generoso, gracias de verdad. Un honor para mí leer sus palabras.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  20. ADONYS: A ver cuándo escucho la canción completita, no? Me parece interesante la letra mano. Gracias por comentar!

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  21. heyyyyy q ondassssssss!!! huyy Noel Creo q la regue pero Fue Sin Querer Queriendo,,,, nombe vos mira anquesella! un mes y algo despues
    pero feliz cumpleaños!!!! ya estas Viejito jaja Ya vamos Aver q tengo un regalo pa vos.. y como esta es una pajina de componer te compuse una cancion Uu! Uu!

    hoy me levante sin despertar,
    hoy me aventure en mi cantar
    decidi cantar una nueva cancion
    una cancion que solo es para vos

    la ventura de vivir se unio ami latir
    la melodia es ta nueva cancion
    me salpico el corazon

    //la aventura, la aventura la Aventura de mi cancion//

    FElicidades Viejo y Gracias por dejarte usar por el señor=)

  22. KEVIN: Jajajá! Gracias por las felicitaciones, interesante tu letra, jajajá!

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  23. wow si esa es una super verdad amigo!Felicidades por la cancion y por tu super cumple de este año!!

  24. wow..en serio, sabes…años pasados mis amigos se venian a dar kuenta de mi cumpleaños hasta dias despues…y yo me acordaba de ellos…me sentia triste, pero este año no se, fue diferente…ahhh ya veras,de pronto te darán una sorpresita, jajaja si te conociera de persona aunke sea un dulce te diera, Dios le bendiga y siga siemdo de bendicion para nosotros!!!

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Cómo formar doctrinalmente a cantantes y músicos

En la actualidad hay una gran necesidad de